La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português Français Deutsch

Video: “Hay riesgo de regresión”, asegura el presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar

October 12, 2022 - por

Video: “Hay riesgo de regresión”, asegura el presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar

El líder de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar.

Ultima de tres partes.

Aunque encabezan dos poderes del Estado distintos, el Judicial y el Ejecutivo, el Ministro Arturo Zaldívar comparte con Andrés Manuel López Obrador la misma visión social que se resume en una convicción: “Por el bien de todos, primero los pobres”.

El Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ostenta su relación amistosa con el presidente López Obrador —“todos los presidentes de la Corte anteriores a mí llevaron una relación cordial, respetuosa con los presidentes de la República anteriores, nada más que lo hacían de manera secreta y no se hacía transparente como lo hacemos ahora”—, y no vacila en detallar en qué coincide con él:

“No quiero meterme en las medidas ya especiales que el Presidente ha impulsado en sus cuatro años, porque muchas de ellas han llegado o llegarán a la Corte, pero en qué coincido: En la visión social del Presidente de la República, en que es importante voltear a ver a los pobres. Yo coincido que por el bien de todos, primero los pobres. En eso coincido plenamente con el Presidente”.

Y en este sentido afirma que la SCJN ha trabajado en los años recientes en proteger los derechos sociales, pero advierte que existen riesgos de involución por el avance de grupos antiderechos que se hacen pasar como oposición política.

“Derivado de la polarización ideológica en el mundo, hay grupos muy importantes antiderechos, no sólo en México, en muchos países, nos hemos dado cuenta recientemente, en Estados Unidos, cómo se dio una involución en los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres de 50 años. Estamos viendo triunfos de ultraderecha en ciertos países, elecciones muy ajustadas y grupos religiosos muy aferrados a grupos de ultraderecha que pretenden ser oposición política, pero en el fondo lo que son, de lo que se trata, es ser grupos antiderechos”.

***

Álvaro Delgado Gómez:
—Estamos hablando de derechos. Usted acaba de referirse a los derechos que pueden estar en riesgo de perderse porque una democracia, finalmente, también avanza en la medida en la que genera derechos para la sociedad. Pero esos derechos pueden perderse en algún momento. Puede haber una involución, era la palabra que también usted utilizó. Desde la Constitución de 1917 se garantizaron un cúmulo de derechos en todos los órdenes y se ha avanzado en derechos sociales. ¿En qué momentos se pueden perder esos derechos?

Ministro Presidente Arturo Zaldívar:
—Esta pregunta es muy importante porque hasta hace algunos años, particularmente los últimos 11 años que ha trabajado mucho la Corte mexicana en desarrollar derechos, se pensaba que los derechos eran irreversibles. Es decir, que el desarrollo de la humanidad iba a seguir progresivamente desarrollando y protegiendo derechos y que aquellos derechos de los que gozábamos, pues, ya no era discutible.

Pero nos damos cuenta que esto no es así, derivado de la polarización ideológica en el mundo. Hay grupos muy importantes anti derechos, no solo en México: en muchos países. Nos hemos dado cuenta recientemente, en Estados Unidos, cómo se dio una involución en los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres, de 50 años. Estamos viendo triunfos de ultraderecha en ciertos países, elecciones muy ajustadas y grupos religiosos muy aferrados a grupos de ultraderecha que pretenden ser oposición política, pero en el fondo lo que son, de lo que se trata, es de ser grupos anti derechos.

Entonces, creo que todas y todos tenemos que estar vigilantes. No dar por sentado nada y seguir trabajando todos los días: la sociedad civil, los colectivos que defienden derechos y nosotros, como juezas y jueces, para evitar que tengamos el riesgo de una regresión en los derechos que hemos ganado.

Hoy la Corte mexicana se encuentra a la vanguardia en el mundo con el derecho fundamental a la interrupción legal del embarazo de las mujeres, con el derecho al matrimonio igualitario, con todo lo que hemos avanzado a la igualdad de la mujer, en protección a personas con discapacidad, a personas indígenas, etcétera.

El Ministro Arturo Zaldívar afirmó que la SCJN ha trabajado en los años recientes en proteger los derechos sociales. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

Creo que estos derechos han costado mucho. Tenemos que estar siempre alertas para que no se pierdan y también, por supuesto, que los medios de comunicación juegan un papel para alertar: en este momento no veo en la integración de la Corte ese riesgo pero históricamente diez años, 15 años, 20 años no son nada. Entonces los cambios de integraciones, los cambios en la sociedad pueden generar también modificaciones.

Miren ustedes: hace once años que yo propuse por primera vez que había un derecho fundamental a la interrupción del embarazo en el Pleno. Fue un escándalo. Tuve malas reacciones sociales, políticas y hasta familiares. Hoy, cuando la Corte realizó ya [este cambio] por unanimidad, la mayoría de la ciudadanía lo recibió adecuadamente.

