El próximo año escolar puede adelantarse para julio o principio de agosto, anuncia el gobernador Newsom

April 28, 2020 - por

El próximo año escolar puede adelantarse para julio o principio de agosto, anuncia el gobernador Newsom

Gobernador Gavin Newsom: pide recuperar el tiempo perdido.

SACRAMENTO

El gobernador Gavin Newsom anunció que puede ser adelantado el próximo año escolar para julio o principio de agosto. Esto, con el propósito de compensar las pérdidas de clase por la pandemia que han tenido seis millones de alumnos K-12.

El mandatario dijo estar preocupado por la ‘pérdida de educación que sufrieron los niños’ durante la cancelación de clases esta primavera, y que su administración y oficiales de educación han mencionado la posibilidad de empezar las clases más temprano.

“Hubo una pérdida de aprendizaje”, indicó Newsom sobre el tiempo que pasaron los estudiantes en casa mientras los sistemas de educación se adaptaron a lecciones virtuales. “Si empezamos más temprano, podemos cerrar esa brecha”, reiteró.

El gobernador indicó que cualquier decisión de reabrir las escuelas implicará cambios físicos para mantener el distanciamiento social. Dijo también que algunos planteles podrían incluso ofrecer programas de verano una vez que el estado comience a levantar las restricciones de permanencia en el hogar vigentes desde marzo.

Newsom dijo que las escuelas pueden comenzar con horarios de inicio escalonados para limitar el número de estudiantes que asistan al mismo tiempo a los centros educativos y hacer cambios en el recreo, el almuerzo y otras reuniones escolares normales que reúnen a grandes grupos de estudiantes.

En el informe de los oficiales de California se detallaron los pasos para poder regresar a la normalidad, y según Newsom y la Doctora Sonia Angell, Directora del Departamento de Salud Pública, el regreso a clases es uno de los primeros.

“Las guarderías también necesitarán ofrecer más cuidados y medidas de salud”, dijo Angell.

CUATRO FASES PARE REABRIR EL ESTADO

Newsom indicó que la reapertura del estado será en cuatro fases. Actualmente, planteó, se realiza la primera, donde el enfoque es conseguir protección de salud para los trabajadores médicos y asegurar que los pacientes con coronavirus reciban el cuidado adecuado.

La segunda fase sería la reapertura de ciertos negocios de ventas y las fábricas, así como las escuelas, siempre y cuando se pueden tomar las medidas necesarias para prevenir la propagación del coronavirus.

Según Newsom, la segunda fase de reapertura del estado está por llegar ‘en semanas, no en meses’, y que el avanzar a esa fase será a través de una modificación a la orden estatal de quedarse en casa.

Las fases tres y cuatro tienen que ver con el regreso de eventos. En la tercera se permitirían eventos no tan grandes, como reuniones religiosas y deportes donde no hay espectadores. La cuarta fase sería permitir los eventos más grandes, como los congresos, conciertos y deportes con una audiencia.

Newsom recalcó que son seis criterios que su administración y oficiales de salud están considerando para determinar cómo puede avanzar el estado hacia una reapertura completa.

*La expansión de pruebas a personas posiblemente contagiadas y el rastreo de aquellos con los que tuvieron contacto

*Proteger a grupos de alto riesgo de contagio, como aquellos de edad avanzada, con discapacidades y la población desamparada

*Asegurar que los hospitales tienen el espacio y los equipos necesarios para posibles futuros brotes

*Desarrollar tratamiento y terapias para los pacientes que se recuperan

*Asegurar que los negocios, escuelas y guarderías puedan abrir e implementar sus planes de distanciamiento social

*Definir en qué punto y cómo se implementarán cierres en el futuro según la región que tiene un brote

CAMPUS SEGUROS Y SALUDABLES.THURMOND

“Si esto va a funcionar, hay algunas preguntas importantes que tendremos que responder”, dijo Tony Thurmond en un comunicado. Entre ellos, ¿cómo mantener a todos en los campus seguros y saludables? ¿Cómo pagarán las escuelas los maestros y los recursos para facilitar el tamaño de clase más pequeño que requiere el distanciamiento social?

“Claramente, por ahora, todavía tenemos más preguntas que respuestas. Pero ahora es el momento de resolver problemas y planear para el futuro”, dijo Thurmond.

La doctora Sonia Angell, directora del Departamento de Salud Pública de California, dijo que la reapertura de los centros de cuidado infantil también es importante para los padres a medida que regresan al trabajo, pero las instalaciones probablemente funcionarán de manera diferente para adaptarse a los problemas de seguridad.

