Video: “¡La lucha sigue!”, consigna de la coalición que, pese a la derrota electoral, busca con ansia más fondos para la educación de los niños angelinos

June 8, 2019 - por

Video: “¡La lucha sigue!”,  consigna de la coalición que, pese a la derrota electoral, busca con ansia más fondos para la educación de los niños angelinos

La maestra Bertha Martínez habla con padres de familia en la escuela Ellen Ochoa Learning Center, en Cudahay.

_______________________________________________________________________

La situación financiera del distrito escolar ya está en el umbral de los focos rojos. Con visión crítica y autocrítica detectan acciones fallidas o faltas de mejores resultados para ajustar la estrategia para conseguir recursos. “Este ha sido un tropezón pero saldremos adelante”, afirma el vicepresidente del sindicato de maestros angelinos, Juan Ramírez.

__________________________________________________________________________________________

Desde que la noche del pasado martes cuando se empezaron a dar los primeros resultados electorales de la Medida EE,  empezó el estupor. Una incredulidad que terminaría en un trauma al ideal de lograr mayores recursos financieros para un distrito escolar con estertores de crisis. La esperanza menguó, pero el coraje la fortaleció y llamó a la reflexión para saber ¿qué pasó?

¿Por qué la derrota, cuando la propuesta fue impulsada por una coalición atípica, sin precedente y muy amplia: el alcalde Eric Garcetti, el sindicato de maestros con sus 34 mil miembros, el distrito escolar, dirigentes de planteles chárter, organizaciones de trabajadores y comunitarias?

Tenían todo para ganar los dos terceras partes de los electores, como disponía la ley para validar la Medida EE. Estaba la máxima autoridad de la ciudad, las autoridades del segundo distrito escolar más grande del país, el sindicato de maestros de mayor membresía de California y decenas de organizaciones, políticos y legisladores, que pudieron haber conjuntado una base clientelar robusta.

Por eso el schock del descalabro. Pero la necesidad de inyectar recursos económicos a las escuelas ha revitalizado a ese movimiento, cuyos dirigentes se congregaron un día después de la elección y – con base en un axioma externado por la vicepresidenta del Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés), Gloria Martínez- lanzaron el grito de lucha: “¡Perdimos una batalla, pero ganaremos la guerra por la inversión de nuestros estudiantes”.

Y ya desde ese día se fijaron fechas para presentar nuevas iniciativas electorales tendientes a generar recursos económicos al sector educativo. Alex Caputo-Pearl, líder de los docentes, aseguró que en el 2020 se presentará nueva propuesta a los votantes.

Y el Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD), Austin Beutner, fue tajante: “¿Qué sigue? Es hora de llevar la pelea a Sacramento”.

“Pediremos al gobernador y a la legislatura financiamiento adicional para nuestras escuelas”, expresó. Y algo fundamental: “Continuaremos informando a las comunidades a las que servimos sobre la necesidad de financiación para las escuelas locales”.

El alcalde Garcetti, quien impulsó fuertemente la promoción de la Medida EE, dijo que “no estoy preocupado por mí”, en referencia al capital político perdido con la derrota de la propuesta. “Voy a estar bien. Estoy preocupado por nuestros hijos, porque ellos son los que no verán el progreso cuando llegue el otoño “.

“Pero a menos que usted sea un estudiante en la escuela o un padre que recoja a un estudiante cada día, es posible que no vea esta crisis silenciosa “, citó en alusión a la estrechez financiera del distrito escolar.

La propuesta iba a generar 500 millones de dólares anuales, que se destinarían solo a reducer el número de alumnos en las aulas, a preserver y contratar a maestros de muy Buena calidad, a proporcionar en cada escuela servicios de enfermería, psicologos, consejeros, a mejorar las instalaciones y su limpieza, fundamentalmente.

Sin embargo, los opositores divulgaron que ese dinero era, sobre todo para pagar burocracia y beneficios del personal del distrito, mentira que creyeron muchos votantes, dijo Ramírez.

Frente a la escuela Western Avenue Elementary se reunieron líderes de esa coalición: Alex Caputo-Pearl, de los maestros, el superintentente Beutner, Mónica García, presidenta de la Junta Educativa del distrito escolar, el alcalde Garcetti y otros dirigentes.

La medida EE perdió en las urnas el pasado martes. Por ella votaron 139,027 personas, el 45.68%, y por la desaprobación, 165,294, el 54.32%, de acuerdo al resultado final del conteo de los sufragios en los 888 centros de votación. Se requería que la apoyaran dos terceras partes de los electores. De haber triunfado generaría 500 millones de dólares al distrito escolar duante doce años.

A partir de entonces la autocrítica permea a la coalición.

DERROTA ALECCIONADORA; JUAN RAMIREZ, VICEPRESIDENTE DE UTLA

La Educación habló con Juan Ramírez, vicepresidente de UTLA, quien aborda la situación con una mirada crítica y con seguridad concluye que una vez corregido lo que no se hizo bien, no hay duda que van a salir adelante.

No vacila en poner en el banquillo de los acusados a los opositores de la Medida EE, fundamentalmente miembros de corporaciones afiliados a la Cámara de Comercio de Los Angeles, que crearon un discurso engañoso, tendiente a crear miedo para influir en los votantes, aún en aquellos de extracción popular.

Con la Medida EE se hacía necesario pagar a cada propietario de un bien raíz a razón de 16 centavos por pie cuadrado y, consecuentemente, el promedio a pagar al dueño de una casa común y corriente era de unos 20 dólares mensuales y los tenedores de grandes edicicios, sobre todo los que se encuentran en el centro angelino, iba a pagar hasta un cuarto de millón de dólares.

Eso es lo que no quisieron las corporaciones, contribuir con la educación, pagar los impuestos que debe ser, porque son magras las cantidades que desembolsan al fisco debido a leyes que los eximen de esa responsabilidad, lo cual Ramírez condena.

Varios de los capitanes de empresa que aportaron fuerte cantidades a la campaña del “No”, están vinculados al presidente Trump, a quien aportan fuertes sumas de dinero para sus campañas.

Pero lo que incomoda al dirigente magisterial es que haya personas de la comunidad que se hicieron eco de las patrañas y engaños de los opositores de la Cámara de Comercio.

Por eso, el Superintendente Beutner y Ramírez coinciden en la necesidad de tener una comunicación social efectiva que haga contacto con los padres de famila, con los miembros de la comunidad, para que emitan votos razonados con base en la información clara y objetiva.

Esta es la entrevista al vicepresidente Ramírez, celebrada en su despacho de UTLA: