Trump: “Nosotros ya ganamos”, y cuando Biden afirma que falta contar los votos por correo, truena: “Esto es un fraude”. Amenaza con ir a la Corte Suprema

November 4, 2020 - por

Trump: “Nosotros ya ganamos”, y cuando Biden afirma que falta contar los votos por correo, truena: “Esto es un fraude”. Amenaza con ir a la Corte Suprema

Biden y Trump se disputan codo a codo la Presidencia de Estados Unidos. Fotos: AP.

En una de las jornadas más copiosas en los últimos 100 años en Estados Unidos, ese país, considerado aún el más poderoso del mundo, aún no sabe quién será su Presidente en enero de 2021.

Aunque las tendencias –con aún resultados por cerrar en varios estados– dan la victoria al actual Presidente Donald Trump, el voto anticipado por correo puede marcar la diferencia.

Como nunca antes, los estadounidenses han votado con anticipación debido a la pandemia derivada de la COVID-19. También, grupos minoritarios, como latinos y afroamericanos, se volcaron en las urnas con anticipación.

Este recuento final podría hacer la gran diferencia en esta disputada elección, un encuentro inédito en ese país, protagonizado por el republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden.

Millones de estadounidenses salieron a votar. Foto: AP.

El voto por correo y anticipado fue desestimado múltiples veces por el presidente Trump, al considerar que no era seguro y se prestaba para el fraude.

Aún es demasiado pronto para declarar un ganador en los estados más disputados del mapa, como Carolina del Norte, Georgia y Pensilvania. Ambos candidatos obtuvieron triunfos predecibles. Trump se quedó con estados como Kansas y Dakota del Norte, mientras que el botín de Biden incluye Colorado y Virginia, que solían no tener una clara preferencia política pero se ha convertido en bastiones demócratas.

Los resultados preliminares en varios estados reñidos llegaban en grandes números mientras las autoridades electorales procesan una cifra históricamente elevada de votos por correo. Por lo general, los demócratas tienen una mayor participación en votaciones por correo que los republicanos, mientras que el Partido Republicano aspira a compensar el margen con la participación presencial el martes. Eso significa que los márgenes prematuros entre candidatos podrían estar influenciados por el tipo de votación —anticipada o presencial— que reportan los estados.

Alrededor de las 1:22 horas de este miércoles, el Presidente Trump acusó que se podría cometer un fraude en contra de los estadounidenses, ya que los conteos se habían detenidos. Incluso, tronó cuando Biden recalcó que falta contarlos votos por correo.

“Esto es un fraude contra los ciudadanos estadounidenses, ganamos la elección” aseguró en un mensaje en la Casa Blanca.

Trump añadió que irán a la Suprema Corte de Justicia para consolidar su triunfo. “Y vamos a ir a la Suprema Corte de Justicia para ganar esto”, adelantó. “Nosotros ya ganamos por lo que a mi concierne”, expuso el Presidente.

Hasta la 1:30 de la mañana, hora de México, Trump acumulaba 213 delegados en el Colegio Electoral por 224, aún con los números pendientes de Arizona, Michigan, Wisconsin y Pensilvania, como estados claves.

Por estados, Trump venció en: Alabama (9), Arkansas (6), Carolina del Sur (9), Dakota del Norte (3), Dakota del Sur (3), Florida (29), Kansas (6), Kentucky (8), Idaho (4), Indiana (11), Iowa (6) Luisiana (8), Misisipi (6), Misuri (10), Montana (3), Nebraska-estado (2), Nebraska-distrito 1 (1), Nebraska-distrito 3 (1), Ohio (18), Oklahoma (7), Tennessee (11), Texas (38), Utah (6), Virginia Occidental (5) y Wyoming (3).

Mientras Biden ganó en: California (55), Colorado (9), Connecticut (7), Delaware (3), Distrito de Columbia (3), Hawai (4), Illinois (20), Maryland (10), Massachusetts (11), Minesota (10), Nebraska-distrito 2 (1), Nueva Jersey (14), Nueva York (29), Nuevo Hampshire (4), Nuevo México (5), Oregón (7), Rhode Island (4), Vermont (3), Virginia (13) y Washington (12).

El Colegio Electoral es un órgano integrado por 538 delegados que eligen los estados en función de su población. El candidato ganador en cada estado, aunque sea por un solo voto, se lleva todos sus compromisarios con la excepción de Nebraska y Maine. El aspirante que llega a 270 gana las elecciones.

