Videos: Biden, certificado como próximo mandatario, controlará el estratégico Senado, gracias al triunfo de dos demócratas en Georgia

January 7, 2021 - por

Videos: Biden, certificado como próximo mandatario, controlará el estratégico Senado, gracias al triunfo de dos demócratas en Georgia

Seguidor de Trump en la oficina de Nancy Pelosi.

Esta madrugada, Joe Biden fue certificado por el Congreso como próximo presidente y Kamala Harris como vicepresidenta. En Georgia se confirmó el triunfo de los dos demócratas en el Senado, de tal forma que el próximo gobierno tendrá el control legislativo para impulsar sus propuestas, entre ellas la reforma migratoria, en favor de al menos 20 millones de indocumentados, mayoritariamente mexicanos.

Las impugnaciones  para evitar  la declaratoria del triunfo de Biden no prosperaron y sólo han sido considerados como intento golpista, con extremistas de derecha armados seguidores del presidente Trump, irrumpiendo dentro del Capitolio, ingresando a las oficinas, robando objetos, ondeando banderas confederadas de los sureños esclavistas. Ha sido una jornada atípica y -como dicen expertos- se desconocen sus consecuencias. Otros advierten, incluso, que es el principio de un ciclo peligroso con un Trump opositor con una fuerte base social.

Una jornada que le dio la vuelta al mundo y que ha merecido una repulsa casi generalizada, en la que hubo cuatro fallecidos, 14 oficiales policiacos lesionados y 50 arrestados. Incluso, hubo enfrentamientos armados en las puertas del Capitolio.

Ha crecido la exigencia demócrata de destituir de inmediato a Trump, por lo peligroso de su comportamiento ya sea al través de un impeachment o con la aplicación de la Enmienda 25. En  ese caso el vicepresidente Pence quería al frente de la presidencia. Pence se negó a aceptar la orden de Trump de impedir el reconocimiento de Biden en el Congreso y condenó la violencia, lo que irritó al ejecutivo. Y fue él, quien a las 3:32  de la madrugada dio como triunfadores a Biden y Harris.

Este es el seguimiento de los acontecimientos:

BIDEN, CERTIFICADO COMO PROXIMO MANDATARIO

Tras verse obligado a interrumpir la víspera la sesión del conteo de votos electorales por la irrupción en el Capitolio de manifestantes afines a Trump, el Congreso estadounidense ha aprobado finalmente este jueves los resultados del Colegio Electoral que certifican al demócrata Joe Biden como el próximo inquilino de la Casa Blanca.

“El número total de electores designados para votar por el presidente de EE.UU. es de 538, siendo la mayoría 270 […] Joseph R. Biden, del estado de Delaware, recibió 306 votos para presidente de EE.UU. Donald J. Trump, del estado de Florida, recibió 232″, declaró el actual vicepresidente Mike Pence.

El alto funcionario, que presidió la decisiva reunión conjunta de las dos cámaras del Congreso, también anunció que la senadora demócrata Kamala D. Harris, del estado de California, se convertirá en la próxima vicepresidenta.

Sin objeción

A las 3:32 de la mañana (hora local), casi 15 horas después de que comenzara la sesión conjunta, Pence anunció los resultados favorables a Biden en el estado de Vermont, lo que llevó al demócrata más allá de los 270 votos electorales necesarios para que el Congreso lo confirmara como el próximo presidente de la nación.

“¿Hay alguna objeción a contar la certificación del estado de Vermont?”, preguntó Pence, que este miércoles rechazó la solicitud de Trump de que interviniera en el recuento. Nadie respondió, informa The Washington Post.

El tan esperado momento, retrasado por la irrupción de los manifestantes pro republicanos en los pasillos del Capitolio y la evacuación de los legisladores del Congreso, fue recibido con una ovación entusiasta.

Con su negativa a acatar las demandas que le hizo el presidente saliente, el vicepresidente cumplió con la promesa que hizo este miércoles en una carta de dos páginas y media compartida a través de su cuenta de Twitter, en la que garantizó que cumplirá con sus deberes constitucionales.

