Videos: Dorian ya es categoría 4, considerado “extremadamente peligroso; Trump declara emergencia en Florida

August 30, 2019 - por

Videos: Dorian ya es categoría 4, considerado “extremadamente peligroso; Trump declara emergencia en Florida

Trabajos acelerados para proteger de la mejor manera su casa.

Washington. 

El presidente estadunidense Donald Trump declaró este día emergencia en el estado de Florida ante la llegada del huracán Dorian, que se prevé alcance la categoría 4 y golpee la costa este de la entidad entre la noche del lunes y la mañana del martes.

La emergencia declarada por Trump autoriza al Departamento de Seguridad Interna (DHS) y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) a coordinar todos los esfuerzos de auxilio en caso de desastre, con el objetivo de aliviar las dificultades y el sufrimiento causado por la emergencia en la población local.

La declaratoria de emergencia ocurre un día después de que el presidente Trump cancelara el viaje que tenía previsto realizar este fin de semana a Polonia, para poder permanecer en Washington y “asegurarse de que todos los recursos del gobierno federal se centren” en enfrentar a Dorian.

“Es algo muy importante para mí estar aquí”, dijo el mandatario estadunidense.

La Casa Blanca precisó que la declaración de emergencia de Trump autoriza al Departamento de Seguridad Nacional y a la FEMA a coordinar todos los esfuerzos de ayuda por desastre, de acuerdo con el diario The New York Post.

YA ES CATEGORIA 4

Los datos de los cazadores de huracanes de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés) indican que el ciclón Dorian se ha fortalecido a huracán de categoría 4, “extremadamente peligroso”, con vientos sostenidos de 215 kilómetros por hora, según ha comunicado el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU.

De acuerdo con el reporte, el aumento de la fuerza del huracán ya se reflejará en el pronóstico que se emitirá a las 03:00 UTC de este sábado.

Los especialistas advierten que el fenómeno de la marea real, que se refiere a las mareas más altas en un período dado, podría contribuir al aumento del potencial impacto de Dorian.

Así, este viernes marcó el comienzo de las mareas de otoño en Florida, que son generalmente las más altas del año, porque el agua está en su punto más cálido, sostiene el meteorólogo Brian McNoldy, de la Universidad de Miami (Florida).

Mientras tanto, todos los condados de Florida mantienen el estado de emergencia mientras continúan los preparativos para la llegada de la tormenta, esperada para este 2 de septiembre.

FLORIDA SE PREPARA

Residentes de Florida buscaron abastecerse de alimentos y agua potable mientras están a la espera del potente huracán Dorian, cuando aún no es claro por dónde tocará tierra durante el fin de semana del Día del Trabajo.

El presidente Donald Trump ha dicho que podría ser un “absoluto monstruo”, en un video divulgado en su cuenta en Twitter en que ofrece indicaciones sobre la tormenta.

La Voz de América está cubriendo la información y preparativos en Florida.

El gobernandor de Florida, Ron DeSantis, dijo que hasta el momento no se ha identificado un patrón de tráfico anormal, pero saben que, una vez los condados inicien las órdenes de evacuación, la gente empezará a abrirse camino y las vías se congestionarán.

“Luego de la declaración de emergencia hemos implementado el servicio de la Patrulla de Carreteras de Florida para que podamos facilitar el abastecimiento de combustible en los sitios críticos de congestión en la carretera”, aseguró DeSantis.

Afirmó que Florida ha activado el portal web de hoteles Expedia, con el objetivo de ofrecer a las personas una idea sobre las opciones que podrían tener disponibles en términos de alojamiento, para el caso de que haya órdenes de evacuación.

“Tenemos cerca de un millón de galones de agua (según lo solicitado), casi dos millones de comidas listas para distribuir (no hemos recibido solicitudes para ello, sin embargo, estamos listos para distribuir comidas cuando podamos) y también estamos trabajando con los administrativos de Walmart”, afirmó.

Durante la noche, el gobierno de Bahamas emitió una alerta por huracán para el noroeste del país.

Se prevé que la tormenta categoría 2 siga creciendo hasta llegar a la potencialmente catastrófica categoría 4 con vientos de 209 kilómetros por hora (130 millas por hora), y toque tierra en Estados Unidos el lunes en alguna parte entre los Cayos de Florida y el sur de Georgia, una franja de 800 kilómetros (500 millas) que refleja el elevado nivel de incertidumbre en este momento, según indicó el Centro Nacional de Huracanes.

“Si toca tierra como un huracán categoría 3 o 4, eso es un gran problema”, dijo Brian McNoldy, investigador de huracanes de la Universidad de Miami. “Mucha gente se verá afectada. Va a haber muchas reclamaciones a las aseguradoras”.

El presidente Donald Trump canceló su viaje del fin de semana a Polonia y declaró que Florida “va a estar totalmente lista”.

Hasta el momento no se han ordenado evacuaciones masivas, debido a que no es clara la trayectoria.

Sin mebargo, en Florida se toman medidas desde esta semana, cuando fue declarada la emergencia. Gobiernos locales comenzaron a distribuir costales de arena, los consumidores se apresuraron a almacenar alimentos, madera para tapiar ventanas y otros suministros de emergencia, y los automovilistas se proveyeron de gasolina. Se reportó algo de escasez de combustible en el área de Cabo Cañaveral.

BUSCANDO PROVISIONES

La agencia AP entrevistó a residentes, como Josefine Larrauri, una traductora retirada, quien acudió a un supermercado Publix en Miami y encontró las repisas vacías en la sección del agua, y los empleados no sabían cuándo recibirían más cajas.

“Me siento impotente porque toda la costa está amenazada”, afirmó. “¿Qué caso tiene ir hasta Georgia si podría tocar tierra allí?”.

Tiffany Miranda, de Miami Springs, hizo una fila de más de 30 minutos en BJ’s Wholesale Club en Hialeah para adquirir suministros en caso de un huracán. Había unos 50 vehículos en la cola, aguardando para llenar su tanque en las 12 bombas de gasolina de la tienda.

“Uno nunca sabe con estos huracanes. Podría ser bueno; podría ser malo. Simplemente hay que estar preparado”, afirmó.