Unos 150 millones de estadounidenses podrían infectarse de coronavirus, estima Goldman Sachs

March 16, 2020 - por

Unos 150 millones de estadounidenses podrían infectarse de coronavirus, estima Goldman Sachs

El coronavirus SARS-Cov-2 llegaría a contagiar al 50 % de los estadounidenses –cerca de 150 millones de personas– y alcanzaría su punto máximo en las próximas ocho semanas. Estos son algunos de los pronósticos realizados por el banco de inversión Goldman Sachs en una conferencia telefónica con más de 1.500 clientes.

Los expertos del banco enfatizan que el covid-19 es extremadamente contagioso y estiman que en Alemania, “la segunda economía industrial más relevante”, el 70% de la población se infectará con el virus. Además, calculan que, tras alcanzarse el pico en mayo, el contagio “disminuirá a partir de entonces”.

Tras destacar que, al igual que el resfriado común y la gripe, el coronavirus prefiere el clima frío, Goldman Sachs pronostica que el verano en el hemisferio norte “debería ayudar”, al tratarse de un virus “probablemente estacional”.

La mayoría de los infectados, un 80 %, solo tendrán síntomas leves, mientras que el 15% sufrirán síntomas medios y el 5 % entrará en la etapa crítica, sobre todo las personas mayores.

Impacto económico

En cuanto al impacto económico del virus, el banco constata que la tasa de crecimiento del PIB mundial será la más baja en 30 años, de en torno al 2 %. Sin embargo, si bien habrá un daño económico por el virus en sí, el principal impacto se debe a la psicología del mercado, subrayan los analistas de Goldman Sachs, sugiriendo que los mercados bursátiles deberían recuperarse por completo en la segunda mitad del año.

En definitiva, aseguran que “no hay riesgo sistémico”, recalcando que “nadie está hablando de eso”, al tiempo que recuerdan que los Gobiernos están interviniendo en los mercados para estabilizarlos, y que el sector de la banca privada está “muy bien capitalizado”. En ese sentido, el efecto económico del virus será más parecido a la reacción al 11S que al de la crisis que empezó en 2008, indican los expertos.

Tras difundirse las notas de la conferencia, el banco destacó en un comunicado enviado a Forbes que se trata de un “resumen muy básico” de la conferencia telefónica, y que “el texto del resumen no fue preparado ni autorizado” por Goldman Sachs, conteniendo, además, “información errónea y lenguaje que no se utilizó en la llamada”, afirmó.