Video: En los docentes recae la lucha por la supervivencia de la democracia, atacada por Trump, afirma Randi Weingarten, presidenta de la Federación Americana de Maestros

July 11, 2019 - por

Video: En los docentes recae la lucha por la supervivencia de la democracia, atacada por Trump, afirma Randi Weingarten, presidenta de la Federación Americana de Maestros

La lideresa de AFT, Wendi Weingarten, durante su discurso.

WASHINGTON D.C.

En este momento en que Donald Trump pone en riesgo al país, en los docentes recae la lucha por la supervivencia de la democracia, afirmó Randi Weingarten, presidenta de la Federación Americana de Maestros.

Aseguró que Estados Unidos está peligrosamente dividido, el mandatario pisotea derechos, abraza déspotas, libra una guerra contra la verdad y la prensa, ha puesto el comercio y la codicia por encima de los derechos humanos y amplía la brecha entre ricos y pobres.

Y destacó que en las aulas crece el acoso, el odio y la intolerancia que impregnan en la sociedad, cunde el miedo, la desesperación y el inhumanismo.

Y convocó a la concientización, movilización y responsabilidad para derrotar a Trump en las elecciones del 2020.

Al plantear este escenario, expresó que los maestros son parte de dos instituciones esenciales para el sueño americano: las escuelas públicas y el movimiento laboral.

“Las escuelas públicas y los sindicatos son vías directas hacia la prosperidad y el pluralismo de base amplia. Son como las personas pueden lograr una vida mejor. Y ustedes, los miembros de la AFT, están en el nexo de ambos”, destacó.

Weingarten pronunció un discurso en la inauguración del evento AFT TEACH 2019, en Washington DC, al que acuden delegados de todo el país. El representante del Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés) es Juan Ramírez.

DEMANDA CONTRA DEVOS

Hizo saber, igualmente, que este día presentó una demanda en contra de la titular de Educación de Trump, Betsy DeVos, por su papel “en el sabotaje del programa de perdón de préstamos de servicio público”.

Expresó que el Departamento de Educación hace prácticamente imposible que las personas tengan una condonación de préstamos.

Hizo notar que la deuda estudiantil de 45 millones de personas asciende a mil 600 millones de dólares.

Expresó, asimismo, que una vez que los maestros han cambiado la narrativa -enfrentando a los republicanos y corporaciones derechistas- es necesario que cambien la política para lograr el poder a fin de mover la agenda en favor de estudiantes, familias, escuelas seguras, bien financiadas, para la educación superior asequible, para la atención médica, para un salario digno, para una julilación decente, para un clima saludable, para sacar a bebés y niños de centros de detención y que vuelvan con sus familias.

“Debemos construir el poder para la democracia en la educación y la educación para la democracia”, apuntó.

Sin embargo, destacó:

“Nuestros oponentes, grupos de derecha y extremistas multimillonarios como Betsy DeVos y Sheldon Adelson—, a menudo entienden nuestro poder mejor que nosotros. Por eso luchan por reprimir el voto, desfinanciar nuestras escuelas y desestabilizar a nuestros sindicatos. Están empeñados en privarnos de poder. De eso se trataba el caso antisindical Janus”.

Citó que por el caso Janus -mediante el cual la Corte Suprema abolió el pago de cuotas sindicales a empleados públicos hace un año-, la AFT perdió 85 mil pagadores de tarifas, pero al mismo tiempo inspiró al compromiso para demostrar a los miembros a demostrar el valor del sindicalismo. Hoy, la organización sigue creciendo y ya tiene 1.7 millones de agremiados.

Agregó que los ataques a los sindicatos no terminaron con Janus ya que los grupos antisindicales de derecha han presentado 80 demandas contra esa institución en el año transcurrido desde esa decisión.

Aseguró que pese a los enemigos, hay prosperidad  ya que la clase política aliada de AFT recuperó la Cámara de Representantes en el 2018, se han ganado medidas de financiamiento escolar, desde el sur de  Florida hasta el norte de Nueva York y han sido electos gobernadores pro educación pública y pro trabajadores en Illinois, Kansas, Michigan, Minnesiota, Nuevo México y Wisconsin.

Para la elección presidencial, aseguró que deben determinar al candidato demócrata que comparta los valores de los maestros. Ya siete de esos aspirantes han tenido contacto con NEA y hay otros en marcha. Todos tienen una propuesta en favor del fortalecimiento de la educación pública.

