Trump: “No lo abriremos todo a la vez, sino un cuidadoso paso tras otro”

April 16, 2020 - por

Trump: “No lo abriremos todo a la vez, sino un cuidadoso paso tras otro”

El presidente de EE.UU., Donald Trump, durante la rueda de prensa de este jueves.

_______________________________________________________________________

En definitiva, la Casa Blanca divulgó una serie de indicaciones para reactivar la economía en tres fases, pero en última instancia serán los estados los que decidan qué hacer y cuándo hacerlo.

________________________________________________________________________________________

El presidente Donald Trump anunció este jueves las pautas a seguir para que Estados Unidos puede volver a la vida cotidiana tras semanas de confinamiento por la pandemia de coronavirus.

“EE.UU. quiere abrir y los estadounidenses quieren abrir. Un cierre nacional no es una solución duradera”, dijo el mandatario en su intervención diaria en la Casa Blanca.

Trump explicó que es una medida necesaria para “garantizar alimentos”, en un momento en que diversos estados han alertado de que las restricciones podrían ahogar las cadenas de suministro.

“Esta es una vasta operación logística militar (…), creo que hemos avanzado mucho y vamos a estar en buena forma muy pronto”, dijo esperanzado el el presidente.

Trump dijo que en EE.UU. se han reportado más de 120.000 exámenes de detección del virus. Según datos de la universidad Johns Hopkins, a fecha del jueves, el país ha reportado 658.263 casos confirmados y se han registrado 32.186 muertes.

“Nuestra estrategia —detalló—incluye tres fases para restaurar nuestra vida económica. No lo abriremos todo a la vez, sino un cuidadoso paso tras otro”.

El presidente agregó que “ahora” que el país ha superado “el pico” de contagios, se pueden dar “pasos nuevos”. “Los mayores y la población más vulnerable seguirán en observación durante todo este proceso”, aseguró, luego de llamar a la gente a continuar con las precauciones.

El presidente sostuvo que las medidas de reapertura “se basarán en la ciencia” y recalcó que el Gobierno estará especialmente atento para “evitar la entrada del virus desde el extranjero”.

“Mi administración divulgará estas nuevas directrices federales que permitirán a los gobernadores realizar un acercamiento decidido y por fases para reabrir sus estados”, concedió el presidente, quien a comienzos de semana aseguró tener “una autoridad total” para decidir cuándo suspender las restricciones.

El presidente Donald Trump tiene previsto realizar una llamada con los gobernadores del país el jueves para hablar sobre la posible reapertura de los estados cuyas economías han sido cerradas por la pandemia.

SEE ALSO:

Trump impulsa reapertura mientras millones en EE.UU. buscan ayuda por desempleo

“La reapertura del país será de manera gradual, estamos trabajando con gente maravillosa con los gobernadores (…), todos están trabajando mancomunadamente y con contadas excepciones, la relación ha sido fabulosa”, concluyó Trump.

Al ser preguntado por la apertura en aquellos estados de muy baja incidencia del virus, recalcó: “Será una decisión de los gobernadores”.

“Vamos a trabajar con ellos, les vamos a ayudar, pero va a depender de los gobernadores (…). Yo lo llamo un rompecabezas precioso; con cincuenta piezas, todas ellas muy diferentes, es un mosaico, pero cuando se completa va a ofrecer una imagen muy bonita”, auguró.

Tres fases para reabrir el país

La doctora Deborah Birx, del equipo designado por la Casa Blanca para gestionar la pandemia, mostró gráficas sobre el índice de infección en el país.

“Estableceremos puntos de vigilancia para detectar individuos asintomáticos en las comunidades”, para poder hacer pruebas de contactos en colaboración con los CDC dijo Birx.

“Queremos que todos los estados tengan un plan para atender a los trabajadores de lugares críticos”, dijo la experta, al tiempo que siguió recordando la importancia del distanciamiento social.

Birx explicó las tres fases:

Fase 1: Comienza con los individuos más vulnerables, mantener distancia de unos dos metros y ceñirse al teletrabajo mientras sea posible.

Evitar visitas a centros de ancianos y respetar siempre la distancia social.

En los estados en los que ya estén cerradas, seguirán clausuradas las escuelas. Se abrirán los gimnasios, pero solo si se respetan las distancias establecidas.

Fase 2: Los individuos de más riesgo deben mantener la distancia física; deben velar porque que las reuniones sean de no más de 50 personas y se mantiene el teletrabajo según las necesidades de cada lugar.

Fase 3: Los individuos vulnerables pueden reanudar las interacciones públicas, pero deben practicar el distanciamiento físico, minimizando la exposición a entornos sociales donde el distanciamiento puede no ser práctico, a menos que se observen medidas de precaución.

Las poblaciones de bajo riesgo deben considerar minimizar el tiempo que se pasa en entornos con mucha gente..

Una nueva normalidad

El doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de EE.UU., apuntó: “tenemos confianza en que, más tarde o más temprano, llegaremos –esperemos que cuanto antes– al punto en que podamos recuperar alguna forma de normalidad de forma segura”.

“Sin importar en qué fase se esté, hay algunas cosas fundamentales que no serán como en septiembre o en octubre. Lo puedes llamar una «nueva normalidad», o como quieras”, agregó.

En este sentido, el propio Trump contradijo a su experto y descartó ese concepto de “nueva normalidad”.

“No va a haber una nueva normalidad en la que alguien con un restaurante con 158 asientos ahora deba tener 30. Volverá a tener 158 asientos y eso va a ocurrir relativamente rápido”.