Videos: En el Desfile del Día del Trabajo, los maestros angelinos refrendan su decisión de ir a huelga en caso necesario y reciben apoyo de sindicalistas y la comunidad

September 4, 2018 - por

Videos: En el Desfile del Día del Trabajo, los maestros angelinos refrendan su decisión de ir a huelga en caso necesario y reciben apoyo de sindicalistas y la comunidad

Un maestro distribuye entre asistentes al Desfile del Día del Trabajo hojas informativas de la situación de las negociaciones del sindicato de maestros angelinos y sus demandas relacionadas con mejoras a estudiantes y las escuelas.

En el desfile del Día del Trabajo, el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés), dijo: “¡Presente!”. Y lo hizo en una situación atípica: en el umbral de una huelga, no sólo por una alza salarial sino, fundamentalmente, por mejoras en la educación y atención de los casi 600 mil estudiantes del distrito escolar, el segundo más grande del país, de los cuales el 74 por ciento son latinos.

El organismo magisterial recibió el respaldo de movimiento de los trabajadores y de miles de personas que asistieron a la tradicional parada en Long Beach.

La posibilidad del paro de profesores  fue el punto culminante del desfile. El discurso de ellos fue el de mayor impacto, porque son en este momento los más cercanos al uso del máximo derecho de los trabajadores: la huelga.

Además, porque se trata del sindicato más grande de California, con casi 35 mil miembros y un talante crítico que lo define y que en acentúa en estos momentos álgidos en su relación con el distrito escolar y su supervisor, el empresario millonario Austin Beutner, quien llegó a dirigir el diario Los Angeles Times y lo quiso vender al magnate Eli Broad, bujía del movimiento privatizador de la educación en Los Angeles.

“¡Maestros unidos, nunca serán vencidos!”, gritaron los mentores a lo largo del desfile.

También tremolaron sus banderas de defensa de la educación pública.

Y ponderaron las luchas de maestros de Virginia Occidental, Oklahoma, Arizona, Puerto Rico, Kentucky, Wisconsin, contra la privatización, en favor de una mayor inversión oficial por estudiante, por mejoras sensibles en la calidad de la enseñanza y alzas salariales.

Gloria Martínez, habló a nombre de UTLA, de la que es vicepresidenta,en el acto central conmemorativo de la efemérides  y fue tajante:

“Estamos orgullosos de ser parte de una ola nacional de rebeliones de maestros”.

Y se lanzó contra el superintendente Beutner porque ha tratado en los medios de comunicación de controlar la narrativa de las demandas de negociación de los maestros.

“Parece no entender que las leyes sobre negociación y mediación son para proteger y fortalecer los derechos de los trabajadores. UTLA no renunciará a ningún trato por la puerta trasera. Y no aceptaremos ofertas hechas al través de los medios”, dijo.

Martínez, de origen mexicano, dijo que en este momento los sindicatos tienen en la opinión pública su punto más alto en 15 años ya que alcanzan un índice de aprobación del 61 por ciento.

Dijo que la gente debe saber los ataques a la educación pública y la descarada privatización educativa. Sin embargo, los trabajadores no tienen miedo a la lucha.

Luego aseguró que ante los ataques provocados por el presidente Trump a la educación y los sindicalistas, es necesario organizar y movilizar al pueblo trabajador.

Martínez también manifestó que la mayor parte delos miembros de UTLA son mujeres, quienes no van a ser intimidadas por el club de millonarios jóvenes que tratan de romper la institución civil de la educación pública.

Este es el video de su discurso:

BEUTNER JUEGA CON EL DESTINO DE LOS ESTUDIANTES

Juan Ramírez, vicepresidente de UTLA, aseguró que han sido respetuosos del proceso, lo que no ha hecho el superintendente Beutner, quien no acepta las fechas de negociación estipuladas por el mediador. Incluso, a directores les dijo que podían quebrar reglas, “lo que quiere decir que está impuesto a hacerlo”.

Finalmente, el mediador estatal es el que decidirá –con base en el comportamiento del superintendente- si se allana el camino para la huelga.

La Educación habló con el concejal angelino José Huizar, quien participó en el desfile y dijo que “era peligroso que hubiera una huelga”.

Sin embargo, se le indicó lo expresado por los mentores sobre la postura negligente del superintendente y respondió que a él – cuando era presidente de la Junta Educativa del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles- no le hubiera estallado un problema de esa magnitud.

Juan Ramírez afirmó que cuando Huizar estuvo en la Junta Educativa “conocía algo de los trabajadores y de los contratos”.

“La gente no debe olvidar que Beutner no es educador, está a favor de las corporaciones y quiere aplazar la negociación. Pero él no puede jugar con la vida de los estudiantes de esa forma”, dijo.