PARTES DESTACADAS DE SU DISCURSO

Otras partes destacadas de su discurso, son:

  • La educación pública está en su mejor momento: una escalera de oportunidades, un camino para salir de la pobreza, un lugar para desarrollar el músculo de la participación cívica, donde ambos abrazamos la diversidad de Estados Unidos y forjamos una identidad común; de hecho, la base de la democracia.
  • Nuestra democracia está bajo asalto. Donald Trump ha librado una guerra contra la verdad y la prensa. Ha pisoteado los derechos y responsabilidades consagrados en la Constitución. Se ha bofascado del estado de derecho y ha afinado las divisiones de Estados Unidos para explotarlas, estimulándose a los vecinos a volverse unos a otros; las cuñas de conducción entre las personas que realmente quieren las mismas cosas, como los padres y los educadores; e incitar a la gente a temer a los demás por ninguna razón absoluta. Abraza déspotas mientras distancia a nuestros aliados. Ha puesto el comercio y la codicia por encima de los derechos humanos.
  • Y su agenda económica ha ampliado la brecha entre los ricos y el resto de nosotros. Hoy en día, los 400 estadounidenses más ricos, menos de una cuarta parte del 1 por ciento, tienen más riqueza que el 60 por ciento inferior de la gente en nuestro país. Afirmar que es la “mejor economía de la historia” no lo hace verdad. Pregúntale a la gente del condado de McDowell, W.Va, o de Lordstown, Ohio, comunidades que han sido abandonadas por la industria y ahora más traicionadas por el presidente que prometió que los ayudaría.
  • Muchos de ustedes ven el impacto de esto en sus aulas todos los días. El acoso y el odio que impregnan a la sociedad están en aumento en nuestras escuelas. El estrés económico te hace abastecer más bocadillos para tus estudiantes y sacar más dinero de tu propio bolsillo para los útiles escolares. En este momento en que necesitamos más participación cívica, no menos, temas como el gobierno estadounidense y el civismo se exprimen porque las pruebas estandarizadas todavía obligan a las escuelas a fijarse en matemáticas y artes del lenguaje.
  • No es la primera vez que nuestra democracia está en riesgo, pero hoy su supervivencia recae sobre nosotros. ¿por qué? Porque somos parte de dos instituciones que son esenciales para el sueño americano: la educación pública y el movimiento laboral. Las escuelas públicas y los sindicatos son vías directas hacia la prosperidad y el pluralismo de base amplia. Son como las personas pueden lograr una vida mejor. Y ustedes, los miembros de La AFT, están en el nexo de ambos.
  • Piensa en lo que ya hemos hecho. ¿Recuerdan la falsa narrativa sobre las escuelas públicas hace una década: sobre los llamados malos maestros, los estudiantes en quiebra y un sistema supuestamente tan roto que la privatización y la austeridad fueron las únicas respuestas? Hemos roto esos mitos, uno por uno.
  • Lenta pero seguramente, hemos cambiado la narrativa: Al contar nuestra historia, acerca de lo que funciona en nuestras escuelas y lo que no; sobre la devastadora desinversión de peajes ha asumido a los niños, los educadores y las escuelas; sobre la profunda dedicación de los maestros a nuestros estudiantes y nuestro oficio. Enfrentándose a los privatizadores y a los pauperizadores. Y desenmascarando las verdaderas intenciones de personas como Michelle Rhee y Betsy DeVos.

MAYOR APOYO A EDUCACION PUBLICA, DEMANDAN PADRES

  • Los estadounidenses están comprometidos con sus escuelas públicas, a las que asisten el 90 por ciento de los niños estadounidenses. Las encuestas muestran que los padres y el público quieren un mayor apoyo a las escuelas públicas, en particular a las escuelas públicas vecinales. Quieren que las escuelas públicas se fortalezcan cuando luchan, no cerradas o suplantadas por alternativas privadas. Y las huelgas de maestros han sido un punto de inflexión increíble, lo que dejó claro a Estados Unidos que los maestros quieren lo que los estudiantes necesitan. Hemos cambiado la narrativa; ahora tenemos que cambiar la política.
  • Y eso requiere poder, no poder por su propio bien, sino poder para que podamos transformar nuestras aspiraciones en acción. Así que podemos hacer de cada escuela pública un lugar donde los padres quieran enviar a sus hijos, donde los maestros quieran enseñar y donde los estudiantes se sientan seguros y comprometidos.
  • Este año la AFT ha utilizado nuestra voz colectiva y aprovechado nuestro poder:

