Videos: UTLA entrega a LAUSD el estudio sobre discriminación de las chárter a niños discapacitados “para que atiendan el problema y pongan un hasta aquí”

September 4, 2019 - por

Videos: UTLA entrega a LAUSD el estudio sobre discriminación de las chárter a niños discapacitados “para que atiendan el problema y pongan un hasta aquí”

Juan Ramírez habla ante autoridades del distrito escolar angelino.

Juan Ramírez, vicepresidente del sindicato de maestros angelinos, presentó ante autoridades del distrito escolar un estudio que precisa que las escuelas chárter inscriben en una proporción menor que los planteles tradicionales a estudiantes discapacitados, sobre todo a los casos que requieren mayor atención.

“Hasta ahora, las autoridades escolares no han puesto atención a este problema”, declaró. Tesis en abono a un estudio revelado recientemente que alude a esa omisión de los planteles autónomos, fueron hechas también por la directora de investigación de esa institución de docentes, Grace Regullano.

Los escuchaban el Superintendente Austin Beutner, Richard Vladovic, presidente de la Junta Educativa, y los restantes seis miembros. Con detalle ambos explicaron el reporte dado a conocer el 21 de agosto, elaborado por expertos de UTLA, siglas del sindicato de docentes de Los Angeles, y de la Asociación de Maestros de California (CTA), que por primera vez ha precisado ese problema.

En la pantalla del salón de sesiones de LAUSD.

El estudio analiza a los distritos escolares donde es mayor la desatención de las chárter a los niños deshabilitados: Los Angeles, San Diego y Oakland.

Esta fue la parte inicial de la exposición del vicepresidente Ramírez y de Regullano:

El reporte de educación especial presentado por Ramírez y Regullano a las autoridades escolares será analizado por un comité sobre educación especial recientemente creado a instancias de Vladovic y dirigido por el miembro de la junta, Scott Schmerelson.

Hay confianza en que dicho análisis tenga buen cauce y determinación, considerando que la mayor parte de los miembros de ese cuerpo directivo son proclives a la educación pública.

¿Cómo se encuentra al interior de la junta, una vez que los cuatro son a favor de la educación pública?, le preguntó recientemente La Educación a Schmerelson y respondió con estas palabras:

“Entro a las reuniones con esperanza. Antes era difícil de entrar y tratar de participar con los otros porque había una agenda que no era para la educación pública. Hoy en día hay agenda  para la educación pública. Espero que los board members (miembros de la junta)  que no están con nosotros muy pronto lo van a estar para beneficio de los niños de la educación pública”.

Posteriormente, en un declaración, Ramírez expresó lo siguiente:

Por primera vez ha sido precisado que las escuelas chárter inscriben en una proporción menor a estudiantes discapacitados que los planteles tradicionales de los distritos escolares de Los Angeles, Oakland y San Diego.

El estudio fue dirigido por investigadores del Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés) y la Asociación de Maestros de California y encontró que los alumnos discapacitados en los centros educativos autónomos tienden a tener discapacitados de menor gravedad.

EL REPORTE

Indica que en el año académico 2016-2017, las escuelas chárter sirvieron significativamente menos estudiantes con discapacidades que las de esos distritos, a razón de 11.01% contra 14.27%. En Oakland, esa proporción fue de 7,67% frente a 13,58%.

Las chárter también inscribieron a menos estudiantes con las discapacidades más severas, que también son generalmente los más caros de atender, incluyendo una persistente subinscripción de estudiantes con autismo, discapacidades múltiples y ortopédicas.

De hecho, agrega, muchas de las cadenas escolares chárter más grandes de California están subinscribiendo significativamente a estudiantes con discapacidades inferiores al 10% de inscripción, incluyendo: ASPIRE (8,61%), Celeridad (9,42%), KIPP (9,98%), Escuelas Públicas Inspire (7,05%) y Rocketship ( 7.34%).

De acuerdo a especialistas, esto constituye una flagrante violación de los derechos civiles y una segregación. Además, el impacto fiscal bruto para estos distritos escolares es entre 64.52 millones de dólares y 97.19 millones de dólares anuales.

