Videos: Masacre de Minatitlán, llamado a gobiernos, políticos y sociedad a eliminar diferencias para enfrentar unidos al enemigo número uno de México: la criminalidad

April 20, 2019 - por

Videos: Masacre de Minatitlán, llamado a gobiernos, políticos y sociedad a eliminar diferencias para enfrentar unidos al enemigo número uno de México: la criminalidad

Familiares de desaparecidos.

La masacre de Minatitlán es un llamado a la clase política, a la sociedad, a dejar a un lado diferencias para que todos enfrenten al enemigo número uno de México: la criminalidad.

A medida que se conocen más detalles del sadismo de los criminales, quienes acabaron con la vida de 13 personas en una fiesta, incluyendo la de un niño al que dispararon a quemarropa, crece el estupor general y el gobierno federal llama a sumar en favor de todos.

El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, hizo un llamado a actuar de manera unida a los tres niveles de gobierno y “trascender diferencias democráticas legítimas e impulsar un espacio para coincidencias sin regateos de todos los poderes y niveles de gobierno del Estado mexicano”.

A través de su cuenta personal de Twitter, el funcionario federal señaló que “En el fondo de la violencia está la ruptura, con efectos e inercias acumulados por décadas, de nuestro tejido social”.

Durazo apuntó que “la estrategia (del gobierno federal) es avanzar hacia su regeneración y cancelar la corrupción que, desde el poder, ha amparado a los grupos criminales y permitido su impunidad”.

En ese contexto, la senadora Martha Tagle escribió en su cuenta de Twitter y arrobó a Alfonso Durazo. Mencionó que el asesinato de 14 personas en Minatitlán “es el reflejo de una terrible realidad de violencia e inseguridad, de descomposición del tejido social, corrompido desde el poder, eso no cambiará de un día a otro, ni con sermones o buenas intenciones, requiere de las capacidades del Estado mexicano, de todas y todos”

Por su parte el gobernador del estado, Cuitláhuac García dio a conocer  momentos más tarde  tuvo una reunión de emergencia para atender los  lamentables y condenables hechos.

Ya fuerzas federales se han sumado a las investigaciones de la massacre para localizar a los autores de la matanza.

La agencia oficial Notimex difundió que los pistoleros buscaban a alguien, sin embargo, pese a que mataron a trece personas, todavía se dieron el lujo de torturar psicológicamente a quienes sobrevivieron, pues los obligaron a observar cómo los acribillaban.

Durante una fiesta a la que acudieron al menos unas 50 personas, el comando ingresó a la palapa y disparó armas de alto poder matando a 13 personas, entre ellas un menor de un año.

Otra de las asistentes, que también perdió a su hermano, describió que al pequeño de un año, que vestía playera amarilla, short de mezclilla y tenis negros, le dispararon a quema ropa.

Al menos tres sujetos de complexion delgada (según el relato de testigos), irrumpieron en el recinto denominado “Los Potros”, ubicado en el callejón 5 de Septiembre esquina con 1ro de Mayo de la Colonia Obrera, a un costado de uno de los accesos a la Refinería.

Mientras el tecladista tocaba “La vida es un carnaval”, de Celia Cruz, hombres y mujeres que se hallaban en el lugar comenzaron a buscar refugio para evitar que las balas, provenientes de armas largas, les arrancaran la vida.

Los hombres buscaban llevarse a un sujeto, pero los asistentes intentaron impedirlo, por lo que fueron atacados a tiros y murieron las 13 personas.

MATARON A VIEJITAS

“Era el cumpleaños de mi hermana, cumplía 52, yo venía del baño cuando comenzó la tronadera, no vi cuántos eran porque ya no salí. Perdí a mi hijo, mi único hijo, ya se imaginará el dolor que tengo de ver a mi único hijo muerto, Dios es tan grande que aquí estoy parada, con mi dolor, porque no se puede decir otra cosa, tenía 32 años”, dijo una mujer que logró salir viva del lugar.

“A las viejitas que estábamos bailando nos apuntaron. Sí, mataron a varias viejitas. No sé cuántos eran, yo lo que hice fue aventarme debajo de la mesa, a mi me apuntaron, pero me encomendé a Dios y le dije: perdóname señor y que se haga tu voluntad. Se me hizo eterno, pensé que no iba a terminar. Éramos como 50, éramos puras señoras”, indicó una mujer que toda la noche después del incidente se la pasó rezando y arrepintiéndose por no haber guardado los días sagrados.

El crimen sucedió alrededor de las 21:00 horas en una palapa propiedad de Hebert Reyes. Horas antes de la masacre una de las víctimas hizo esta transmisión en vivo vía Facebook.

Con información de La Jornada y Notimex.