El Presidente palestino, Mahmud Abás, líder de la Autoridad Palestina que administra partes de la Cisjordania ocupada por Israel, celebró los pasos hacia el reconocimiento y dijo que contribuirían a los esfuerzos para alcanzar una solución de dos estados.

Hamás celebró también las medidas y pidió a otras naciones que “reconozcan nuestros derechos legítimos y apoyen la lucha de nuestro pueblo por la liberación y la independencia, y el fin de la ocupación sionista de nuestra tierra”.

Hamás, a quien Occidente e Israel consideran un grupo terrorista, no reconoce la existencia de Israel, pero ha indicado que podría aceptar la creación de un Estado según las fronteras de 1967, al menos de forma provisional.

Es poco probable que los anuncios del miércoles tengan algún impacto sobre el terreno. Israel se anexionó Jerusalén Este y considera que forma parte de su capital. En la Cisjordania ocupada, ha levantado decenas de asentamientos judíos en los que ahora residen más de 500 mil israelíes. Los colonos tienen ciudadanía israelí, mientras que los tres millones de palestinos que viven allí lo hacen bajo un régimen militar israelí.

En Gaza, la guerra sigue su curso y Netanyahu ha afirmado que Israel mantendrá el control de la seguridad de forma indefinida incluso después de derrotar a Hamás.

noruega-espana-irlanda-palestina-3
El Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, durante una intervención en el Congreso de los Diputados, en Madrid, el 22 de mayo de 2024. Foto: Eduardo Parra vía AP

Hugh Lovatt, del centro de estudios Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, indicó que “el reconocimiento es un paso tangible hacia una vía política viable que conduzca a la autodeterminación palestina”.

Pero para que tenga repercusión, debe ir acompañada de “medidas tangibles para contrarrestar la anexión y colonización de territorio palestino por tarde de Israel, como vetar los productos y servicios financieros de los asentamientos”.