El subejercicio en el gasto público, de 197 mil millones de pesos

August 31, 2019 - por

El subejercicio en el gasto público, de 197 mil millones de pesos

Entre enero y julio la recaudación de dos de los gravámenes que reflejan el desempeño de la economía formal se mantuvo estancada. Foto Luis Humberto González

El subejercicio en el gasto público se acentuó en julio, hasta alcanzar 197 mil millones de pesos, en el contexto de un desplome de los ingresos petroleros y el estancamiento de la recaudación de los impuestos a la renta y al consumo, cuya variación reflejó el empantanamiento de la economía en su conjunto, de acuerdo con datos reportados este viernes por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En los primeros siete meses del año el sector público ejerció 3 billones 223 mil 834.8 millones de pesos, monto menor en 3 por ciento en términos reales –descontado el efecto de inflación– al del mismo periodo de 2018. Esto implicó que fueron gastados 197 mil 800 millones menos que lo autorizado por la Cámara de Diputados.

Poco más de la mitad del subejercicio correspondió a las entidades controladas directamente por el Poder Ejecutivo.

El sector público está integrado por el gobierno federal, entidades bajo control presupuestario (Instituto Mexicano del Seguro Social e Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado) y las empresas productivas del Estado: Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 Gasto menor en 4.5 por ciento

El gobierno federal gastó, en el periodo de referencia, un billón 668 mil 993.2 millones de pesos, lo cual muestra que dejó de ejercer 106 mil 669 millones del presupuesto autorizado para ese periodo. Así, el gasto entre enero y julio fue menor en 4.5 por ciento al del lapso comparable de 2018, de acuerdo con los datos de la SHCP.

Mientras, los organismos controlados presupuestalmente por el gobierno federal ejercieron entre enero y julio 584 mil 998.4 millones de pesos, cantidad menor en 42 mil 372 millones a lo programado en el paquete económico avalado por el Congreso.

Sin embargo, en el rubro de empresas productivas del Estado el gasto fue de 508 mil 992 millones de pesos, 4 mil 374 millones abajo de lo programado. En particular, Pemex tuvo un subejercicio de 37 mil 337.9 millones de pesos, mientras la CFE ejerció un presupuesto de 279 mil 178 millones, superior en 32 mil 964 millones a lo proyectado.

El documento señala que entre enero y julio los ingresos del Estado fueron de 3 millones 50 mil 852.3 millones de pesos, caída de 2.7 por ciento en términos reales respecto del mismo lapso de 2018.

En el periodo reportado los ingresos petroleros fueron menores en 122 mil 354.1 millones de pesos a lo programado, al ubicarse en 483 mil 337 millones, cantidad inferior en 18.2 por ciento en términos reales a lo captado entre enero y julio del año pasado, reportó la SHCP.

Los ingresos tributarios, derivados de la recaudación de impuestos, también resintieron los efectos de la situación económica del país.

El ingreso por cobro del impuesto sobre la renta, que refleja la actividad de las empresas y el empleo, fue de un billón 50 mil 909 millones de pesos, cantidad que, en términos reales, no mostró variación respecto del lapso enero-julio de 2018, es decir, estuvo estancada la recaudación de esa contribución.

El cobro del impuesto al valor agregado, que refleja la situación del consumo, fue de 571 mil 41 millones de pesos entre enero y julio pasados, cifra menor en 1.7 por ciento en términos reales a la del mismo periodo de 2018.

La dependencia federal indicó que por el impuesto especial sobre producción y servicios se tributaron 265 mil 28.9 millones de pesos, monto que implica que el gobierno percibió 6 mil 819 millones más de lo que se contempló en el paquete económico para este año.

Con tales niveles de ingreso y gasto al término del periodo enero-julio, las finanzas públicas tuvieron un déficit de 153.1 mil millones de pesos, poco menos de la mitad del previsto en el paquete económico de este año, que era de 313.1 mil millones.

El balance primario, que es la diferencia entre ingreso y gasto sin considerar el pago de intereses de la deuda, fue de 217 mil 295 millones de pesos, cifra superior a lo previsto, que era de 121 mil 164.2 millones.

Este último dato resalta, pues será uno de los elementos que observarán las calificadoras para evaluar el actuar del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en cuanto a las finanzas públicas se refiere, pues parte de esos recursos se destinan al pago de la deuda pública, la cual se incrementó notoriamente durante la pasada administración.