Edward Snowden, el excontratista de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional de EU, agradece apoyo a Assange para no ser extraditado a este país

January 4, 2021 - por

Edward Snowden, el excontratista de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional de EU, agradece apoyo a Assange para no ser extraditado a este país

Edward Snowden participa por videoconferencia en un encuentro con la Universidad de Buenos Aires, Argentina, el 14 de noviembre de 2016. Marcos Brindicci / Reuters

Edward Snowden, el excontratista de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional que recibió permiso de residencia indefinido en Rusia el pasado mes de octubre, ha agradecido en su cuenta de Twitter a todos los que han luchado contra una de las amenazas más peligrosas para la libertad de prensa “en décadas”, en relación al caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, cuya extradición a EE.UU. ha sido denegada este lunes por un tribunal británico.

“Gracias a todos los que hicieron campaña contra una de las amenazas más peligrosas para la libertad de prensa en décadas”, ha escrito Snowden.

A primeros de diciembre, Snowden publicó un mensaje en su perfil oficial de Twitter en el que instaba al presidente de EE.UU., Donald Trump, a otorgar el indulto presidencial al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que permanece encarcelado en Reino Unido. “Señor presidente, si concede un solo acto de clemencia durante su mandato, por favor: libere a Julian Assange. Solo usted puede salvarle la vida”, escribió el excontratista de la CIA. Antes del fin del año, Trump otorgó una serie de indultos presidenciales pero no incluyó a Snowden, ni a Assange en la lista.

‘No’ judicial a la extradición de Assange a EE.UU.

Un tribunal británico ha rechazado este lunes la petición de extradición de EE.UU. del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que afrontaría en el país norteamericano cargos por espionaje y piratería informática a raíz de la publicación de documentos secretos en su portal de WikiLeaks en 2010 y 2011.

La jueza británica de distrito Vanessa Baraitser argumentó el rechazo de la petición de EE.UU. por temor a que el activista pudiera suicidarse, en el sentido de que la extradición sería “opresiva” debido a la salud mental de Assange.

EL CASO DE SNOWDEN

En mayo de 2013, Snowden sacrificó un trabajo lucrativo como contratista informático con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, siglas en inglés) de EE. UU. por revelarle al público que el Gobierno de los Estados Unidos estaba violando los derechos democráticos básicos almacenando todas las comunicaciones electrónicas.

Snowden luego proporcionó al Guardian y al Washington Post un gran tesoro de documentos clasificados de seguridad e inteligencia que demostraban que el Gobierno de los EE. UU. y sus socios en la Alianza de Inteligencia Five Eyes estaban comprometidos, con la colaboración de corporaciones de telecomunicaciones, en un vasto programa de vigilancia global.

Totalmente consciente de que el Estado de los Estados Unidos lo perseguiría por sus revelaciones, Snowden acordó reunirse y proporcionar los documentos de alto secreto a los periodistas Laura Poitras y Glenn Greenwald en Hong Kong. A partir de ahí, solicitó asilo en Ecuador a través del espacio aéreo ruso y cubano, pero su pasaporte fue revocado por el Gobierno de EE. UU. y su viaje internacional se detuvo en Moscú después de ser acusado de dos cargos bajo la Ley de Espionaje de 1917. Edward Snowden permanece en Rusia hasta el día de hoy bajo una concesión de asilo político.