Videos: Trump tuvo que refugiarse en un búnker subterráneo debido a las protestas frente a la Casa Blanca. Siguen los disturbios, pese a la Guardia Nacional en más de 25 ciudades

May 31, 2020 - por

Videos: Trump tuvo que refugiarse en un búnker subterráneo debido a las protestas frente a la Casa Blanca. Siguen los disturbios, pese a la Guardia Nacional en más de 25 ciudades

Manifestantes gritan a la Policía durante una protesta en Raleigh (Carolina del Norte, EE.UU.), el 30 de mayo de 2020.Ethan Hyman/The News & Observer / AP

Ataques en grupo y embestidas con coches: Nuevos videos de brutalidad policial durante protestas en EE.UU.

Más de 25 ciudades de EE.UU. declaran el toque de queda y la Guardia Nacional se moviliza tras otra jornada de disturbios

“¡Feliz Navidad!”: Saqueadores arrasan tiendas en Nueva York en medio de las protestas (VIDEO)

“Parecía que posaba con un pieza de caza mayor”: El tío de Floyd habla del policía que arrestó a su sobrino

Saqueos, vandalismo y patrulleros en llamas: manifestantes causan destrozos en Filadelfia (VIDEOS)

La Policía lanza gases lacrimógenos contra los manifestantes cerca de la Casa Blanca (VIDEOS)

VIDEOS: Un camión cisterna embiste a manifestantes en Mineápolis

________________________________________________________________________________________________________

El presidente de EE.UU. habría sido llevado a un búnker subterráneo el viernes a medida que aumentaban las protestas frente a la Casa Blanca por la muerte de George Floyd. El lugar fue utilizado en el pasado durante ataques terroristasinforma The New York Times, citando a una fuente cercana a la Administración.

Según el medio, el mandatario habría permanecido menos de una hora como medida de precaución tomada por los agentes del Servicio Secreto. Sin embargo, los funcionarios han aclarado que Trump nunca estuvo realmente en peligro.

Por su parte, el portavoz de la Presidencia, Judd Deere, expresó que “la Casa Blanca no comenta sobre protocolos y decisiones de seguridad“. Asimismo, el Servicio Secreto señaló que los métodos de sus operaciones de protección no se discuten con los medios de comunicación.

Sin embargo, un día después, el presidente elogió a la agencia federal que lo protege por el trabajo realizado el viernes. “Gran trabajo anoche en la Casa Blanca por el Servicio Secreto de EE.UU. No solo fueron totalmente profesionales, sino que fueron muy chéveres. Yo estaba dentro, observaba cada movimiento, y no podría haberme sentido más seguro“, tuiteó Trump.

Además, el mandatario criticó a la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, acusándola de no permitir que la Policía local ayude a los agentes del Servicio Secreto. No obstante, la agencia federal citada declaró que la Policía de parques de EE.UU. y la Policía metropolitana estaban en la escena el viernes por la noche.

Las movilizaciones en contra del abuso policial se han extendido por todo el país. Durante el fin de semana se registraron violentas confrontaciones entre los manifestantes y la Policía en las afueras de la residencia presidencial. Incluso, la Guardia Nacional se activó en la ciudad de Washington para ayudar a los agentes locales a manejar la situación.

Sin embargo, un día después, el presidente elogió a la agencia federal que lo protege por el trabajo realizado el viernes. “Gran trabajo anoche en la Casa Blanca por el Servicio Secreto de EE.UU. No solo fueron totalmente profesionales, sino que fueron muy chéveres. Yo estaba dentro, observaba cada movimiento, y no podría haberme sentido más seguro“, tuiteó Trump.

Además, el mandatario criticó a la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, acusándola de no permitir que la Policía local ayude a los agentes del Servicio Secreto. No obstante, la agencia federal citada declaró que la Policía de parques de EE.UU. y la Policía metropolitana estaban en la escena el viernes por la noche.

Las movilizaciones en contra del abuso policial se han extendido por todo el país. Durante el fin de semana se registraron violentas confrontaciones entre los manifestantes y la Policía en las afueras de la residencia presidencial. Incluso, la Guardia Nacional se activó en la ciudad de Washington para ayudar a los agentes locales a manejar la situación.