Las escuelas de California han estado cerradas desde mediados de marzo debido al brote de coronavirus.

“No hemos tomado decisiones definitivamente en ese espacio, pero sólo quiero que la gente sepa la preocupación en torno a la pérdida de aprendizaje”, dijo Newsom. “Después de haber hablado con muchos otros padres y educadores, incluso con los niños, creo que podríamos considerar la posibilidad de que ese año escolar se eleven un poco”.

Algunos funcionarios locales dijeron que no esperaban los comentarios de Newsom y fueron sorprendidos desprevenidos. Un comienzo temprano, dijeron, podría complicarse logística, financiera y académicamente, especialmente con los recortes presupuestarios esperados y las preocupaciones sobre la equidad entre los estudiantes de bajos ingresos y las personas con discapacidades.

“Julio sería problemático para todos los distritos escolares que ya tienen planes para implementar la escuela de verano”, dijo Darin Brawley, Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Compton.

Otra interrogante relacionada con la reapertura de las escuelas, la planteó ayer el Superintendente del distrito escolar angelino, Austin Beutner, quien expresó sobre la seguridad sanitaria lo siguiente:

“Nuestros más de 75.000 empleados atienden las necesidades de casi 700.000 estudiantes que viven con otro par de millones de personas. ¿Estarán disponibles las pruebas para todas estas personas y quién pagará por ellas? Ese es el tipo de desafío que se avecina”.

La Oficina de Educación del Condado de L.A., a la que pertenecen 80 distritos escolares, ha convocado a un grupo de trabajo de superintendentes escolares “para construir un marco para reabrir los campus este verano o otoño”.

Alexander Cherniss, del distrito escolar de Palos Verdes,  preguntó si se deberían instalar estaciones portátiles de lavado de manos y exigir a los estudiantes que se laven las manos varias veces al día.

“¿Podemos tomar legalmente su temperatura antes de que entren en el campus” con termómetros sin tocar? preguntó Diane K. Wagener, una especialista en estadísticas de salud. Sin embargo, dijo que muchos niños podrían ser infecciosos sin mostrar síntomas, señaló.

La presidenta de la junta escolar, Suzanne Seymour, dijo que reducir el tamaño de la clase por razones de seguridad o ofrecer más apoyo académico “era casi una tarea imposible”.

RESPALDO A ORDEN EJECUTIVA DEL GOBERNADOR

El Superintendente de Instrucción Estatal, Tony Thurmond, elogió la orden ejecutiva del gobernador Newsom que permite a las escuelas centrarse en los impactos de los cierres del campus como resultado del coronavirus (COVID-19) y sus planes de mitigación para cuando los estudiantes regresen este otoño.

La orden ejecutiva hace esto ampliando el plazo para que los distritos escolares y las escuelas chárter presenten los próximos Planes Locales de Control y Rendición de Cuentas (LCAP, por sus días, por sus) que son documentos de planificación de largo alcance vinculados a proyecciones presupuestarias.

“Los distritos escolares en todo el estado han estado trabajando duro para poner en marcha plataformas de aprendizaje a distancia y mantener a sus estudiantes alimentados. Los plazos del proceso LCAP no deberían estar poniendo cargas adicionales a las escuelas, que como resultado de nuestro actual clima de distanciamiento social, no pueden involucrar significativamente con sus partes interesadas de la comunidad”, dijo Thurmond.

Dijo: “La acción del Gobernador libera tiempo y recursos para que los distritos se centren únicamente en las necesidades inmediatas de aprendizaje y la salud de nuestros estudiantes”.

Explicó que en lugar de presentar un LCAP de tres años el 1 de julio, los distritos presentarán una actualización de los impactos relacionados con COVID-19 en los estudiantes y los planes para abordar esos impactos. En el otoño, los distritos y las escuelas chárter trabajarán con las partes interesadas en los LCAPs abreviados de un año, con una fecha límite del 15 de diciembre para su presentación. La fecha límite para la aprobación de un superintendente del condado o del Superintendente Estatal Thurmond es el 14 de enero de 2021.

El LCAP es un documento requerido que detalla cómo los distritos utilizarán los recursos estatales para mejorar el aprendizaje de los estudiantes y reducir las brechas de logros. Por ley, los LLP deben desarrollarse en colaboración con padres, estudiantes, personal y grupos comunitarios.

La orden ejecutiva también renuncia a los minutos de educación física requeridos y las pruebas de aptitud física y la recopilación de datos.