Para ambientes seguros y acogedores en nuestras escuelas y nuestrascomunidades;

Exigir las inversiones que necesitamos en escuelas y servicios públicos;

Por la libertad de enseñar, para que podamos satisfacer las necesidades de nuestros estudiantes; Y

Por la libertad de vivir sin tener que trabajar dos o tres trabajos y sin preocuparse por los costos de atención médica o aplastar la deuda estudiantil.

  • Comencemos con la inversión: La causa principal de cada salida de maestros en los últimos dos años fue una inversión profunda y prolongada e inadecuada en escuelas públicas, educación superior y servicios públicos. Esos momentos de activismo—de “rojo para ed”— deben convertirse en un movimiento para una financiación sostenible. Para que la educación pública sea el gran ecualizador, todos los niños deben disponer de fondos adecuados para alcanzar su potencial. Es por eso que la AFT ha lanzado una campaña nacional llamada Fund Our Future para combatir la austeridad y la privatización que han creado condiciones de enseñanza y aprendizaje deplorables en demasiadas escuelas. A partir de esta primavera, miles de miembros han intensificado, demostrando y cabildeando en más de 120 acciones colectivas, y en innumerables acciones individuales. Los sindicatos locales de la AFT en todo el país no solo se están uniendo; líderes de base son parte de la planificación en cada paso del camino.

MENOR GASTO EN EDUCACION EN 21 ESTADOS

  • Y aunque hemos progresado, queda mucho por hacer. Veintiún estados todavía gastan menos en educación pública que hace una década. Tamaños de clase de 40 y 50 niños; escuelas que se están congelando en el invierno y sofocando en los meses más cálidos; fuentes de agua que no se pueden utilizar porque están contaminadas con plomo. Puedo seguir y seguir.
  • En 38 estados, los salarios de los maestros son más bajos que antes de la Gran Recesión. ¿Cómo se atreven a devaluar y faltar al respeto a los llamados líderes de la profesión que da forma a la próxima generación de estadounidenses? Con Fund Our Future, la AFT está asumiendo todo esto.
  • Mientras que el educador ataca de Los Angeles a Chicago a Virginia Occidental ha recibido mucha atención, el cambio está sucediendo en todo el país. El Sindicato de Maestros de Boston recientemente ganó un lenguaje contractual garantizando una enfermera en cada escuela y más profesionales de salud mental. En Luisiana y Texas, los empleados de la escuela han recibido sus primeros aumentos en años. Y Washington, D.C., también tiene un papel importante en esto. Betsy DeVos intentó recortar $9 mil millones de fondos educativos este año. Pero la nueva mayoría demócrata en la Cámara de Representantes dijo que no agradecimiento y, en cambio, aprobó un proyecto de ley de financiación que aumenta la inversión para las escuelas públicas en $4.500 millones, para programas como el Título I y IDEA. Mitch McConnell ha obstaculizado el proyecto de ley en el Senado, así que es maravilloso que muchos de ustedes lo buscaron ayer.
  • La AFT está trabajando en una serie de frentes para hacer que nuestras escuelas, lugares de trabajo y comunidades sean seguras, saludables y acogedoras. Nadie debe temer por su seguridad en la escuela o en el trabajo. Pero sé que muchos de nosotros en esta sala lo hacemos, y nuestros estudiantes también. Después de la masacre en Parkland, Fla., la mayoría de los adolescentes estadounidenses dijeron que están preocupados por la posibilidad de un tiroteo en su escuela, y la mayoría de los padres comparten esa preocupación.
  • Aunque rara vez se discute, la ansiedad y la depresión afligen a tantas familias en Estados Unidos, al igual que la crisis de los opioides. Entre 2009 y 2017, la depresión entre los adolescentes aumentó en más de un 60 por ciento. Trágicamente, los suicidios de adolescentes también se elevaron. Ninguna familia o comunidad es inmune a los problemas de salud mental, y nuestras escuelas deben estar equipadas para satisfacer estas necesidades.
  • También estamos viendo un preocupante aumento del odio y la intolerancia en nuestras escuelas. Considere la reciente encuesta del Southern Poverty Law Center: Dos tercios de los educadores que respondieron presenciaron incidentes de odio o sesgo en sus escuelas en el otoño de 2018.