La ceremonia de inauguración de Joe Biden y Kamala Harris se celebrará el mediodía del próximo 20 de enero.

Caos en el Capitolio

La certificación de Biden y de Harris se produce después de que una multitud de manifestantes pro-Trump rompieran el cordón de seguridad alrededor del Capitolio de EE.UU. y lograran entrar a la sede legislativa, lo que obligó a suspender el proceso constitucional y evacuar a los congresistas.

La sesión conjunta del Congreso, que suele ser un acto ceremonial, se pospuso más de tres horas debido a los disturbios. Después, las cámaras del Congreso finalmente pudieran regresar al debate, que se prolongó hasta la mañana del jueves.

La protesta de los partidarios de Trump desembocó en fuertes enfrentamientos con los agentes del orden, que arrestaron a 52 personas. El jefe de la Policía de Washington D.C. confirmó que cuatro personas han muerto y 14 agentes se encuentran heridos. Entre las víctimas se encuentra una mujer alcanzada por un disparo de la Policía del Capitolio. Otras tres personas fallecieron en “emergencias médicas”.

La mujer fue identificada como Ashli Babbitt, una veterana de la Fuerza Aérea estadounidense, con 14 años de servicio, residente en San Diego, California. El momento exacto en el que la manifestante resultó fatalmente herida por un disparo fue captado en video y difundido por los medios.

ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad

Trump promete una transición “ordenada”

Tras la confirmación formal de la victoria de Biden, el presidente saliente, Donald Trump, cuya cuenta de Twitter permanece bloqueada desde el miércoles, emitió un comunicado a través del perfil del asistente de la Casa Blanca, Dan Scavino, en el que subraya que la decisión del Colegio Electoral “representa el final del mejor primer mandato en la historia presidencial”.

En el texto, el mandatario reitera su “desacuerdo” con el resultado de las elecciones, si bien promete a la nueva Administración “una transición ordenada”.

“Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurarnos de que solo se contaran los votos legales. Si bien esto representa el final del mejor primer mandato en la historia presidencial, es solo el comienzo de nuestra lucha para hacer que América vuelva a ser grande“, escribió el republicano.

Reacciones internacionales

Muchos líderes mundiales han condenado los violentos enfrentamientos que estallaron este miércoles entre partidarios de Trump y la Policía del Capitolio, y han hecho un llamamiento a respetar los resultados electorales.

La Organización de Estados Americanos (OEA) condenó y repudió los violentos incidentes ocurridos este miércoles en el Capitolio de EE.UU., señalando que se trata de un “atentado contra las instituciones” estadounidenses “por manifestantes que desconocen los recientes resultados electorales”.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, calificó de “impactantes” las protestas e instó a respetar los resultados electorales, que darían la victoria al candidato demócrata Joe Biden.

.

La ministra británica del Interior, Priti Patel, fue la más dura en sus comentarios y atribuyó la “terrible” violencia de este miércoleas a la retórica incendiaria de Trump, que se negó a reconocer su derrota en las elecciones presidenciales y durante meses ha estado agitando un presunto fraude electoral. “Sus comentarios llevaron directamente a la violencia, y hasta ahora no ha podido condenar esa violencia y eso es completamente incorrecto”, se lamentó Patel.

Por su parte, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, calificó los violentos incidentes en Washington D.C. de “vergonzosos”.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, manifestó que sus compatriotas están “profundamente perturbados y entristecidos por el ataque a la democracia”. Bajo la misma línea se expresaron los mandatarios de Argentina, Colombia, Chile, Turquía y Venezuela, entre otros.

TRIUNFAN DEMOCRATAS EN GEORGIA

Nueva York.

Los dos escaños del Senado federal en juego en Georgia en segunda vuelta fueron conquistados por demócratas, cambiando así de inmediato el juego político nacional al entregar el control de la cámara alta a manos del partido del presidente electo, Joe Biden, y de repente los demócratas asumirán control del Ejecutivo y el Poder Legislativo a partir del 20 de enero.