La gente tomó las calles para exigir justicia para Floyd, quien murió en el Día de los Caídos después de ser esposado y inmovilista por un oficial blanco del Departamento de Policía de Minneapolis, Derek Chauvin, quien presionó su rodilla en el cuello del hombre de 46 años durante más de ocho minutos mientras otros tres oficiales miraban.

Las imágenes de vídeo del arresto, en las que se escucha a Floyd diciendo “No puedo respirar”, se extendieron ampliamente en línea, y los cuatro oficiales fueron despedidos.

Derek Chauvin, el policía que causó la muerte del afroamericano George Floyd,  fue acusado de asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado.

TRUMP PIDE A GOBERNADORES Y ALCALDES DEMOCRATAS RECURRIR A LA GUARDIA NACIONAL PARA CONTENER VIOLENCIA Y DISTURBIOS

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha alentado este domingo a los gobernadores y alcaldes estadounidenses del Partido Demócrata que recurran a la Guardia Nacional para evitar el aumento de violencia y los disturbios civiles “antes de que sea demasiado tarde”.

“Otras ciudades y estados dirigidos por demócratas deberían fijarse en el bloqueo total de los anarquistas radicales de izquierda en Mineápolis anoche. ¡La Guardia Nacional hizo un gran trabajo y debería usarse en otros estados antes de que sea demasiado tarde!”, declaró el mandatario en una publicación compartida en su perfil de Twitter.

Tras cuatro noches de violentas protestas en Minnesota, el gobernador del estado, Tim Walz, ha anunciado la “movilización total” de la Guardia Nacional, lo que supone su primera activación completa desde la Segunda Guerra Mundial.

En  Washington. Foto: Jonathan Ernst / Reuters.

 ¿La izquierda radical, supremacistas o extranjeros?: las protestas en EE.UU. desatan ‘la ruleta’ de las culpas

En declaraciones, ruedas de prensa y tuits, políticos de distintos niveles y de ambos partidos responsabilizaron de los disturbios a los nacionalistas de extrema derecha, a los radicales de izquierda, a los carteles de la droga e incluso a agentes extranjeros, ofreciendo poca evidencia y contradiciéndose entre sí sobre quién era el culpable, destaca The Washington Post.

Según apunta el diario, en última instancia, “la confusión de disturbios y saqueos” ofreció “poca claridad y amplias oportunidades” para que partidos políticos opuestos avancen en sus propias teorías.

¿Extrema derecha?

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, indicó, en declaraciones a los periodistas, que hasta el 80 % de los manifestantes provenían de fuera del estado, sugiriendo que los supremacistas blancos de extrema derecha, y quizás los carteles organizados de la droga, eran los principales responsables de los disturbios.

Sin embargo, según las autoridades locales, la mayoría de las personas arrestadas en incidentes relacionados con las protestas eran residentes del estado. De las 57 personas arrestadas hasta el sábado por la mañana, 47 (un 82 %) proporcionaron una dirección de Minnesota a las autoridades, comunicó Jeremy Zoss, portavoz de la Oficina del Sheriff del condado de Hennepin.

Por su parte, el comisionado de seguridad pública de Minnesota, John Harrington, apuntó que han detectado entre publicaciones en línea mensajes de grupos racistas de extrema derecha que alentaban a sus seguidores a venir al estado y aprovechar la crisis, por lo que ahora están “verificando para ver si son parte de una organización criminal organizada”. “¿Es crimen organizado? ¿Es esta una célula organizada del terror?”, se preguntó el comisionado.

La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez compartió este sábado una infografía con recomendaciones para los manifestantes sobre cómo “protestar de manera segura”, incluida la advertencia de que “los supremacistas blancos” pueden estar “infiltrándose en estas protestas”.

¿Actores extranjeros?

Jacob Frey, alcalde demócrata de Mineápolis, declaró, a su vez, que la Policía local se había visto “abrumada” por la gran cantidad de personas en las calles de su ciudad.

“Ahora nos enfrentamos a supremacistas blancos, miembros del crimen organizado, instigadores fuera del estado y, posiblemente, incluso actores extranjeros [que buscan] destruir y desestabilizar nuestra ciudad y nuestra región”, aseveró.

No obstante, fuentes oficiales consultadas por The Washington Post se muestran escépticas acerca de la participación de extranjeros en las protestas o en su organización.