IMPORTANCIA DE ESCUELAS COMUNITARIAS

  • Esta es la razón por la que abogamos con tanta urgencia por las escuelas comunitarias y los servicios envolventes. Es por eso que luchamos por una fijación en el bienestar de los niños y contra la fijación tóxica en las pruebas. Es por eso que luchamos todos los días por leyes, políticas y servicios que beneficien la salud física y emocional de los niños, que creen ambientes de apoyo, que mantengan a los estudiantes y educadores seguros y les den tranquilidad.

Libertad para enseñar

  • Los levantamientos de maestros de los últimos dos años han puesto al desnudar la frustración por los recursos insuficientes, las condiciones de enseñanza y aprendizaje deplorables y los salarios y beneficios inadecuados.
  • Pero conoces la otra causa de esta frustración: la desprofesionalización que nos despoja de la libertad de enseñar; la negación de la experiencia, la experiencia, el juicio y la voz de los maestros. Entramos en la profesión de emocionados, optimistas y decididos a marcar la diferencia en la vida de nuestros estudiantes. Pero, con demasiada frecuencia, ese optimismo disminuye bajo el estrés y la falta de respeto que pronto experimentamos.
  • Nuestro gobierno nacional se ha convertido en una plataforma para la promoción del odio y los prejuicios, un púlpito para el autoritarismo y un megáfono para gritar los ideales democráticos que han motivado lo que es mejor en Estados Unidos. Y nuestras aulas y escuelas no son inmunes al clima político y social tóxico que permite el presidente y sus cómplices.
  • Nuestras libertades están siendo atacadas por un presidente que amenaza con encarcelar a sus oponentes políticos, que abiertamente desea que pueda “deshacerse” de los periodistas, que apoyan el nacionalismo blanco y que se acotan a los dictadores mientras rechazan a nuestros aliados.
  • Nuestras elecciones se ven socavadas por la supresión generalizada de votantes, por un gerrymandering partidista extremo que acaba de ser defendida por la Corte Suprema y por invitaciones abiertas a la interferencia extranjera, con el presidente Trump incluso bromeando sobre ello con Vladimir Putin el mes pasado.
  • Nuestro carácter moral como nación se pone a prueba cuando los líderes gubernamentales ven a los inmigrantes y solicitantes de asilo no como “masas cansadas, pobres y apiñadas que anhelan respirar libres”, sino como invasores tan amenazantes y sin valor que el trato inhumano del gobierno hacia ellos— negar incluso a los niños alimentos, sueño e higiene adecuados, de alguna manera es merecido.
  • En una sociedad civil, no hay “ambas partes” en materia de dignidad humana, igualdad de derechos, tolerancia a la diversidad, civilidad y verdad, o estado de derecho. Estas no son opciones contra las cuales otras creencias pueden ser consideradas igualmente dignas. Pero hoy estos valores necesitan defenderse, y por eso debemos ser guardianes de nuestros principios democráticos.
  • Les pido que sean claros sobre el peligroso tiempo en el que nos encontramos, que piensen profundamente y seriamente sobre lo que pueden hacer para tomar una posición y sobre las implicaciones de no hacer nada. Puede que nos hayamos reído cuando el presidente Trump reveló que cree que Frederick Douglass sigue vivo y que los patriotas estadounidenses asaltaron aeropuertos durante la Guerra de Independencia. Pero no podemos perder de vista la crueldad inconcebible de Trump ni olvidar que su comportamiento errático está destinado a crear caos y confusión. Y no podemos suponer que las cosas no empeorarán.