UN ALTO A LAS CHARTER

Juan Ramírez, vicepresidente de UTLA, hizo saber que el estudio fue presentado a  Beutner y los siete integrantes de la Junta de Educación para que conozcan esta situación con detalle y procedan en consecuencia.

Ramírez indicó que las conclusiones del reporte ponen de relieve la necesidad de fijar un alto o una pausa al crecimiento de las chárter, que son financiadas con fondos públicos pero operadas por particulares sin que rindan cuentas ni sean transparentes.

En Los Angeles se concentra el mayor número de chárter del país, unas 240, pero en lugar de que las autoridades atiendan y resuelvan el problema, cada mes autorizan la operación de más escuelas de ese tipo, dijo Ramírez.

Señaló que el problema debe ser resuelto a la mayor brevedad posible, ponerle “un hasta aquí”. Indicó que durante muchos años, UTLA ha denunciado que las chárter discriminan a niños con discapacidades.

Aseguró que debido a ello, los niños con más necesidades que representan más gastos tienen que ser atendidos – por ley- por la institución pública. “Tenemos maestros calificados para hacerlo, el problema es que hay carencia de fondos para cubrir las necesidades de todos esos niños. Es un gran problema”, planteó.

En California existen unas mil chárter y los distritos escolares de mayor relevancia son en los que se enfocó el estudio.

“Con este informe innovador, pedimos a los funcionarios estatales que lean sus hallazgos, que demuestran que la falta de supervisión y rendición de cuentas de la industria chárter ha causado una ola sísmica que impacta negativamente a los estudiantes en todo el estado, pero especialmente a los que más necesitan y merecen servicios”, afirmó Gloria Martínez, vicepresidenta de UTLA.

Elaine Grace Regullano, una de las autoras del estudio, dijo que los números dados a conocer acreditan que la industria de las chárter no respeta los derechos civiles de los niños a una educación libre y apropiada.

“Este informe muestra un patrón inquietante que, si no se controla, significa que estamos mirando hacia abajo en el barril de un sistema de educación pública que se volverá cada vez más segregado y desestabilizado”, dijo.

Y agregó:

“Durante años, hemos escuchado anécdotas de padres y educadores en el sentido de que la industria chárter inscribe a estudiantes con discapacidades. Por primera vez, ahora podemos cuantificar esas historias utilizando datos de tres de los mayores autorizadores de esos planteles en el estado”.

COMPATIBLE CON TRASCENDENTES PROYECTOS LEGISLATIVOS

El estudio es compatible con el espíritu de dos proyectos legislativos de California que darían poder adicional a los distritos escolares sobre las chárter.

La iniciativa de ley 1505 de la Asamblea facultaría a los distritos escolares a negar una petición de las chárter si creen que no serviría a las necesidades de la comunidad y socavaría los recursos existentes de las escuelas locales.

El proyecto 1507, también de la Asamblea, limitaría geográficamente las escuelas autónomas a los limites de su jurisdicción local.

El pasado 28 de agosto, el gobernador avin Newsom, el titular de Educación de California, Tony Thurmond, y líderes legislativos anunciaron que habían llegado a un acuerdo para llevar a cabo la primera reforma en la ley sobre las chárter en los ‘ultimos 25 años.

De esta manera, habrá un aumento en la rendición de cuentas de esos planteles que agrupan a al menos 600 mil alumnos en California. Además, el impacto fiscal de su establecimiento y operación en los distritos escolares va a ser “considerado cuidadosamente”.

Ellosrevelaron la llegada  a un acuerdo sobre el proyecto legislativo 1505  que permitiría a los distritos escolares considerar el impacto fiscal de una nueva escuela chárter en los estudiantes locales, aseguraría que las comunidades locales controlen la autorización y renovación de las escuelas chárter y derogaría las disposiciones que permiten a la Junta Estatal de Educación aprobar, renovar o escuchar apelaciones de peticiones de escuelas chárter.