Una alianza con padres para que el distrito escolar los escuche y juntos busquen apoyo a los estudiantes, plantea Patricia Castellanos, aspirante al distrito 7 de LAUSD

February 24, 2020 - por

Una alianza con padres para que el distrito escolar los escuche y juntos busquen apoyo a los estudiantes, plantea Patricia Castellanos, aspirante al distrito 7 de LAUSD

Patricia Castellanos, aspirante a conducir el distrito 7 de LAUSD, dialoga con padres y alumnos.

“Tengo gran apoyo de la comunidad”, afirma Patricia Castellanos, de padres mexicanos, candidata a la Junta Educativa del distrito escolar angelino.

Afirma que el creciente movimiento que la respalda es consecuencia de los 28 años de trabajo comunitario en el área que aspira a representar: el distrito 7, con al menos 587 mil alumnos, cuyas zonas distintivas son Florence-Firestone, Watts, Gardena, Harbor Gateway, San Pedro,  Long Beach y Carson, donde ella nació.

Allí ha enarbolando banderas de la justicia laboral, social, educativa, étnica y de los derechos civiles de los inmigrantes. Ella se inició en la lides comunitarias registrando a votantes.

Por estas razones cuenta con una fuerte base social. La respaldan el Sindicato de Maestros de Los Angeles, la Federación de Sindicatos del Condado de Los Angeles -que tiene casi un millón de miembros- el alcalde angelino Eric Garcetti, el Partido Demócrata, los miembros de la Junta Educativa del distrito escolar, Jackie Goldberg y Scott Schmerelson, la senadora estatal Maria Elena Durazo, el líder de la Asamblea de California, Anthony Rendon, la Supervisora del Condado de LA, Hilda Solís y Nury Martinez, presidenta del Concilio angelino, entre otras personalidades y organizaciones. La comunidad del área lubrica su accionar.

En las elecciones primarias del próximo tres de marzo, Castañeda contendrá contra cinco candidatos, dos de ellos apoyados por las escuelas chárter: Mike Lansing y Tanya Ortiz Franklin. El multimillonario Bill Bloomfield y magnates de primer orden como Richard Riordan y Eli Broad los han apoyado con amplios recursos económicos.

Bloomfield – dice – ha dispuesto ya de un millón de dólares para impulsar esas candidaturas. La tercera parte de ellos -recalca- los han usado para atacarla. Para juego sucio, para golpes bajos.

Ambos son los Goliats de la contienda, como describe la reconocida experta en educación nacional, Diane Ravitch, a los poderosos del dinero, impulsores de la privatización educativa, quienes han visto frustrados sus intentos por “comprar” elecciones en distritos escolares ante el poder del voto popular.

Los dos aspirantes que logren la mayor parte de los votos participarán en la elección general en noviembre para determinar al próximo representante del distrito siete en la Junta Educativa, que sustituirá al actual presidente de ese organismo, Richard Vladovic.

Castellanos, sin embargo, no duda que va a triunfar, aunque no lo expresa con alardes, sino con sobriedad y, sobre todo, con respeto a sus oponentes.

La aspirante con vecinos.

Aproximadamente son 130 mil los votantes del distrito y de ellos, el 40 por ciento pertenecen al segmento poblacional latino. Serán decisivos en los comicios. Por eso su llamado a que participen en la jornada electoral, a que se expresen en las urnas.

Ella no tiene problemas para identificarse con esos electores ya que el origen de sus padres migrantes -su madre es de Durango y su padre de Jalisco- le hace tener contacto natural con ellos. Ella siente como suyos los avatares, las dificultades, los sacrificios de esas personas, que trabajan, se sacrifican y sufren el diario vivir para salir adelante, con jornadas laborales difíciles, duras.

Tal activo la hace identificarse de inmediato con el pueblo del distrito 7, que recorre calle por calle, casa por casa. Habla con los vecinos según sea el caso, en inglés o en español. Es dúctil en ambos, de fácil palabra, extrovertida y sensible.

“Mi compromiso es con la educación pública de calidad”, expresa tajante al inicio de la entrevista con La Educación.

“Como hija de inmigrantes, el valor de la educación me lo inculcaron desde chica”, cuenta. Sus padres no tuvieron educación formal ya que se sacrificaron, hicieron el trabajo duro, sabedores de que sólo al través de la educación hay ascenso social e intelectual.

