AMLO responde ahuachicoleros y sus amenazas de muerte: “No caeremos en ninguna provocación”

February 2, 2019 - por

AMLO responde ahuachicoleros y sus amenazas de muerte: “No caeremos en ninguna provocación”

▲ El presidente Andrés Manuel López Obrador la mañana de ayer en Palacio Nacional.Foto Pablo Ramos Fabiola Martínez y Alma E. Muñoz

Expresa que mantendrá inalterada su seguridad personal en aras de preservar la cercanía con el pueblo.

_______________________________________________________________________________

No vamos a caer en ninguna provocación. No vamos a hacer caso a ningún acto de intimidación. Tenemos nuestra conciencia tranquila, respondió ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador ante las amenazas de grupos criminales vinculados al robo de combustible.

Subrayó que el plan continuará y que éste no ha causado más violencia en Guanajuato, una de las entidades con mayor incidencia de ese delito, donde el jueves apareció una manta en que se exige al jefe del Ejecutivo sacar a las fuerzas federales de la entidad y frenar su estrategia.

Ayer, por ejemplo, que apareció esta manta, afortunadamente, en el registro que tenemos, en el reporte de hoy [correspondiente al jueves]: hubo cero homicidios en Guanajuato. Entonces, yo espero que vayamos serenando al país, no queremos la guerra, precisó en conferencia de prensa.

Por segundo día consecutivo –y pese a la confirmación de amenazas– señaló que no modificará su seguridad personal porque el que lucha por la justicia no tiene nada que temer y, además, porque prefiere la comunicación directa con la gente a conducirse como lo hacían sus antecesores, con aparatos de protección excesiva. Había una situación de pena ajena, expresó al defender de nueva cuenta la cercanía con el pueblo.

En este punto manifestó que no se dejará intimidar y repitió la meta: no habrá huachicoleo ni arriba ni abajo. Vamos a seguir con el programa de transformación, se va a acabar la corrupción. Me canso ganso, dijo.

Reiteró su confianza en el Ejército Mexicano y admitió que se está apoyando mucho en esa institución.

Es muy raro que un militar de alto rango pertenezca a la oligarquía. Entonces, me están apoyando, lo mismo los miembros de la Marina, para conseguir la paz.

El Presidente se refirió a la selección de personal que manejará las pipas para el transporte de gasolina, así como de los integrantes de la Guardia Nacional.

Aseguró que existen los filtros necesarios para que ingrese sólo gente de bien, buena, como la inmensa mayoría de los mexicanos.

Con distintos matices repitió que el ser humano no es malo por naturaleza, de ahí que el trabajo futuro es persuadir, convencer a todos, para conseguir la paz.

Respecto de los tres funcionarios de Pemex cesados por su presunta responsabilidad en manejo irregular de recursos en esta empresa pública, el Presidente dijo que se hará la investigación correspondiente porque no se trata de juicios sumarios, de ahí que si se demuestra su inocencia tienen de nuevo las puertas abiertas.

En otro punto de la conferencia, el presidente López Obrador dijo que en su gobierno se transitará de la austeridad republicana a la pobreza franciscana si así lo demanda la transferencia de fondos al pueblo.

Es por ello que continuará la política de gasto mínimo, nada de derroche ni lujos. Puso de ejemplo el área de comunicación.

“Nos han preguntado por transparencia –comentó– que quién me maneja las redes sociales o si están a cargo de robots. No, es al natural, en vivo, es el teléfono”, respondió.

Dolor por Hidalgo

Al hacer una evaluación de los primeros dos meses de su gestión –iniciada el 1º de diciembre pasado– el mandatario consideró que su gobierno ha logrado cosas extraordinarias, pero al mismo tiempo lamentó la pérdida de vidas, hace tres semanas, en la explosión de una toma ilegal de combustible, en Hidalgo. Eso me duele. Pero en lo demás vamos muy bien y esta va a ser la tónica, no vamos a cambiar, expresó.

El Presidente ve al gobierno como un elefante reumático al que cuesta trabajo empujar, pero consideró que ya se ha entendido que la norma de su gobierno es no permitir la corrupción y la impunidad, así como la importancia de contar con el apoyo de la gente. Es un cuerpo de avance lento. Además, no estaba hecho para servicio de la sociedad. Era un gobierno al servicio de traficantes de influencia, un gobierno para los negocios particulares, negocios jugosos hechos al amparo del poder público.