Víctimas hospitalizadas por tiroteo en El Paso se negaron a hablar con Trump: lo acusaron de “sólo hacer circo” y de “preparar el odio” contra mexicanos y latinos

August 8, 2019 - por

Víctimas hospitalizadas por tiroteo en El Paso se negaron a hablar con Trump: lo acusaron de “sólo hacer circo” y de “preparar el odio” contra mexicanos y latinos

En El Paso, durante la visita de Trump.

Algunas víctimas hospitalizadas del tiroteo masivo del fin de semana pasado en El Paso, Texas, se negaron a reunirse con Trump, según el Washington Post. Dijeron que sólo fue a “hacer un circo”.

El presidente visitó El Paso el Centro Médico Universitario (UMC), donde muchos de los heridos fueron llevados después del ataque masivo del sábado en un centro comercial Walmart que dejó 22 personas muertas.

Sin embargo, las ocho víctimas que estaban siendo tratadas en ese nosocomio se negaron a hablar con el magnate.

Leticia Mariscal, cuya hija recibió un disparo en la pierna durante el ataque y cuyo esposo permanece en estado crítico en la UMC, dijo que su familia desaprueba al presidente debido a su retórica antihispana.

“Toda la familia dijo que si [Trump] quiere entrar en la habitación, no. No lo queremos  con el paciente”, dijo Mariscal a la KFOX-TV de El Paso. Dijo que esto se debe a ” la forma en que habla contra los mexicanos, contra los hispanos. Así que no queremos hablar con una persona que está en contra de los mexicanos”.

Saul Chávez, un pariente de Jorge Calvillo, que murió en el tiroteo, dijo a la estación de noticias que deseaba que Trump no hubiera venido a visitarlo.

“Me gustaría que no hubiera necesitado venir. Creo que sólo vino a hacer un circo”, dijo Chávez. “Fue él quien preparó todo este odio contra los mexicanos, supongo que olvidó lo que dijo”.

Trump visitó a dos lesionados mientras estaba en la UMC, las cuales habían sido previamente dadas de alta pero regresaron al hospital para ver al presidente. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo que Trump fue “recibido muy calurosamente por no sólo las víctimas y sus familias, sino por los muchos miembros del personal médico que alinearon los pasillos para reunirse con ellos”, según el Washington Post.

La visita se produjo pocas horas después de que Trump viajara de Dayton, Ohio, el lugar del segundo tiroteo masivo del fin de semana pasado. Ese incidente, en el que un pistolero abrió fuego fuera de un bar temprano por la mañana del domingo, dejó nueve muertos, incluida la hermana del tirador, y decenas de heridos.

Trump tuiteó sus propias opiniones sobre ambos viajes, comentando que “el amor, el respeto y el entusiasmo estaban ahí para que todos los vieran”.

Escribió:

“Saliendo de El Paso para ir a la Casa Blanca. Qué gran gente que conocí allí y en Dayton, Ohio. Las noticias falsas trabajaron horas extras tratando de menospreciarme a mí y a los dos viajes, pero simplemente no funcionó. El amor, el respeto y el entusiasmo estaban allí para que todos lo vieran. Han pasado por mucho. ¡Triste!”

No todas las víctimas de El Paso estaban evitando a Trump en particular, según el hospital. Ryan Mielke, un portavoz de la UMC, dijo que muchas víctimas están olvidando a los visitantes por completo mientras continúan recuperándose.

Aíslan al atacante

Otra información que surgió este día, es que el responsable de los disparos que mataron a 22 personas de Estados Unidos y México, fue puesto en aislamiento en el centro de detención El Paso County Jail.

Las autoridades informaron que el detenido se encuentra aislado para evitar ataques en su contra, ya sea por parte de otros reos o de sí mismo.

Este día hubo algunos incidentes en el lugar que obligaron a la policía local a mandar una alerta, aclarando que el memorial es para que la gente se reúna, no para que haya pleitos.