La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português 简体中文 日本語 Русский Français Deutsch

Biden evalúa enviar el cheque de ayuda a menos personas, pero mantiene el monto de $1,400: este es su posible plan

February 4, 2021 - por

Biden evalúa enviar el cheque de ayuda a menos personas, pero mantiene el monto de $1,400: este es su posible plan

Quién debe recibir un eventual cheque de $1,400 como parte de las ayudas federales por la pandemia del presidente Joe Biden se ha convertido en uno de los puntos más controvertibles en su apuesta por lograr un pacto bipartidista rápidamente.

Republicanos rechazan aprobar más ayudas dentro de un paquete amplio, por lo que dar su visto bueno a uno por $1.9 billones (trillions en inglés) cuando ha pasado apenas un mes de la aprobación del plan de estímulo económico anterior reduce sus probabilidades de prosperar tal cual fue presentado por Biden.

Uno de los puntos más conversados ha sido quién debe recibir un tercer cheque de estímulo en esta ocasión. Con el paso de los días ha crecido el consenso en Washington de que se debe limitar la cantidad de personas que pueden recibirlo. Ello con el objetivo de que el dinero fluya solo a quienes más lo necesitan.

Los hallazgos de estudios hechos por economistas también ayudan a dilucidar para quiénes este eventual cheque será realmente una línea de vida. Es decir, que lo necesitarán para abastecer necesidades básicas como la compra de alimentos o el pago de su arriendo o hipoteca.

Es por eso que Biden ha mostrado apertura a limitar la cantidad de hogares que reciban un potencial nuevo cheque de ayuda. De acuerdo con un reporte de The Washington Post, los demócratas evalúan mantener el monto de $1,400 pero reduciendo el umbral de ingresos de las personas a las que pueden ser enviados.

Bajo este plan que está siendo analizado y no ha sido desvelado públicamente, recibirían el cheque en su totalidad las personas cuyos ingresos sean de $50,000 o menos al año, una reducción considerable frente al límite previo de $75,000 anuales.

En el caso de los matrimonios, el llamado ‘pago de impacto económico’ de $2,800 sería enviado a los que tengan ingresos de $100,000 anuales o menos, por debajo de los $150,000 por año tomados en consideración en el envío del monto total de los dos cheques previos. Quienes ganen levemente por encima de esas cantidades recibirían un cheque por un monto menor, como sucedió en las dos rondas anteriores.

El plan evaluado en este momento enviaría, asimismo, un cheque de $1,400 por cada menor elegible.

El dilema de quién debe recibir los $1,400

Republicanos, demócratas moderados y algunos economistas han coincidido en que este tercer cheque debería llegar hasta las personas más necesitadas, pues estudios han mostrado que son quienes más han utilizado el cheque de $600 aprobado en el paquete de ayudas de diciembre pasado.

Según un trabajo de la organización sin fines de lucro Opportunity Insights, del gasto con tarjetas de débito y crédito mostraron que los hogares con ingresos por debajo de los $60,000 anuales han gastado con más rapidez ese cheque de $600 que comenzó a depositarse en las cuentas en los primeros días de enero. El gráfico a continuación muestra cómo han usado este cheque los hogares dependiendo de su escala salarial y compara su uso con el pago de $1,200 enviado como parte del paquete aprobado en marzo del año pasado.

“Encontramos que los cheques de estímulo de $600 aumentaron el gasto en los hogares de menores ingresos, pero tuvieron poco impacto en el gasto en los hogares con mayores ingresos”, dijo el grupo conformado por los economistas Raj Chetty, John Friedman, Nathaniel Hendren y Michael Stepner.

Su análisis mostró que el gasto aumentó 7.9 puntos porcentuales entre el 6 y 9 de enero en los hogares con ingresos por debajo de los $46,000 al año. En los hogares con ingresos superiores a los $78,000 anuales, el incremento en el gasto fue de apenas 0.2 puntos porcentuales.

“En el transcurso del primer mes después de recibidos los pagos de estímulo, nuestras estimaciones implican que los hogares con ingresos por encima de los $78,000 gastarán apenas $45 de los $600 recibidos. Esto representa un impacto mucho menor al que tuvieron los cheques de estímulo de abril en el gasto de los hogares de mayores ingresos, que llegaron en un momento en el que el desempleo estaba subiendo. Desde entonces, esos hogares en su mayoría han retornado al trabajo y han acumulado incluso ahorros adicionales”, explicaron los expertos.

Tomando en consideración ese panorama, los economistas previeron que los hogares con ingresos superiores a los $78,000 gastarán solo $105 de un eventual cheque de $1,400. Eso significará que los $200,000 millones que destinará el gobierno en esas ayudas a esos hogares de altos ingresos se traducirán en un gasto adicional de apenas $15,000 millones, una ínfima parte de lo invertido.

“Enfocar la próxima ronda de cheques de estímulo en los hogares de menores ingresos ahorrará recursos sustanciales que pueden ser usados para apoyar otros programas”, recomendaron.

Ahora bien, el envío de un tercer cheque dependerá de si llega a ser aprobado el plan de ayudas propuesto por Biden. Ya sea a través de un acuerdo bipartidista o con un proceso conocido como ‘reconciliación presupuestaria’ con el que los demócratas pueden dar luz verde al plan que finalmente llegue al Congreso sin tener que contar con apoyo republicano.