Georgia, bastión republicano durante las últimas dos décadas, no había elegido a un senador demócrata en 20 años. La derrota de los republicanos en la contienda en ese estado también es demoledora para el partido nacional, sobre todo al expulsar como líder de la mayoría del Senado al republicano más poderoso de Washington después del presidente, Mitch McConnell.

El triunfo de Raphael Warnock, pastor de la histórica iglesia bautista Ebenezer, en Atlanta, cobra enorme relevancia no sólo porque en esa misma iglesia fue donde se inició y apoyó la cruzada del reverendo Martin Luther King Jr, sino que marcará la primera vez que un afroestadunidense de ese estado es enviado al Senado.

El triunfo de su colega Jon Ossoff –algo aún menos esperado hace apenas unas semanas– implica que el Senado federal ahora estará dividido entre 50 republicanos y 50 demócratas. Según las reglas de la cámara alta, quien ocupa la vicepresidencia es también presidente del Senado, y tiene el poder para romper empates con su voto. Ese lugar lo ocupará la vicepresidenta electa demócrata, Kamala Harris.

Sólo eso cambia radicalmente el equilibrio de poder en Washington al comienzo de la presidencia de Biden, con enormes implicaciones que van desde obtener la ratificación de sus nominados al gabinete y a jueces federales, hasta la aprobación de iniciativas políticas que incluyen giros en los ambitos de inmigración, apoyo económico a sectores vulnerables, medio ambiente y política exterior, entre otras.

Sin embargo, el escueto margen no resuelve todo por sí mismo, ya que muchos asuntos requieren un voto de 60 senadores. Pero ahora todas las presidencias de los comités del Senado serán trasladadas a legisladores demócratas, y con ello, aunque se espera todo tipo de tácticas para entorpecer la agenda de Biden, todo –incluido el tono– es mucho más favorable a la nueva Casa Blanca.

Triunfo progresista

El triunfo también marcó un cambio dramático en lo que ha sido un bastión republicano, con los triunfos de Biden en noviembre (aunque sólo por un poco menos de 12 mil votos) y ahora en esta segunda vuelta a los dos candidatos demócratas gracias a una gran movilización electoral de la comunidad afroestadunidense –un tercio de los votantes del estado sureño– junto con, aunque representando un sector mucho menor, los latinos y los asiáticos. Pero también marcó un triunfo de fuerzas progresistas dentro o en alianza con estos sectores.

Ambos candidatos resaltaron su apoyo a políticas progresistas contra la injusticia racial y en favor de mayor justicia económica. Los dos apoyan iniciativas para incrementar el apoyo económico a 2 mil dólares mensuales en lugar de los 600 aprobados para los afectados por las consecuencias económicas de la pandemia, y también elevar el salario mínimo

El senador y ex candidato presidencial Bernie Sanders afirmó: “lo que los triunfos en Georgia comprobaron es que cuando la gente tiene algo por lo cual votar a favor, en vez de sólo votar en contra, cuando damos prioridad a la organización y la movilización, nuestra agenda progresista puede ganar dondequiera”.

Más aún, ambos demócratas son novatos como candidatos políticos y Ossoff será el senador demócrata más joven jamás electo desde que Biden llegó a la cámara alta en 1973. Son caras nuevas pero parte de movimientos de derechos civiles ya antiguos que han combatido durante décadas esfuerzos para suprimir el voto que esta vez ganó, después de esfuerzos titánicos de organizaciones progresistas y coaliciones multirraciales.

Para muchos, igual de importante que el triunfo es la derrota que esto representa para Donald Trump y los que decidieron depender de él en esta contienda. Con su obsesión de subvertir la elección presidencial, Trump atacó abiertamente al gobernador y secretario de estado de Georgia por negarse a alterar los resultados a su favor, provocando divisiones entre bases republicanas. “Muchas gracias Trump”, fue la respuesta de un político republicano de Georgia al reconocer la derrota de su partido.