El número de contagios se duplica en EU, supera los 11 mil 500 casos

March 20, 2020 - por

El número de contagios se duplica en EU, supera los 11 mil 500 casos

En Nueva York.

Nueva York.

 El número de casos confirmados de coronavirus en Estados Unidos se duplicó, se reportan carencias severas de equipo médico básico, el Departamento de Estado emitió una alerta contra viajes al extranjero mientras el goernador de California, Gavin Newsom, decretó el confinamiento de toda la población del estado, al avanzar la clausura de la vida cotidiana por casi todo el país, y Donald Trump insistió en que siempre ha estado preparado para esta pandemia que él mismo había dicho no existía sólo hace días.

El número de casos confirmados de contagio superó 11 mil 500 este jueves, comparado con 5 mil 700 del martes, pero el incremento se debe en parte a resultados de más pruebas diagnósticas disponibles. Autoridades federales y estatales de salubridad han repetido que se espera un crecimiento dramático en las cifras en los próximas días, en gran medida porque se ha acelerado y ampliado el proceso de suministro y procesamiento de pruebas.

Y se reportan severas carencias tanto de equipo médico tan básico como guantes desechables, mascarillas y batas protectoras exponiendo a doctores, enfermeras y otros trabajadores de salud al virus, así como de máquinas de asistencia de respiración. Expertos y gobernadores continúan expresado alarma ante proyecciones por la falta de capacidad en hospitales y equipo para el “tsunami” de pacientes que se pronostica. Y más de dos meses después, aún no hay suficientes pruebas diagnósticas en el país más rico del mundo

Las autoridades del condado de Los Ángeles, incluyendo la ciudad, ordenaron a sus 10 millones de habitantes de permanecer en sus hogares lo más posible a partir de la medianoche de este jueves.

Horas después, el gobernador de California, Gavin Newsom, emitió una orden inmediata a todos los habitantes del estado, el más grade de la Unión, para que permanezcan en sus casas en una medida que afecta a más de 40 millones de personas.

Mientras que el Senado y la Casa Blanca promueven un paquete de rescate económico masivo de aproximadamente un billón de dólares para intentar frenar las consecuencias económicas devastadoras de la crisis de salud y la recesión que está provocando, el gobierno federal como los estatales y locales están formulando medidas y órdenes para evitar otra crisis de vivienda parecida a la de 2008, entre ellas suspender juicios hipotecarios y desalojos de hogares por falta de pago de mensualidades.

Por otro lado, proceden las negociaciones entre el régimen de Trump y el gobierno mexicano para un cierre parcial de la frontera que podría incluir limitar los cruces solo a “viajes esenciales” para peatones y autos de pasajeros, pero sin restricciones para transporte comercial, reporta el Washington Post. Las pláticas también incluyen medidas para el retorno inmediato a México de todos los que ingresan de manera no autorizada a Estados Unidos.

El Departamento de Estado emitió su alerta de mayor grado solicitando a los estadunidenses no viajar al extranjero por la pandemia, e instó aquellos que están fuera del país a regresar de inmediato o prepararse para permanecer donde están por un “tiempo indefinido”.

La narrativa del presidente, y sus consecuencias mortales, giró por completo esta semana al proclamar hoy que él estaba preparado para esta pandemia y acusó de nuevo a los medios por no reportar honestamente sobre lo que ha dicho y hecho. El martes sorprendió con su repentina declaración de que “esto es una pandemia; yo sentía que era una pandemia mucho antes de que fuera llamada una pandemia”.

Durante dos meses Trump había afirmado justo lo opuesto repetida y tajantemente, proclamando que no sólo no era una pandemia, sino que “lo tenemos totalmente bajo control”, y hace menos de un mes sostuvo que el número de contagiados se estaría reduciendo y hasta aseguraba que “va ha desaparecer”. Más aún, ha repetido declaraciones asegurando que existen suficientes pruebas para todo quien la desee y que una vacuna estaría disponible muy rápidamente, entre otras cosas -todo sin base en los hechos.

Por varios días había dejado de atacar a los medios pero sólo aguantó hasta hoy, contando con un poco de ayuda de sus amigos, en este caso una reportera de la derechista cadena ultra leal a Trump, One America News Network. En la conferencia de prensa en la Casa Blanca le preguntó al presidente, quién llama al coronavirus al “virus chino”, que si “los medios mayores de izquierda [de Estados Unidos] …se habían sumado a las narrativas del Partido Comunista Chino para acusar que usted es racista”. Trump no dudó en usar la oportunidad para calificar a los medios de “deshonestos”, aparentemente en esta ocasión por reportar fielmente sus afirmaciones erróneas o falsas.