Video: “Es el fin de mi presidencia, estoy jodido”, dijo Trump ante el nombramiento de Mueller como fiscal especial, al que quiso destituir

April 18, 2019 - por

Video: “Es el fin de mi presidencia, estoy jodido”, dijo Trump ante el nombramiento de Mueller como fiscal especial, al que quiso destituir

Foto: Kevin Lamarque / Reuters

Exoneran a campaña de Trump de conspirar con rusos.

Los demócratas piden que Mueller testifique en el Congreso “cuanto antes”

___________________________________________________________________________________________

Cuando Jeff Sessions, exfiscal general de EE.UU., le dijo a Donald Trump que se había designado a un asesor especial para llevar a cabo la investigación sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016, el presidente respondió: “Dios mío. Es terrible. Es el fin de mi presidencia. Estoy jodido”.

El episodio, que tuvo lugar en 2017 tras el nombramiento de Robert Mueller, ha salido a luz tras la publicación del informe del asesor especial sobre la presunta trama rusa, por parte del Departamento de Justicia de EE.UU. La cita tuvo lugar durante una conversación en la Oficina Oval entre Sessions y Trump.

De acuerdo con el testimonio del jefe de personal de Sessions, Jody Hunt, el presidente se había enfadado con el fiscal general por su decisión de recusarse de participar en la investigación, preguntando: “¿Cómo pudiste dejar que esto sucediera, Jeff?

William Barr

El mandatario le dijo a Sessions que escuchó que la investigación podía durar “años y años”, y él “no podrá hacer nada”, según reza el informe. “Esto es lo peor que me ha pasado”, dijo Trump, según el informe.

Tras dos años investigando la presunta colusión de Trump con Rusia durante las elecciones presidenciales de 2016, Mueller entregó a fines de marzo su informe final al fiscal general William Barr. Al ofrecer este jueves una rueda de prensa al respecto, Barr enfatizó que el documento no contiene “ninguna evidencia de quecualquier estadounidense, incluso miembros de la campaña electoral de Trump” conspirara con Moscú.

Trump quiso destituir a Mueller, revela el informe

Washington.

 El presidente estadunidense Donald Trump buscó destituir al fiscal especial Robert Mueller de la investigación sobre la trama rusa en las elecciones de 2016, dice el informe.

Los esfuerzos de Trump para sacar a Mueller se produjeron después de que la prensa publicara informaciones de que el presidente estaba bajo investigación por obstrucción a la justicia, indicó el reporte, citando que el 17 de junio de 2017 Trump llamó su asesor Don McGahn y le dijo que “llamara al fiscal general subrrogante y que le dijera que el fiscal especial tenía conflictos de intereses y que debía ser destituido”.

McGahn se rehusó a hacerlo, optando por renunciar en vez de desatar lo que consideró una posible Masacre de Sábado por la Noche como los despidos ocurridos durante el escándalo Watergate.

Debido a todo eso, Mueller dijo en su reporte que no podía determinar contundentemente que Trump había incurrido en obstrucción de justicia penal.

El equipo de campaña de Donald Trump se reunió el 9 de junio de 2016 con abogados rusos con la esperanza de conseguir material para mejorar sus perspectivas en las elecciones, indicó el informe.

“Las comunicaciones escritas para programar la cita muestran que la campaña esperaba recibir información de Rusia que pudiera impulsar las perspectivas electorales del candidato Trump”, señaló el informe, según el cual la reunión celebrada en la Torre Trump no produjo ningún resultado concreto.

El Departamento de Justicia divulgó en línea el jueves por la mañana una versión expurgada del informe, 90 minutos después de que el secretario de Justicia William Barr diera algunos detalles de los hallazgos.

El reporte de 448 páginas en dos volúmenes narra cómo Trump trató repetidamente de controlar la investigación sobre Rusia.

Mueller evaluó 10 incidentes por posible obstrucción de la justicia, entre ellos el despido ordenado por Trump del director del FBI James Comey, la instrucción del presidente a sus subordinados de que despidieran a Mueller y los esfuerzos para alentar a los testigos a no cooperar.

Los abogados del presidente han dicho que la conducta de Trump estaba dentro de sus poderes constitucionales, pero el equipo de Mueller consideró que los incidentes merecían un escrutinio penal.

Mueller informó que Trump había estado agitado por la pesquisa del fiscal especial desde sus primeros días, reaccionando al nombramiento de Mueller al decir que era el “fin de su presidencia”.

En cuanto a la cuestión de si el equipo de campaña de Trump se había coludido con Rusia durante la campaña presidencial de 2016, Mueller escribió: “Aunque la investigación identificó numerosos vínculos entre individuos con vínculos con el gobierno ruso e individuos asociados con la campaña de Trump, las pruebas no eran suficientes para apoyar los cargos penales”.

Mueller dijo también que no había suficientes pruebas para acusar a ningún funcionario de la campaña de trabajar como agente extranjero no registrado de Rusia.

El informe incluyó un apéndice de 12 páginas con las respuestas escritas de Trump al fiscal especial. No incluyeron preguntas sobre posible obstrucción de la justicia, como parte de un acuerdo con el equipo legal de Trump.