Video: El superintendente de LAUSD, Austin Beutner, quiere el retorno a clases el martes pero dice que no tiene dinero para cumplir exigencias de UTLA

January 20, 2019 - por

Video: El superintendente de LAUSD, Austin Beutner, quiere el retorno a clases el martes pero dice que no tiene dinero para cumplir exigencias de UTLA

Estudiantes, padres y maestros en la concentración del viernes pasado frente a la alcaldía de Los Angeles, donde se celebrant las negociaciones entre representantes de maestros y del distrito escolar.

El superintendente Austin Beutner afirma que no tiene dinero para cumplir las demandas de los maestros pero quiere un acuerdo para retornar a clases el martes próximo.

Ante ello, el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés) se prepara para continuar con la huelga durante la semana entrante.

Y para el martes entrante realizará otra manifestación multitudinaria frente al Palacio Municipal angelino, donde se efectúan las negociaciones entre maestros y el distrito escolar.

UTLA ha reiterado que no aceptarán ningún acuerdo hasta que el distrito escolar les cumpla por entero con sus exigencias:

*Menos alumnos en clase.

*Más enfermeras, consejeros, psicólogos y trabajadoras sociales en las escuelas.

* Regulación de las chárter para que rindan cuentas y sean transparentes.

* Freno a los 600 millones de dólares anuales que destina el distrito escolar a las chárter

*Cancelar que las chárter ocupen espacios de escuelas públicas.

* Impulso a la educación especial, adultos y bilingue.

*Apoyo a las escuelas comunitarias.

*Alza salarial del 6.5%.

“Por muchos años estuvimos callados aguantando recortes y abusos y hasta en esta ocasión cuando UTLA se levantó y dijo: ‘¡Basta! hay que arreglar el problema”, expresó Juan Ramírez, vicepresidente de la institución de los docentes.

La huelga se inició el lunes 14 del presente y el superintendente Beutner arguye que el distrito escolar ya ha tenido severas pérdidas por la inasistencia de los estudiantes a clases.

“Necesitamos que nuestros educadores y nuestros estudiantes regresen a la escuela el martes por la mañana”, dijo Beutner. “Así que la responsabilidad es de nosotros. Como líderes tenemos la responsabilidad de hacer lo que tenemos que hacer en las próximas 48, 72 horas para asegurarnos de que las escuelas estén abiertas y que los educadores y los estudiantes regresen a la escuela el martes “.

“El activismo aquí no puede terminar. No debe terminar ”, dijo la presidenta de la Junta Educativa del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD), Mónica García.

Agregó:

“La huelga, sin embargo, sí tiene que terminar. Necesitamos que nuestros maestros y nuestros hijos regresen a la escuela haciendo el trabajo que necesitan hacer “.

Las dos partes regresaron a la mesa de negociaciones el jueves, gracias a la intervención del alcalde Eric Garcetti, y del titular de Educación de California, Tony Thurmond.

Los equipos de negociación se reunieron durante más de 12 horas antes del receso poco después de la medianoche del viernes por la mañana. Las conversaciones se reanudaron alrededor de las 11:00 de la mañana hasta la noche del sábado por la mañana, un día después de que el alcalde Eric Garcetti dijera en Twitter que los dos primeros días de conversaciones renovadas habían sido “productivos”.

Los funcionarios del LAUSD  pidieron el fin de la huelga de cinco días que ha paralizado la asistencia a las aulas y le ha costado al distrito millones de dólares en fondos estatales.

Beutner reiteró su insistencia en que el distrito no tiene el dinero para satisfacer plenamente las demandas de los maestros, pero dijo que está preparado para hablar durante todo el fin de semana “para hacer lo que tenemos que hacer para asegurarnos de que las escuelas estén abiertas el martes”.

UTLA DIFIERE

UTLA tiene diferente óptica de la situación.

Ante unas 60 mil personas congregadas en el Grand Park, frente a la alcaldía, el líder de UTLA, Alex Caputo-Pearl, dijo el pasado viernes que la huelga se prolongaría y llamó a “tener “líneas fuertes la semana entrante”.

Y convocó al martes a llevar a cabo otra megaconcentración en ese sitio.

La Educación habló este sábado con el vicepresidente de UTLA, Juan Ramírez, quien dijo que una vez que se logre un acuerdo, primero deberá ser sancionado por la mesa de directores y luego por los más de 30 mil miembros.

Para UTLA, el martes apenas la semana empieza y no será posible encuadrarse dentro del planteamiento del superintendente Beutner y Mónica García

Indicó que son 17 los negociadores de UTLA, quienes “entienden el gran problema y temenos toda la confianza en ellos”.

En este video, Ramírez habla del proceso de negociación y hace un balance de la huelga:

BEUTNER MIENTE; HAY DINERO

La última vez que los maestros se declararon en huelga en Los Ángeles fue en 1989, y la huelga duró nueve días.

El sindicato sostiene que es falso el aserto de Beutner en el sentido de que el distrito no tiene dinero para atender las demandas de los maestros ya que posee unas reservas récord de casi dos mil millones de dólares e insiste en que el distrito no ha enfrentado un déficit financiero en cinco años.

El distrito sostiene que el fondo de reserva ya se está gastando, en parte en el aumento de sueldo para los maestros.

El LAUSD, el segundo distrito escolar más grande de la nación, cubre 710 millas cuadradas y atiende a más de 694,000 estudiantes en 1,322 escuelas, aunque 216 son chárter, la mayoría de las cuales cuentan con maestros no sindicalizados que no se ven afectados por la huelga. El distrito dice que alrededor de 500,000 estudiantes se ven afectados por la huelga.

El distrito contrató a 400 suplentes, y 2,000 administradores con credenciales de enseñanza han sido reasignados durante la huelga. El distrito ha establecido una línea directa de información para padres al (213) 443-1300.

Con la huelga persistente, la asistencia ha seguido cayendo en picado. Según el distrito, solo cerca de 85,274 estudiantes fueron a clases el viernes en campus afectados por la huelga, un poco más de 84,160 el jueves.

Los funcionarios del distrito dijeron que la tasa de ausentismo durante los primeros cinco días de la huelga se ha traducido en una pérdida bruta de ingresos de aproximadamente  125 millones de dólares en fondos estatales, que se basa en la asistencia diaria.

La pérdida se compensa parcialmente, alrededor de 10 millones de dólares por día, debido a los salarios que no se pagan a los maestros en huelga. Beutner estimó a principios de esta semana que el distrito sufrió una pérdida neta de aproximadamente 15 millones sólo el lunes.