También está en juego el control del Senado: los demócratas necesitaban sumar tres escaños en caso de que Biden gane los comicios para tener poder absoluto en Washington por primera vez en una década. Se prevé que la Cámara de Representantes conserve la mayoría demócrata.

LOS POSICIONAMIENTOS

Los resultados de esta noche, agregó, han sido “fenomenales”. Los ciudadanos de este país han votado como nunca y estados que no esperábamos ganar los hemos ganado, afirmó.

“Texas ha votado como nunca”, presumió, y Georgia y Carolina del Norte también. “No hay forma que nos puedan alcanzar”, expuso el Presidente desde la Casa Blanca.

“Es muy poco probable que nos alcancen”, expuso. En Arizona, estamos ganando, en Pensilvania estamos ganando por un número “tremendo” de votos, presumió.
También estamos ganando Michigan, “¡Wow, es demasiado!”.

El Gobernador de Texas me dijo que estamos ganando y que nunca ha visto nada como esto, añadió.

Pero de pronto, “¿qué le pasó a la elección?”. Lo predije y dije que nos llevarán a los tribunales.

“Esto es un fraude contra los ciudadanos estadounidenses”, ganamos la elección.

“Y vamos a ir a la Suprema Corte de Justicia para ganar esto”, adelantó. “Nosotros ya ganamos por lo que a mi concierne”, expuso el Presidente.

Una hora más tarde, a las 1:22 horas de este miércoles, el Presidente Trump dijo, lo que a su juicio, “es la conferencia más tardía que ha dado en su vida.

Los resultados de esta noche, agregó, han sido “fenomenales”. Los ciudadanos de este país han votado como nunca y estados que no esperábamos ganar los hemos ganado, afirmó.

“Texas ha votado como nunca”, presumió, y Georgia y Carolina del Norte también. “No hay forma que nos puedan alcanzar”, expuso el Presidente desde la Casa Blanca.

“Es muy poco probable que nos alcancen”, expuso. En Arizona, estamos ganando, en Pensilvania estamos ganando por un número “tremendo” de votos, presumió.
También estamos ganando Michigan, “¡Wow, es demasiado!”.

El Gobernador de Texas me dijo que estamos ganando y que nunca ha visto nada como esto, añadió.

Pero de pronto, “¿qué le pasó a la elección?”. Lo predije y dije que nos llevarán a los tribunales.

“Esto es un fraude contra los ciudadanos estadounidenses”, ganamos la elección.

“Y vamos a ir a la Suprema Corte de Justicia para ganar esto”, adelantó. “Nosotros ya ganamos por lo que a mi concierne”, expuso el Presidente.

Antes de cerrar el martes, casi a la medidanoche Joe Biden dijo que “estamos en el camino para ganar”. “Tenemos que ser pacientes y tenemos que esperar hasta que cada voto sea contado”, expuso.

“Seamos pacientes”, pidió a sus seguidores. “Nos sentimos muy bien de los estados que faltan”, agregó. El Vicepresidente de EU en el Gobierno de Barack Obama, dijo que nadie se puede considerar ganador, pero se siente optimista de que obtendrá un resultado favorable.

“Estoy agradecido con todos los que me han apoyado, con todos mis simpatizantes y con toda la Nación. Como decía, mi abuelo, dijo: tengamos paciencia”, añadió.

Biden en un mensaje a sus seguidores. Foto: Jim Lo Scalzo, EFE:

Casi a la misma hora, desde su cuenta de Twitter, el Presidente Donald Trump escribió: “Estamos a lo GRANDE, pero están tratando de ROBAR las elecciones. Nunca les dejaremos hacerlo. ¡No se pueden emitir votos después del cierre de las casillas!”.

Minutos después de que Trump hiciera esta publicación, Twitter borró su comentario por considerar que tenía contenido tendencioso.

Este hecho es inédito en una elección de EU y del mundo, por una supuesta acusación de fraude.

Inmediatamente después de la declaración de Trump en Twitter, Joe Biden escribió en su cuenta de esa red social: “No es mi lugar ni el lugar de Donald Trump declarar al ganador de esta elección. Es el lugar de los votantes”.

El mensaje de Biden. Imagen: Captura de pantalla.

Millones de votantes dejaron de lado sus temores en torno al virus — y las largas filas — para votar en persona, uniendo sus voces a las de otros 102 millones de estadounidenses que lo hicieron días o semanas atrás, una cifra sin precedentes que equivale al 73 por ciento de la votación total para los comicios presidenciales de 2016.

-Con información de EFE y AP.