Video: Volver a clases presenciales, difícil por la pandemia que afecta, sobre todo, a las familias más pobres, a las que pertenecen el 80% de los alumnos angelinos

September 10, 2020 - por

Video: Volver a clases presenciales, difícil por la pandemia que afecta, sobre todo, a las familias más pobres, a las que pertenecen el 80% de los alumnos angelinos

 Preferible fortalcer la educación a distancia en estos momentos.

Por supuesto que los maestros quieren retornar a las clases presenciales, pero con una condición: que haya plena seguridad de que la salud de la comunidad escolar está bien protegida, a salvo.

“No queremos arriesgar la vida de nadie, de los estudiantes, de sus familias, de los maestros, de los empleados de las escuelas, porque ahora mismo nadie garantiza que todo está bien”, afirmó el vicepresidente del Sindicato de Maestros, Juan Ramírez.

El dirigente hizo tales planeamientos a propósito de una propuesta del distrito escolar para que regresaran a las aulas los niños de educación especial y los aprendices de inglés.

Ramírez expresó:

“Aparte de la importancia que tiene darle educación a esos niños, hay que pensar en la seguridad de ellos. Hasta ahora nadie puede garantizar que el regreso a un salón de clases, aunque sean pocos niños, sea seguro. Insistimos que para regresar a unas clases presenciales debe haber protocolos de seguridad ya establecidos y todavía no estamos ahí”.

Señaló que en las actuales circunstancias, es mejor buscar la forma de mejorar la educación virtual y planear cómo se puede regresar a las aulas de forma segura.

El coronavirus ha ido disminuyendo paulatinamente, pero aún no puede haber condiciones para un retorno a las escuelas, de acuerdo al Departamento de Salud del Condado de Los Angeles.

Hasta este 10 de septiembre, en California existen 751 mil 861 infectados y 14 mil 96 fallecidos, mientras que en el área angelina hay 251 mil 75 casos y seis mil 131 defunciones, indicó esa dependencia.

En cuanto a mortalidad, la tasa más alta se registra entre los latinos con 87% por cada cien mil habitantes. Precisamente, los estudiantes de ese sector étnico son la mayor parte de los estudiantes del distrito escolar angelino ya que ocupan el 72% del total de la población escolar.

En porcentaje de fallecidos por COVID-19, a los latinos siguen los afroamericanos con 63%, los asiáticos, 42% y los blancos, 31% , indican  cifras oficiales.

El Superintendente del distrito escolar, Austin Beutner, ha destacado que el 80% de los alumnos son de bajos ingresos.

Ramírez también llamó la atención de este hecho: “Si se ponen  pensar, muchos padres de los alumnos son trabajadores esenciales expuestos al virus donde trabajan y añadirles nueva preocupación sería hacerlos doblemente inseguros en la situación en la que nos encontramos”.

De cara a esta realidad, UTLA, siglas en inglés del sindicato de docentes, ha sido reiterativo: no retorno a clases mientras la pandemia sea una amenaza para la seguridad de la comunidad escolar.

En días pasados, la presidenta del gremio magisterial angelino, Cecily Myart-Cruz, refrendó que los maestros no volverán a clases presenciales hasta que no haya plenas garantías de preservación de la salud de todos los que acuden a las escuelas: alumnos, sus familias, y personal.

Se refirió a que recientemente, el Condado de Los Angeles anunció pautas que permiten a los distritos escolar reabrir para proporcionar servicios en persona a estudiantes de educación especial y de inglés que aprenden mejor en clases presenciales.

UTLA, anotó, está firmemente en contra de cualquier retorno físico a las escuelas a menos de que sea aseguro hacerlo. Ningún miembro regresará físicamente al trabajo hasta que las escuelas reabran para todos los estudiantes, expuso la dirigente.

Myart-Cruz aseguró que no es que UTLA no quiera volver a clases, sino que no hay plenas condiciones de seguridad aún, porque el coronavirus sigue en altos rangos. Además, las familias de los estudiantes sufren marcadas tasas de infección y muertes por la pandemia.

Se refirió, asimismo, al programa de pruebas de COVID-19 y rastreo de contactos anunciado por el Superintendente del distrito escolar. Austin Beutner, para el personal que actualmente trabaja en las escuelas y posteriormente para todos los estudiantes y miembros de las escuelas cuando reabran.

Este programa – precisó- no significa un movimiento acelerado hacia un regreso físico a las escuelas ya que la propagación del coronavirus aúna excede con creces las pautas estatales para un retorno seguro a las clases presenciales.

Dijo que hay otros protocolos que deben cumplirse como los procedimientos de desinfección de equipos de protección personal y procedimientos adecuados, ventilación en los espacios escolares.

Myart-Cruz aseguró, sin embargo, que el programa de pruebas es un paso importante y el distrito escolar buscó la participación de las enfermeras escolares para comenzarlo durante el fin de semana´.

Explicó que con el comité de enfermeras escolares -que pertenecen a UTLA- negociaron  un acuerdo con el distrito escolar para garantizar la seguridad de las que determinen participar en el programa de manera voluntaria. Esa participación la pueden cancelar con un aviso de 48 horas de anticipación.

El distrito escolar informó que cuenta con más de 700 mil estudiantes de los cuales el 73.4 % son latinos; 10.5 % blancos no hispanos; 8.2 % afroamericanos y 4.2 % asiáticos, entre otros-  y 900 sitios educativos.

En el video que se presenta a continuación, el vicepresidente Ramírez habla, además, de otras partes de la educación virtual de cuya precisión y claridad tratan y negocian con el distrito escolar: