Videos: Madederos provocaron incendios en la Amazonia, están fuertemente armados e impiden labores para sofocar llamas, denuncian lugareños

August 30, 2019 - por

Videos: Madederos provocaron incendios en la Amazonia, están fuertemente armados e impiden labores para sofocar llamas, denuncian lugareños

Indígenas amazónicos de la tribu Munduruku en Parracho (Brasil), en una imagen del 17 de enero de 2014. Foto: Lunae Parracho / Reuters.

La Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Amazonia Brasileña (COIAB) ha expresado en un comunicado su preocupación por el peligro que los incendios que afectan a la Amazonia suponen para los pobladores indígenas de la región.

El texto difundido señala que “los incendios están destruyendo los bosques restantes en estas regiones, espacios vitales para la supervivencia” de las tribus locales, y alerta sobre el hecho de que las personas afectadas “pueden estar en proceso de huida y sufriendo violencia estructural debido a las altas tasas de deforestación y fuego”.

Otro movimiento global en favor de los pueblos indígenas, Survival, también ha llamado la atención sobre la gravedad de esta amenaza que se cierne sobre las tribus indígenas no contactadas que habitan las áreas arrasadas por el fuego.

En su propio comunicado, esta organización revela que “indígenas locales han relatado que los madereros que provocaron los incendios están fuertemente armados y que están tratando de impedir que los bomberos accedan al lugar para combatir las llamas”, y recuerda que “los pueblos indígenas aislados se enfrentan a una catástrofe a menos que su tierra sea protegida”.

“Estos incendios no son solamente una catástrofe medioambiental, sino que también son potencialmente genocidas“, aseguran desde la dirección internacional de Survival, que acusa al presidente brasileño Jair Bolsonaro de estar “firmando una sentencia de muerte para los pueblos indígenas no contactados” al “incitar a ganaderos y madereros a prender fuego a la selva“.

“Desconocemos si hay víctimas”

La portavoz de Survival España, Laura de Luis, expresó en conversación con RT la preocupación de su organización acerca del alcance de los incendios en relación a la integridad física de las tribus indígenas.

“Desconocemos si hay víctimas, estamos haciendo seguimiento muy de cerca del caso de los indígenas no contactados awá, en uno de los territorios afectados por el fuego, porque no sabemos hasta qué punto pueden haber sobrevivido a las llamas”, explica de Luis.

La tribu waiapi transportando mandioca en la Amazonía. Amapa, Brasil. 13 de octubre de 2017. / AFP

Esta portavoz comenta que la zona en la que vive esta comunidad en concreto “es una región que ya sufre una presión brutal a nivel de deforestación“. “Por desgracia tememos que los incendios no hayan dejado escapatoria a la tribu”, añade.

La solución ya existe, sólo hay que aplicarla

Aunque los incendios del Amazonas son ya un hecho consumado, las medidas necesarias para evitar este tipo de catástrofes son en realidad “muy simples” en opinión de Laura de Luis, y de hecho, “sobre el papel, ya existe la solución“.

“Se ha luchado durante muchos años y se ha derramado mucha sangre indígena para conseguir que hoy en día tanto la Constitución de Brasil como las legislaciones nacionales de muchos países reconozcan los derechos de los pueblos indígenas –recuerda esta portavoz–, y también a nivel internacional contamos con la declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de Pueblos Indígenas y el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”.

En todos esos documentos se destaca que es crucial defender los derechos territoriales de los pueblos indígenas. Tal como explica de Luis, “si protegemos sus tierras, estaremos protegiendo no solo unos entornos de inmensa biodiversidad, sino también sus propias vidas”. La portavoz señala además que “los pueblos indígenas son los mejores guardianes de la naturaleza“.

En ese sentido, de Luis remarca que “el 80 % de los territorios más biodiversos del planeta se encuentran en la actualidad en territorios indígenas”, por lo que sugiere “escuchar qué es lo que tienen que decirnos estas personas para frenar el cambio climático, para cuidar del medioambiente”.

Sin embargo, la política internacional parece sorda a esta urgente realidad. La portavoz de Survival lamenta que los líderes mundiales estén enfrascados “en un tira y afloja sobre si se acepta o no el dinero para luchar contra los incendios”, cuando lo que deberían hacer es “ponerse a cumplir la ley que ya existe y respetar los derechos territoriales de los pueblos indígenas”, algo que desde su punto de vista hay que hacer “por los propios pueblos indígenas, por la Naturaleza y por toda la Humanidad”.

Deforestación y agronegocio

Los focos de incendio aumentaron en Brasil un 85 % en comparación con el año 2018, según datos oficiales del gobierno brasileño. Científicos y organizaciones no gubernamentales tienen claro el motivo: los fuegos están ligados a la deforestación provocada por agricultores, madereros e invasores de tierras (a menudo demarcadas como indígenas) alentados por las políticas de Bolsonaro favorables a abrir las áreas protegidas al agronegocio.

Solo en julio, se destruyeron 2.254 kilómetros cuadrados de la Amazonía brasileña el pasado julio, lo que supone un 278 % más que los 596,6 kilómetros cuadrados del mismo mes de 2018.