Videos: Policías de Celaya, Guanajuato, asesinaron a un tamalero, al mejor estilo de uniformados de EU con afroamericanos

November 24, 2020

El agredido por  la policía, a punto de fallecer, yace en el suelo.

Carlos García/ corresponsal de La Jornada. 

Celaya, Gto. 

Un hombre que vendía tamales en Celaya fue presuntamente asesinado a golpes por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) cuando iban a cumplimentar una orden de aprehensión en su contra, algo que desconoce la familia. Los elementos involucrados en la muerte de Juan Carlos Padilla —dos hombres y una mujer— fueron detenidos, informó el fiscal Carlos Zamarripa Aguirre.

En su cuenta de Twitter, Zamarripa se limitó a describir lo sucedido: “El inculpado perdió la vida. Los agentes han sido detenidos y su actuar será investigado a fin de esclarecer la mecánica de los hechos”, y agregó que los elementos “bajo condiciones de oposición de un tumulto cumplimentó una orden de aprehensión en Celaya”.

Al respecto Rosa Isela Zamudio Jasso, esposa de la víctima, relató que a las 15:30 horas del pasado lunes, ella, Juan Carlos y una nieta caminaban por la calle Jaime Nunó, en el Barrio de la Resurrección, cuando fueron abordados por tres elementos de la AIC.

“Ellos gritaban que se parara, que se parara, no sabíamos qué pasaba, mi esposo llevaba a mi nieta de seis años y yo iba caminando atrás de él, me dijo: apúrate, apúrate”, explicó.

Recordó que la familia les pidió a los uniformados identificarse y que mostraran la orden de aprehensión, pero éstos no lo hicieron.

“Mi esposo se cayó al suelo y ellos se subieron arriba de él para esposarlo y lo estaban golpeando; la mujer que estaba con ellos se subió a la camioneta, la emparejó para que subieran a mi esposo”, prosiguió.

Agregó que su cónyuge pedía ayuda pues pensó que lo estaban secuestrando. “Él tenía mucho miedo, le daban varios nombres y él les decía que no era ninguna de esas personas, seguían y seguían golpeándolo”.

Al lugar llegaron más elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) y entre seis funcionarios sometieron a Juan Carlos y lo subieron a la camioneta.

Después supo que su esposo fue llevado al Hospital General porque estaba “muy mal herido”. “A mi hija le dijeron que mi esposo ya había fallecido, que había llegado muerto, que iba muy golpeado, que la mandíbula la llevaba rota”, reveló Rosa Isela.

La mujer aseguró que el comerciante era una persona trabajadora que nunca se metió con nadie, y recriminó que “no tenían derecho a quitarle la vida, mi esposo tenía 30 años vendiendo tamales”.

La familia del fallecido tiene miedo, dijo Rosa Isela y responsabilizó al personal de la Fiscalía General del Estado si algo les llegara a pasar a ella y su familia.

Por su parte, la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHG) inició la queja 103/2020-CI por el probable asesinato del comerciante de 54 años de edad, y solicitó un informe al Director General de Investigaciones de la FGE así como al director del Hospital General de Celaya.

“Adicionalmente, se realizó una inspección en el lugar de los hechos para recabar las pruebas y testimonios que ayuden al esclarecimiento de lo ocurrido”, refirió Derechos Humanos.

En tanto, en la red social Twitter, el hashtag #JusticiaParaJuanCarlos se convirtió en tendencia a nivel nacional, para denunciar la agresión contra el vendedor de tamales, y claman por justicia al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.