Trump se declara único salvador de Estados Unidos

August 27, 2020 - por

Trump se declara único salvador de Estados Unidos

El presidente Donald Trump durante su discurso en el cierre de la Convención Nacional Republicana. Foto Ap

Al culminar la Convención Nacional Republicana, el magnate formalizó su candidatura presidencial, se lanzó contra demócratas a los que equiparó con una izquierda radical, dijo que Biden, fracasado y débil, destruirá la grandeza estadounidense y se entregará a China. Siguen las defecciones republicanas que ahora van a apoyar a los opositores del mandatario.

_________________________________________________________________________________________

Nueva York. 

Donald Trump se coronó como el único salvador de Estados Unidos al culminar la Convención Nacional Republicana, afirmando que sus contrincantes demócratas son parte de una “izquierda radical” que busca destruir las libertades, los valores y el sueño americano.

“En ningún momento anterior los votantes enfrentaron una decisión tan clara entre dos partidos, dos visiones, dos filosofas, o dos agendas”, dijo y advirtió que “Estados Unidos es la antorcha que ilumina a todo el mundo”, pero que “a pesar de toda nuestra grandeza, todo lo que hemos logrado ahora está en peligro. Esta es la elección más importante en la historia de nuestro país”.

La elección “decidirá si salvamos el Sueño Americano o si permitimos una agenda socialista destruir nuestro destino… El voto de ustedes decidirá si protegeremos a estadunidenses que obedecen la ley o si damos permiso a anarquistas violentos, agitadores y criminales que amenazan a nuestros ciudadanos”.

Atacó a su contrincante demócrata, declarando que “Joe Biden… será el destructor de la Grandeza Americana”. Pintó a Biden como un político fracasado y débil durante su carrera política de 47 años quien ha “traicionado” a su pueblo y que siempre ha “estado del lado equivocado de la historia”.

“Biden es un caballo de Troya por el socialismo”, acusó. “Nadie estará seguro en una America de Biden”, agregó. Si la “izquierda” gana, “demolerán los suburbios, confiscarán tus armas, y nombrarán jueces que… borraran libertades constitucionales”.

Trump, como siempre, autoelogió sus supuestos logros, entre ellos sus políticas migratorias donde festejó que “hoy las fronteras de Estados Unidos son más seguras que nunca antes” y prometió que “el muro pronto será completado”.

Afirmó que en tres años, “construimos la economía más fuerte en la historia del mundo” y celebró el nuevo acuerdo comercial con México y Canadá.

Insistió en que encabezó la movilización más grande desde la Segunda Guerra Mundial para enfrentar lo que llamó “el virus Chino”, falsamente indicó que la tasa de mortalidad en Estados Unidos es menor que la europea, y prometió que habrá una vacuna este año.

Y hablando de China, advirtió que si Biden es electo, “China se adueñará de Estados Unidos”.

Usó los disturbios y protestas en la ciudades contra los demócratas, una y otra vez descalificando, sin nunca mencionar su nombre Black Lives Matter, el movimiento de protesta más grande de la historia de su país. “Si el Partido Demócrata desea estar de lado con los anarquistas, agitadores… y los quema banderas, eso es su decisión, pero … el Partido Republicano será la voz de los héroes patriotas que mantienen seguro a Estados Unidos”.

Acusó que la izquierda está al ataque contra las “instituciones estadunidenses”, y aconsejó “siempre recuerden: vienen contra mi porque yo estoy luchando por ustedes”.

Trump ofreció su discurso aceptando su nominación como candidato republicano desde el jardín sur de la Casa Blanca -rompiendo una vez mas con normas al usar la residencia oficial como parte de una campaña electoral- ante más de mil invitados sentados en sillas sin sana distancia y casi todos sin cubrebocas, después de ser presentado por su hija predilecta, Ivanka.

El discurso resumió los temas que se abordaron a lo largo de los cuatro días de esta convención, y que serán el contenido de propaganda electoral que se se empleará durante los próximos 67 días antes de la elección.