En este video la entrevista con Ramírez:

PAPA CALIENTE

El senador estatal Kevin de León – quien aspira al cargo senatorial federal- no aceptó hablar de la huelga de maestros y Huizar tampoco quiso ahondar en el tema.

Senador Kevin de León, concejal José Huizar y la dirigente del sindicato de hoteles y restaurantes, María Elena Durazo.

La supervisora del Condado de Los Angeles, Hilda Solís, hizo saber que está dispuesta a reunirse con dirigentes de maestros angelinos.

Solís, anteriormente Secretaria del Trabajo en la administración Obama, aseguró que el Día del Trabajo es un llamado a la acción, un recordatorio de que todos debemos apoyarnos mutuamente.

Subrayó que ahora más que nunca los trabajadores necesitan el apoyo de sus comunidades.

“No podemos dar por hecho nuestro derecho a sindicalizarnos, a proteger nuestra dignidad y nuestro derecho a ganar salarios justos”, destacó.

Tras el desfile, la maestra Lupe Torres preguntó a Solís por qué están siendo aprobadas tantas escuelas chárter en Los Angeles.

Hilda Solís y la maestra Lupe Torres.

Este es el video de la entrevista a la maestra Torres:

OPINIONES DE PADRES

María Larios, de San Luis Potosí, con tres hijos en escuelas públicas, dijo que desconocía la situación entre los maestros y el distrito escolar. Cuando el reportero le expuso un escenario somero, dijo que los maestros necesitan ganar mejores sueldos porque trabajan con muchos alumnos en clase.

“Me consta que el maestro de mi hija Laura ha llevado materiales al salón pagados con su dinero y eso no es justo”, dijo.

Ernestina Pavón, quien veía el desfile en la comodidad de una silla playera, se levantó y aplaudió cuando el contingente de maestros pasó frente a ella. Dice que, efectivamente, los mentores son segundos padres.

Contó el detalle de un maestro de su hija Briana cuando salió de primaria: le regaló un llavero con la figura de la Torre Eiffel ya que cuando ella ingresó al kínder le dijo que deseaba conocer París.

RESISTIR Y CRECER

La mañana era propicia para el desfile ya que el clima no rebasaba los 60 grados.

Allí andaba el activista Carlos Montes platicando y tomándose fotos con el líder de UTLA, Alex Caputo-Pearl. Portaba dos pancartas, en una asentaba que LAPD mata a latinos y pedía cárcel para ellos. Otra llamaba a luchar contra Trump y una leyenda: legalización, no deportación.

El presidente de UTLA, Alex Caputo-Pearl, y el activista Carlos Montes. 

Las bandas de música de secundarianos dieron alegría al evento y con sus bailables y plásticos movimientos, mientras que hubo pancartas sugestivas, como las de los artistas que clamaban: “salarios dignos”, o los vecinos de Wilmington, que subrayaban en pancarta que sus vidas importan. Esto, porque ese barrio es afectado por violencia pandilleril, drogadicción y contaminación ambiental.

Acudieron asambleístas entre ellos Mike Givson y Miguel Santiago, la supervisora Janice Hahn, alcaldes y vicealcaldes y el Sheriff Jim McDonneld, quien se dijo amigo de los trabajadores y se tomó fotos con jóvenes de bandas de guerra.

Hubo un llamado a los trabajadores para que voten en las elecciones de noviembre para derrotar a los republicanos que tienen bajo ataque al pueblo trabajador, a la comunidad, a la educación pública y a los maestros.

Asistentes al desfile saludan al contingente de maestros

ORIGEN DEL DIA DEL TRABAJO EN EU

Labor Day, día del trabajo, es un día festivo federal que se celebra en Estados Unidos el primer lunes de septiembre. Tiene su origen en un desfile celebrado el 5 de septiembre de 1882 en Nueva York organizado por los Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor). Inspirados en un evento anual similar realizado en Toronto (Canadá). En 1884 se realizó otro desfile y los Knights of Labor decidieron hacerlo anualmente.

Otras organizaciones, mayoritariamente las afiliadas a la Primera Internacional, preferían el 1 de mayo, fecha que rememora el inicio en 1886 de una huelga reivindicativa de la jornada laboral de ocho horas y que había llevado a la Revuelta de Haymarket de Chicago, tres días después, el 4 de mayo. El presidente Grover Cleveland creyó que el feriado del 1 de mayo sería una oportunidad para desórdenes. Por tanto, temiendo que reforzara el movimiento socialista, rápidamente en 1887 dio su apoyo a la posición de los Knights of Labor y su fecha para el día del Trabajo.

Desde entonces a diferencia de la mayoría de los países, Estados Unidos celebra el día del trabajo en una fecha distinta.

El revolucionario comunista cubano Julio Antonio Mella criticó este Labor Day y lo calificó como «día de la sumisión del trabajador». (WIKIPEDIA).

CONTINGENTES