El gobernador Newsom critica a los que el pasado fin de semana fueron a playas. Siguen aumentando casos y muertes por COVID-19 en California

April 27, 2020 - por

El gobernador Newsom critica a los que el pasado fin de semana fueron a playas. Siguen aumentando casos y muertes por COVID-19 en California

Huntington Beach, el pasado domingo.

En 24 horas, se registraron dos mil 686 nuevos casos de COVID-19 y 91 defunciones en California. Ante este continuo crecimiento de la pandemia, el gobernador Gavin Newsom criticó a los que el pasado fin de semana fueron a las playas en Orange y Ventura y advirtió que en caso necesario prolongaría la orden de permanecer en casa.

Luego de dos días seguidos que miles de bañistas fueron a mitigar el calor a las aguas del Pacífico, las autoridades sanitarias dieron a conocer que los casos de coronavirus en el estado ya ascienden a 45 mil 199 y las defunciones a mil 786. En Los Angeles ya son 20 mil 450 infectados y 948 muertos.

Newsom djo que ignorar las restricciones podría prolongar la propagación del coronavirus en el estado. “Este virus no se quita los fines de semana”, dijo Newsom durante su alocución diaria sobre COVID-19 9 en Sacramento.

Agregó:

“Lo único que nos hará retroceder es que la gente se detenga a practicar el distanciamiento físico y el distanciamiento social apropiado. Eso es lo único que va a ralentizar nuestra capacidad de reabrir esta economía”.

Dio a entender que estará vigilante que el próximo fin de semana no vuelva a pasar algo similar. “Tendremos un poco de trabajo que hacer para mejorar el sábado”, dijo.

En Los Angeles, donde la mayor parte de la población ha permanecido en casa, “la curva realmente está empezando a aplanarse”, a decir del alcalde, Eric Garcetti. Dijo que esto demuestra que estaban resultado efectivas las medidas de distanciamiento social.

Garcetti también anunció la implementación  de un programa anunciado por el gobernador  Newsom la semana pasada que pagaría a los empleados de restaurantes fuera del trabajo para cocinar comidas para personas de la tercera edad.

El alcalde dijo que el programa pondría a 150 personas a trabajar de inmediato. Dependiendo de su nivel de ingresos, las personas que son mayores de 65 años o de 60 a 64 años con una condición médica preexistente pueden ser elegibles para recibir comidas gratuitas del programa.