Arranca la campaña de vacunación en Israel con los palestinos en la lista de espera

December 20, 2020 - por

Arranca la campaña de vacunación en Israel con los palestinos en la lista de espera

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, es vacunado.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, inauguró oficialmente la campaña de vacunación. El país ya cuenta con 300.000 dosis de la vacuna de Pfizer y recibirá cuatro millones más en los próximos días para ser administradas a casi la mitad de su población. Pero los palestinos tendrán que esperar más para recibir el fármaco.

En Israel ha arrancado oficialmente la campaña de vacunación contra el coronavirus. Miles de sanitarios y políticos esperan recibir la vacuna de Pfizer después de que Netanyahu se convirtiese el 19 de diciembre en el primer israelí en ser vacunado.

Producción de vacuna contra COVID-19 en San Petersburgo, Rusia

El Gobierno de Israel espera vacunar a alrededor de 60.000 personas al día y que a finales de enero dos millones de israelíes estén protegidos contra el COVID-19. Se planea expedir pasaportes especiales a quienes hayan recibido el fármaco, eximiéndolos así de las restricciones a los viajes y al comercio.

Israel llegó a un acuerdo con Pfizer para suministrar ocho millones de dosis de su vacuna, suficientes para cubrir a casi la mitad de la población de Israel, ya que cada persona requiere dos dosis. Hasta ahora, al país han llegado alrededor de 600.000 vacunas de Pfizer y se espera que lleguen varios millones más antes de finales de mes. Además, a principios de diciembre Israel llegó a un acuerdo con la empresa Moderna para comprar seis millones de dosis de su vacuna, lo que sería suficiente para otros tres millones de israelíes.

La campaña de vacunación incluye a los colonos judíos que viven en Cisjordania, que son ciudadanos israelíes, pero no afecta a los 2,5 millones de palestinos que residen en el territorio.

A su vez, la Autoridad Palestina espera obtener vacunas a través de una asociación liderada por la Organización Mundial de la Salud y organizaciones humanitarias como COVAX, que tiene como objetivo proporcionar vacunas gratuitas a hasta un 20% de la población de los países pobres, muchos de los cuales han resultado especialmente afectados por la pandemia.Sin embargo, el programa asegura solo un lote de dos millones de dosis que espera comprar la Autoridad Nacional Palestina durante el año 2021. Los países ricos ya han reservado alrededor de 9.000 millones de 12.000 millones de dosis que se espera que la industria farmacéutica produzca en 2021.

La Autoridad Palestina negocia ahora con Pfizer y con Moderna, cuyas vacunas requieren un almacenamiento ultrafrío. No obstante, los palestinos tienen solo una unidad de refrigeración capaz de almacenar las vacunas Pfizer, situada en la ciudad de Jericó.

Coronavirus y esqueletos

Se espera que al menos cuatro millones de dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V, sean entregadas al Estado palestino en enero del 2021, explicó el 19 de diciembre el canal de noticias I24 de Israel, citando al Ministerio de Salud palestino. El personal sanitario y el de los servicios de seguridad serán los primeros en recibir la vacuna, afirmó el ministerio.

La Autoridad Nacional Palestina espera vacunar al 20% de la población a través de COVAX, comenzando por el personal sanitario, comentó el político. “El resto dependerá de la adquisición por parte de Palestina del suministro mundial, y estamos trabajando con varias empresas”, afirmó.

El Dr. Gerald Rockenschaub, jefe de la oficina de la OMS para los territorios palestinos, anunció que la Autoridad Palestina proporcionará vacunas a Gaza pero que llegarán en lotes y llevará tiempo alcanzar el primer 20%.

Los países ricos acaparan más de la mitad de las vacunas contra el COVID-19

Israel está en contacto con los palestinos y garantiza que las vacunas se importan sin problemas. Pero el país no tiene planes inmediatos de compartirlas: inicialmente se destinarán a médicos, mayores de 60 años y personas con enfermedades crónicas, declaró el Ministerio de Salud israelí.Los Acuerdos de Oslo exigen que la Autoridad Palestina respete las normas internacionales de vacunación y que las partes (Israel y Palestina) intercambien información y cooperen en la lucha contra las epidemias, explicó el Dr. Ashi Shalmon, funcionario del Ministerio de Salud de Israel.

Tel Aviv tiene la obligación legal de comprar y distribuir vacunas a los palestinos, afirma Los Médicos por los Derechos Humanos-Israel, un grupo que aboga por una atención médica más equitativa.

“Israel todavía mantiene el control sobre muchos aspectos de la vida de los palestinos, ya sean los puestos de control, la importación de bienes y de medicamentos y el control de la circulación de personas”, explicó Ghada Majadle, director de las actividades del grupo en los territorios palestinos.

“El sistema de salud palestino, ya sea en Cisjordania o en la Franja de Gaza, se encuentra en condiciones extremas, principalmente [debido a] las restricciones impuestas por Israel”, afirmó.