Esto es, que se ha venido haciendo un cambio cultural que no es mérito sólo de la Corte, es sobre todo mérito de las mujeres, sobre todo de las jóvenes de las chicas, de la marea verde, la marea morada, que han venido con esa exigencia, con esos gritos, con esa fuerza a obligarnos a voltearlas a ver y entonces hoy ya es vergonzante votar de otro modo. Es un costo político alto. Ojalá esas voces de la sociedad, de los colectivos también de la diversidad sexual, nunca falten porque si nos dormimos, siempre estarán acechando los grupos anti derechos.

Alejandro Páez Varela:
—Hay olas. El péndulo, las tesis del péndulo. Usted habla de una ola anti derechos en el mundo. La hemos visto también en México. ¿Usted advertiría sobre cuáles derechos podrían ser más vulnerables ahorita, que no estén tan enraizados en la sociedad?

Ministro Zaldívar:
—Hay varios derechos que siempre se ven que son los que más peligran. Todos los derechos de las mujeres. No solamente los derechos sexuales y reproductivos sino todo lo que tiene que ver con la igualdad de género, con las acciones afirmativas para igualar la cancha. Por supuesto los derechos de los colectivos de la diversidad sexual. Los derechos de personas con discapacidad y los derechos que tienen que ver con las personas indígenas y los derechos sociales. Los derechos sociales en México estamos apenas en la etapa de poderlos hacer justiciables, de poderlos hacer parte de nuestras decisiones jurisdiccionales.

Y claro, para ciertas visiones económicas e ideológicas, estos derechos no tienen razón de ser porque los consideran contrarios al libre comercio o a la libertad económica, etcétera. Todo lo que hemos venido escuchando; entonces, pues, hay que estar muy alertas porque nuestra Constitución prevé un constitucionalismo transformador y es función de los jueces y las juezas transformar la realidad a través de nuestras sentencias.

Delgado Gómez:
—La corrupción en el Poder Judicial que es, ha estado enraizado por décadas. ¿Cómo, en ese tema, encontró el Poder Judicial y cómo lo deja?

Ministro Zaldívar:
—El Poder Judicial federal, cuando yo lo tomo, sí tenía un problema importante de corrupción. No generalizado, sino había sobre todo ciertas redes de abogados, algunos muy conocidos, y funcionarios judiciales que generaban redes de corrupción. Esas redes ya fueron totalmente desintegradas de tal suerte que hoy podría decir que, si bien yo supongo que puede haber todavía algunos casos aislados de corrupción, ya no hay una corrupción que pudiera ser avalada o institucionalizada o generalizada en ciertos sectores.

En ese sentido, junto con el combate que dimos al nepotismo creo que dejamos en este y en muchos temas, un Poder Judicial renovado.

Páez Varela:
—El Presidente López Obrador hace apenas unos días hablaba sobre la necesidad, y decía: “todavía hay tiempo”, en el periodo en el que tiene, de una reforma de fondo en el Poder Judicial. Y hay la idea, la sensación de que él mismo se siente insatisfecho con los avances que se han logrado hasta hoy. ¿Qué responde a eso?

Ministro Zaldívar:
—Lo que pasa es que el tema de la justicia es muy complejo. Yo le podría decir: a nivel de Poder Judicial federal nosotros ya hicimos la Reforma Judicial pero, ¿qué falta? Falta la reforma de los Poderes Judiciales de los estados, que si no se reforman los poderes judiciales de los estados es imposible; falta la reforma a las fiscalías, sobre todo a las fiscalías de los estados. Y falta la reforma a los procesos, al ser una revisión del sistema penal acusatorio, de los procedimientos familiares, de los procedimientos civiles.

El Congreso tiene pendiente desde hace varios años el Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares y falta también, creo yo, una regulación de la abogacía. Los abogados y las abogadas son también parte del problema. Entonces, yo podría decir: “sí, creo que todos nos sentimos insatisfechos del tema de justicia”. Pero también me parece que el Poder Judicial federal ha hecho la parte que le corresponde, pero toca hacer todo lo demás que ya no nos toca a nosotros.

El Ministro Arturo Zaldívar en la entrevista con Alejandro Páez Varela y Álvaro Delgado. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

Delgado Gómez:
—Sobre todo en los poderes judiciales en los estados, subordinados ahí sí, en la mayoría de los casos, a los gobernadores o a las gobernadoras. Como están sometidos muchas veces los Congresos o los organismos constitucionales autónomos. Pero yo quisiera preguntarle sobre eso: además de los poderes del Estado, los poderes constitucionales del Estado, ¿cuáles son los poderes de facto, los poderes fácticos, los poderes informales que evitan que avancen los derechos o que suprimen derechos, buscan suprimirlos? Me refiero al poder mediático, me refiero al poder criminal, al poder del crimen organizado. El poder militar. ¿Qué poderes informales en México no quieren que pueda avanzarse más en un proyecto de Nación más justo?

Ministro Zaldívar:
–Lo que pasa es que tengo la impresión de que hasta antes de esta transformación, el poder político, el poder económico, el poder mediático y el poder judicial estaban del mismo lado.