LIBERACION DE LA TIRANIA DE LAS PRUEBAS

  • Cuando las aulas se liberan de la tiranía de las pruebas y la preparación de las pruebas, tenemos tiempo para el aprendizaje basado en proyectos, para que los estudiantes puedan analizar los problemas en sus comunidades, encontrar posibles soluciones y abogar por el cambio. Cuando los calendarios de ritmo de pasos de bloqueo ya no gobiernan, podemos tener discusiones y debates extendidos en el salón de clases. Podemos modelar la deliberación democrática donde los desacuerdos están sobre las ideas, no sobre las personas, y los puntos de vista disidentes se escuchan respetuosamente, no se gritan; donde las opiniones deben ser apoyadas con argumentos y pruebas lógicas, y no simplemente afirmadas; donde el discurso es persuadir, no para nombrar o intimidar.
  • Cuando nuestros estudiantes experimenten el poder de la ciudadanía democrática en su educación, no la entregarán, sino que la ejercerán y exigirán la más plena democracia para todos los estadounidenses. La democracia en la educación siempre ha sido la base para proporcionar educación para la democracia.
  • Cuando los estudiantes entienden que nuestra democracia se basa en elecciones libres y justas, entonces ven que su primer y más importante derecho y deber como ciudadano es votar y defender el derecho de todos los estadounidenses a votar. Es por eso que es tan importante que los estudiantes que son elegibles para votar tengan todas las oportunidades de registrarse y emitir su voto. Cuando el estado de derecho, una prensa libre, y los cheques y equilibrios se convierten en algo más que palabras en una página, los estudiantes comienzan a sentir su propio poder para solicitar a su gobierno y ser escuchados. Ayúdeles a desarrollar la confianza para hacer oír sus voces, el valor de desafiar la injusticia, el conocimiento de sus derechos y los derechos de los demás.

ENFOQUES DE ASPIRANTES PRESIDENCIALES SOBRE LA EDUCACION

  • ¿Sabes cómo dije que ayudamos a cambiar la narrativa sobre las escuelas públicas? No hay mejor prueba de eso que los sólidos planes que tantos candidatos presidenciales están dando a la educación pública.
  • Bernie Sanders promulgaría pre-K universal y haría que la matrícula sea gratuita en las universidades públicas. Tim Ryan ha establecido una agenda detallada en torno al aprendizaje social y emocional. Kamala Harris tiene planes de aumentar los salarios de los maestros y poner la universidad al alcance. Amy Klobuchar pide mayores inversiones en infraestructura escolar y ayuda para familias trabajadoras con programas extraescolares. Elizabeth Warren se compromete a seleccionar a un maestro como su Secretario de Educación y asumir la deuda estudiantil y el cuidado de niños. Joe Biden pide triplicando el título I, invertir en escuelas comunitarias y duplicar el número de psicólogos escolares, consejeros y enfermeras. Beto O’Rourke perdonaría el 100 por ciento de la deuda de préstamos estudiantiles para los maestros de las escuelas públicas. Y esos son sólo los candidatos con los que hemos tenido ayuntamientos hasta ahora.
  • Hace diez años, la revista Time emblazoned su portada con la imagen de un superintendente de la escuela barriendo a los llamados “malos maestros”. Hoy en día, los candidatos presidenciales se están levantando unos a otros con su apoyo a los maestros y las escuelas públicas. Hemos cambiado la narrativa sobre la educación pública y, al hacerlo, hemos ayudado a preservarla. Ahora tenemos que salvaguardar la democracia.
  • Pero nos llevará a todos tomar una posición y hacer nuestra parte. Participe a través de su sindicato local. Actividad en la política local y nacional. Vote y vote a personas que compartan nuestras prioridades y puedan hacer los cambios que buscamos.
  • Miro el estado de nuestro país y termino con la pregunta que comencé con: ¿Podemos cambiarla? Sean cuales sean sus prioridades (cambio climático, atención médica, salarios dignos, seguridad de jubilación, apoyo para las escuelas públicas y nuestros estudiantes, inmigración, educación superior, la lucha por la justicia y por nuestra democracia), busquemos un candidato que comparta nuestros valores y que puede ganar, y luego vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que eso suceda.
  • No será fácil. Recuerda lo que dijo Frederick Douglass: “El poder no concede nada sin una demanda. Nunca lo hizo y nunca lo hará.
  • Amigos míos, no podemos callarnos. Nuestro momento para salvar la democracia está aquí y ahora.
  • Cuando se escriba este momento de la historia, digamos que los maestros de Estados Unidos se han enfrente al desafío. Esa esperanza ganó contra el miedo, la aspiración sobre la frustración y la humanidad por la crueldad. Que derrotamos a la demagogia y preservamos nuestra democracia.