Victoria para escuelas públicas, la aprobación de asambleístas y senadores de los proyectos de ley AB 1505 y 1507 que regulan a las chárter, considera el Sindicato de Maestros de Los Angeles

September 18, 2019 - por

Victoria para escuelas públicas, la aprobación de asambleístas y senadores de los proyectos de ley AB 1505 y 1507 que regulan a las chárter, considera el Sindicato de Maestros de Los Angeles

UTLA pondera la voluntad política del gobernador Gavin Newsom por su impulso a los cambios a la regulación de chárter como no había ocurrido en los últimos 25 años.

La aprobación de senadores y asambleístas de dos proyectos de ley – AB 1505 y AB 1507- que regulan a las chárter, es una victoria para las escuelas públicas. Son de las primeras leyes que pondrán cierto control al crecimiento de esos planteles, consideró Juan Ramírez, vicepresidente del Sindicato de Maestros de Los Angeles, (UTLA, siglas en inglés).

Sin embargo, destacó: “ No es lo que esperábamos. Se podia hacer más”.

Indicó que uno de los puntos en desacuerdo es sobre los permisos para que una chárter pueda establecerse en determinada comunidad. UTLA quería que el distrito escolar es el que debía ser la única voz autorizada para ello.

Sin embargo, en el proyecto aprobado, cuando un plantel autónomo será rechazado por un distrito, tiene la opción de acudir al condado de la ciudad donde esté enclavado el distrito.

Anteriormente cuando el distrito y el condado negaban el permiso de operación a una chárter  tenía la opción de acudir al gobierno estatal y de esa manera, por lo regular lo lograba.

Así como lo aprobaron los legisladores, “ya es un cambio”, aseguró Ramírez, quien puntualiza:

“ No es que queremos terminar con las chárter sino que tiene que haber control pleno. Lo aprobado  ya es ganancia”, expuso.

“Pedíamos que el distrito fuera el único que decidiera. El condado no conoce bien como está el distrito. Sin embargo, con lo aprobado ya es ganancia que haya mas control”.

Juan Ramírez, vicepresidente de UTLA, durante una asamblea en la huelga de enero pasado, frente al palacio municipal angelino.

Otro punto que merece a UTLA una respuesta favorable es que la legislacion obligue a los mentores de las chárter a tener credencial de maestro. “Esto, dijo el entrevistado, es lógico ya que por años no han podido cumplir con ese requisito. No todos esos maestros tienen credencial”.

Indicó que ahora habrá plazos a esos maestros para que cumplan con los requisitos. “ Es flexible pero es una victoria, expuso.

Y resaltó que UTLA estará vigilante para que las autoridades hagan cumplir a las chárter con el nuevo ordenamiento.

Al respecto, Ramírez hizo esta reflexión:

“Para chárter lo que es lógico lo asume como ataque. Hablarles con la verdad no es ataque. Queremos control en la enseñanza que brindan”.

El dirigente también destacó otro punto de la nueva legislación: la facultad que tendrán los distritos escolares para negar o conceder permisos al establecimiento de las chárter considerando el impacto financiero que tengan a los propios distritos y las afectaciones a la comunidad.

“Hemos argumentado que cuando un alumno se cambia de escuela a otro distrito o cuando las chárter  se llevan estudiantes de escuelas públicas ocasiona deudas al distrito . Además, hay chárter que se levantan frente a escuelas publicas. Este es un punto muy importante. Hay que estar vigilantes cómo será el proceso para hacer cumplir con este requisito”.

Ramírez indicó que estas modificaciones son  las más importantes que se hayan hecho en esta materia en los últimos 25 años ya que hasta ahora no ha habido ningún control a la Asociación de Escuelas Chárter de California, que en todo momento se dedicó a impedir limitantes, a a base de su poder económico, alimentado por magnates y corporaciones que buscan la privatización educativa.

Dijo que el gobernador Newsom “tiene una perspectiva más amplia y quiere cambio. El anterior gobernadora, Jerry Brown no aceptaba nada. Este el princiopio. Habrá legisladores que tienen otras propuestas para mejorar el control de las chárter”.

Con la AB 1505, esos planteles -que operan con fondos públicos pero que son manejados por particulares- tendrán regulaciones demandas por los defensores de la educación pública como la exigencia que rindan cuentas, sean transparentes y que sólo podrán establecerse si no afectan a la comunidad y no son carga financiera para los distritos escolares. Además, habrá una moratoria para las chárter en línea.

En California existen unas mil chárter y en Los Angeles es donde han tenido el mayor crecimiento del país: 240. Sin embargo, en lugar de que las autoridades atiendan y resuelvan el problema, cada mes autorizan la operación de más escuelas de ese tipo, dijo Juan Ramírez.

FUNDAMENTOS DE LOS PROYECTOS AB 15005 y 1507

El proyecto de ley 1505 de la Asamblea abordaría una serie de cuestiones de política de escuelas chárter, incluyendo lo siguiente:

  • Permite a los autorizadores de escuelas chárter considerar cómo afectaría financieramente a la comunidad y escuelas.
  • La creación de un proceso de apelación limitado a la Junta Estatal que sólo escucharía apelaciones para una escuela chárter que pueda mostrar que la agencia educativa local abusó de su discreción.
  • Exigir a los autorizadores de escuelas chárter que utilicen el sistema de rendición de cuentas estatal como base para la renovación de sus permisos y permitir que los autorizadores cierren una chárter por cuestiones fiscales y de gobierno o si la  no está sirviendo a todos los estudiantes poblaciónes
  • Asegurar que cada maestro en una escuela chárter tenga la credencial apropiada para su asignación y una verificación de antecedentes a nivel estatal.
  • Establecer una moratoria de dos años para las escuelas chárter no basadas en aulas, con el compromiso de reformar el sector en los próximos dos años.

UBICACIÓN DE LA ESCUELA CHÁRTER

El proyecto de ley 1507 de la Asamblea cerraría un vacío legal en la ley actual que permite que una escuela chárter opere fuera de su distrito de autorización. El proyecto de ley pondría fin a la práctica de que los distritos escolares locales se vieran obligados a aceptar una escuela chárter en su distrito si fuera autorizada por un distrito escolar diferente.

Ambos proyectos se encuentran en el escritorio del gobernador para su firma.