Cuenta que sus progenitores -quienes llegaron a Los Angeles a finales de los 60- se conocieron en una escuela de inglés para adultos en el sur angelino. Ambos laboraron en una fábrica y adquirieron una casa en la que siguen viviendo en Carson.  Previamente, su padre trabajó en el campo californiano y ahora es propietario de un pequeño negocio. Ella ya está retirada y él sigue en actividades productivas.

Castellanos, de 49 años de edad, estudió ciencias políticas en Cal State Long Beach. Su hija cursa el  primer grado en una escuela pública. De ganar los comicios, será la primera integrante de la Junta Educativa del distrito escolar en tener una hija en un plantel angelino.

Fue integrante de LA Alliance for a New Economy (LAANE), cofundadora de Reclaim Our Schools L.A. (ROSLA) y formó parte del equipo de la Supervisora del Condado de L.A., Sheila Kuehl.

Asegura que su experiencia como organizadora y los resultados que ha tenido “hablan por sí mismos”. Y agrega:

“Lucho por nuestras comunidades con buenos resultados. Pienso llevar eso a la mesa escolar”.

Así, desde temprano va a las casas de los vecinos, acompañada de madres y padres de familia. Cuenta que ha recogido testimonios que le calan el alma. Esos contactos personales, cara a cara, le dan cuenta de la actitud de personal del distrito escolar con los padres, lejos del buen trato y la atención amable.

Con estudiantes y vecinos.

PRINCIPALES DEMANDAS

Y algo que sale a flote, inocultable: la falta de mayores recursos a los estudiantes.

Por eso es tronante y tajante su juicio:

“ Como sociedad hemos fallado en la educación, porque no hemos invertido en  los estudiantes  lo necesario para asegurar que tengan la educación que merecen”.

Castellanos alza la voz y con tono enérgico cuestiona los tratos indebidos que dan en escuelas y en oficinas a los padres de familia, sobre todo a los que tienen hijos con necesidades especiales.

Las madres están desprovistas de apoyos, se sienten aisladas y cuando exigen atención y solución  a sus demandas son señalados como problemáticos, expresa.

Agrega que los padres no son respaldados cuando quieren navegar en el sistema del distrito escolar para encontrar las mejores opciones para sus hijos. Transcurren años luchando.

Cuenta que una madre removió mar y tierra para que le hicieran una evaluación a su hijo. Llegó el momento que ante tantos obstáculos pensaron en claudicar en ya no seguirían adelante.

Resalta que hay alumnos que ante tanta indiferencia tienen baja la autoestima, fallan en clase y llegar a dudar, incluso, de su inteligencia.

Ante este escenario, la entrevistada expresa la tesis:

“ El Distrito Escolar Unificado de Los Angeles no atiende debidamente las necesidades de los alumnos y los reclamos de los padres. Hay que humanizar la relación entre los padres y el distrito”.

“Hay que ver a las familias, a los padres, como personas con las que se puede colaborar. Es necesario  crear una alianza con los padres para juntos apoyar a los estudiantes. Están bajo estrés y presión y con menos recursos. No hay que olvidar que son humanos que luchan por sus hijos”.

¿ Qué ofreces a electores para que voten por ti?, se le pregunta y esta fue su respuesta:

“ Mi compromiso es con la educación pública de calidad. Mi enfoque es, principalmente, en las escuelas públicas del vecindario, que sean la principal opción de las familias. Soy madre y entiendo bien lo que pasa en las escuelas. Ningún miembro de la mesa escolar tiene hijos en las escuelas del distrito”.

¿Tienes seguridad que triunfarás considerando que tu mundo es esa área, donde tienes una fuerte base social?

“No lo digo con tanta confianza. Me siento bien. Tenemos una campaña fuerte con mucho apoyo. Una campaña propositiva, no atacamos a otros candidatos. Ese enfoque ha sido bien recibido”.

¿Qué mensaje le envías a los votantes?

“Que hay que enfocarse en las necesidades de las escuelas públicas. La realidad es que los estudiantes de Los Angeles necesitan mayor inversión en ellos”.

Long Beach, donde ha luchado por derechos de los trabajadores portuarios.

LOS OTROS CANDIDATOS 

Son:

Mike Lansing.

Tanya Ortiz Franklin.

Lydia Gutiérrez.

Silke Bradford.