Con violencia y armados, centroamericanos han querido entrar a México

October 28, 2018 - por

Con violencia y armados, centroamericanos han querido entrar a México

Alfonso Navarrete durante conferencia a medios durante la noche del domingo. Foto Jesús Villaseca

Muere migrante hondureño en choque con policía en Guatemala.

_________________________________________________________________________________

Ciudad de México. 

La noche del domingo, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, condenó enérgicamente los hechos lamentables ocurridos el 19 y 28 de este mes, donde violentamente un grupo de personas intentaron ingresar al país por la frontera sur, en el puente internacional Ciudad de Hidalgo de Chiapas, “rompiendo la rejas y agrediendo con piedras, petardos, botellas de vidrio y cohetones a personal de Migración y Policía Federal”.

Aseguró que como lo atestiguan visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Policía Federal “no portaba arma alguna ni siquiera para tener balas de plástico, no letales; la instrucción fue clara, policía desarmada para exhortar a los migrantes a que documentaran la entrada al país”.

Insistió en que México rechaza cualquier intento violento de ingresar al país y “se ha acreditado que algunos de los agresores que intentaron ingresar al territorio nacional, portaban armas de fuego y otras de las llamadas bombas molotov”, por ello se ha procedido a compartir información con los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras, de aquellas personas que han sido identificadas como portadoras de estas armas, para que se proceda a su detención y puesta a disposición de la autoridad competente”.

Por ello, el secretario de Gobernación condenó enérgicamente el uso de la violencia física y xenófoba, que es la antítesis de nuestras instituciones y de nuestra vida democrática.

Luego refirió que al rededor de 300 personas ya cuentan con su CURP expedida por el Instituto Nacional de Migración. “Ayer mismo comenzaron a operar los albergues de puertas abiertas; más de 422 migrantes centroamericanos solicitaron su repatriación voluntaria y mil 895 han solicitado refugio”.