Hoy el poder político, el poder económico, el poder mediático, el poder judicial están dispersos. Esto genera choques, esto genera críticas pero además de esto, obviamente los poderes fácticos, dependiendo del caso y la situación, pues buscan que sus intereses sean los que prevalezcan.

Pues claro, son los intereses que usted ha mencionado. Obviamente hay poderes económicos, hay poderes mediáticos, hay el poder del crimen organizado, de las iglesias, etcétera. Todo eso es innegable. Pero no es sólo en México: lo hay en todos los países del mundo. Tampoco debemos espantarnos por eso; simplemente que los jueces y las juezas tenemos que hacer nuestro trabajo, lo que creemos que es nuestra obligación, con independencia de esos factores.

Cometeríamos un error, y vuelvo a las críticas que me hacían a mí al principio, de resolver los temas acordes a la crítica que nos hagan. Yo creo que nosotros tenemos que actuar con independencia de lo que opinen los poderes mediáticos o el poder económico o de cualquier otra índole porque al final, nuestras sentencias y los argumentos de nuestras sentencias son los que están ahí.

Y también me parece, y en esto también he sido criticado, que en esta nueva etapa, no sólo en México sino en el mundo, los jueces y las juezas ya no hablamos sólo por nuestras sentencias. Cuando tú dices que un juez habla por su sentencia, lo que quiere decir es que el juez no habla, sólo habla la sentencia.

Hoy creo que nos tenemos que acercar a la sociedad. Nosotros hemos hecho un gran esfuerzo para acercarnos a la sociedad para comunicar mejor. Soy el primer Presidente de la Corte que da entrevistas, que da conferencias de prensa, que escribe en un periódico.

Páez Varela:
—Que usa Twitter.

Ministro Zaldívar:
—…que usa redes sociales, que usa TikTok, por supuesto. Y todo esto es un esfuerzo de acercarnos a la gente. Entonces creo que esta apuesta es importante porque la única forma de poder competir con estos factores es tratar de manera directa, de viva voz, o a través de los métodos modernos de comunicación; que la sociedad y particularmente las personas más jóvenes de nuestra sociedad, sepan y valoren lo que estamos haciendo y la importancia que tiene lo que estamos haciendo para sus derechos.

Andrés Manuel López Obrador y Arturo Zaldívar Lelo de Larrea tras el tercer informe del ministro presidente ante la SCJN. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

Páez Varela:
—¿Usted coincide con el Presidente de México de que hay una presión inédita desde los medios de comunicación, desde el poder mediático en contra de las autoridades de los distintos poderes?

Ministro Zaldívar:
—Yo coincido en el sentido de que sí hay una crítica muy, muy importante de los medios tradicionales a lo que se hace en el Poder Ejecutivo, en el Legislativo y también a lo que hacemos en la Corte, por supuesto. Yo lo veo como algo normal en democracia. Creo que hoy es muy fácil identificar ciertas críticas, a qué intereses responden y eso al final creo que es lo importante: Las críticas no deben asustarnos, es parte de una convivencia democrática. Tampoco debemos desdeñarlas. Puede haber críticas que son fundadas, que son de buena fe, que son incluso inteligentes y las que no son, las que son interesadas, las que se fundamentan en mentiras o las que repiten insultos de manera poco o muy graciosas, pues esas no hay ni siquiera que tomarlas en consideración.

Delgado Gómez:
—¿En qué coincide en el proyecto de la Cuarta Transformación que lidera el Presidente López Obrador?

Ministro Zaldívar:
—Yo primero tengo que decir que tengo una relación con el Presidente López Obrador de respeto, de confianza, de cordialidad y podría decir que incluso de afecto. Él ha apoyado, de verdad ha apoyado todos los esfuerzos de transformación del Poder Judicial federal. Gracias a él pudimos hacer la gran Reforma Judicial y puedo decir que ha respetado la independencia judicial al margen de las críticas que hace, que eso es distinto.

Una cosa es que alguien haga una crítica porque hay decisiones que no le parecen y otra cosa es que haya presiones indebidas o solicitudes indebidas. Nunca el Presidente de la República me ha pedido nada, mucho menos algo indebido, y de tal suerte que en el terreno personal e institucional esa es la relación que llevamos.

Por lo demás debo decir que todos los presidentes de la Corte anteriores a mí llevaron una relación cordial, respetuosa con los presidentes de la República anteriores. Nada más que lo hacían de manera secreta y no se hacía transparente como lo hacemos ahora.

Yo no quiero meterme en las medidas ya especiales que el Presidente ha impulsado en sus cuatro años porque muchas de ellas han llegado o llegarán a la Corte. Pero, ¿en qué coincido? En la visión social del Presidente de la República, en que es importante voltear a ver a los pobres. Yo coincido en que, por el bien de todos, primero los pobres. En eso coincido plenamente con el Presidente.

Alejandro Páez Varela y Álvaro Delgado Gómez