Trump y su coro de oradores aduladores abordaron los temas de la convención a lo largo de la noche, proclamándose repetidamente como los defensores del país “excepcional” del mundo.

Los oradores incluyeron el secretario de Vivienda Ben Carson, el líder de la mayoría republicana del Senado Mitch McConnell, el asesor y abogad personal del presidente Rudy Giuliani, quien con su usual tono histérico advirtió que Biden es parte de la “izquierda” de Black Lives Matter y Antifa (activistas que se identifican como anti-fascistas) que busca promover sus políticas “pro-criminales” y socialistas.

Pat Lynch, presidente de un gremio policiaco de Nueva York, denunció que “los políticos demócratas han cedido nuestras calles e instituciones”, al elogiar a Trump por defender a la policía. Advirtió -haciendo eco de uno de los mensajes centrales de este evento- “no estarás seguro en la America de Joe Biden. Puedes tener cuatro años más de Presidente Trump o puedes no tener seguridad, ni justicia, ni paz”.

Trump y sus cómplices hablaron con el trasfondo de un huracán en las costas del Golfo, incendios forestales en California, protestas anti-racistas incluyendo huelgas sin precedente por atletas profesionales, milicias derechistas armadas y desde un país que es el epicentro mundial de la pandemia.

Durante esta noche y a lo largo de la convención nunca se mencionó la frase cambio climático” y mágicamente transformó el peor manejo de la pandemia de todos los países avanzados” en uno heroico por el presidente y sus cómplices. También fue borrada de la realidad la peor crisis económica desde la Gran Depresión en gran medida resultado de ese manejo del Covid.

Aunque se denunció la violencia de los “disturbios” por protestas contra el racismo oficial, no se mencionaron que quien mató e hirió a personas esta semana en Kenosha, Wisconsin, fue un fanático pro Trump e integrante de una milicia supremacista; los acusados de algunos de los tiroteos masivos mas graves en tiempos recientes, como el de El Paso y el de la preparatoria en Florida, se identificaron tambien como fanáticos de Trump.

Tampoco se mencionó que unos 30 millones han solicitado beneficios de desempleo, y millones más, en su gran mayoría inmigrantes, no tienen derecho a ninguna asistencia; casi 30 millones no tienen suficiente que comer y unos 40 millones enfrentan la amenaza de ser expulsados de sus viviendas.

Aunque las crisis del racismsistemico, la pandemia, de la economía y el medio ambiente sitiaron a la convención de Trump, el guión oficial de la convención ofreció una invitación al país más feliz del mundo, algo así como una Disneylandia, mientras a la vez advertía que la eleccion es una lucha contra el Apocalipsis del cual sólo Trump podría salvar al mundo.

“La estrategia de reelección de Trump parece ser argumentar que sólo Donald Trump puede salvar a Estados Unidos del Estados Unidos de Donald Trump”, comentó el veterano conductor y periodista Dan Rather.

Oposición

Mientras tanto, continuó el río de defecciones de su partido, con mas de 300 ex funcionarios del último presidente republicano, George W. Bush -cuya ausencia fue la más notable en la convención nacional de su partido, junto con decenas de las figuras prominentes republicanas- que anunciaron que apoyarán al demócrata Biden.

A una cuadra del jardín de la Casa Blanca donde Trump estaba ofreciendo su discurso, un grupo de activistas montó un concierto con TOB, un banda local, tocando “Go-Go”, una variante de funk nacida en la ciudad capital y que ha acompañado a las protestas de Black Lives Matter en esa y otras ciudades, lograron su objetivo en que se podía escuchar su protesta musical durante el discurso..

Al caer el telón sobre la convención republicana esta noche, con una gran exhibición de fuegos artificiales y el Monumento a Washington y la Casa Blanca como escenario, Trump merece crédito por montar una gran obra de ficción. Pero por ahora, por lo menos hasta el 3 de noviembre, es la realidad oficial.