En Los Angeles y Sacramento se proyecta el fortalecimiento financiero de la educación pública, cada vez mayormente afectada por las chárter

April 19, 2019 - por

En Los Angeles y Sacramento se proyecta el fortalecimiento financiero de la educación pública, cada vez mayormente afectada por las chárter

El costo de las chárter en los distritos escolares de California es cada vez más oneroso. Por eso se trata de contenerlas y modificar la ley a fin de regularlas para que dejen de ser carga en perjuicio de las escuelas públicas.

En Sacramento, una serie de iniciativas de ley para controlar a las escuelas autónomas siguen abriéndose paso y – a decir del vicepresidente del Sindicato de Maestros de Los Angeles, Juan Ramírez- es altamente factible que sean aprobadas por la Asamblea y el Senado y que el gobernadora Newsom las firme para convertirlas en ley. De esta manera, se harían por primera vez cambios a la ley que dio origen a los planteles, en 1992.

Además, la senadora demócrata y ex lideresa de la Federación de Trabajadores del Condado de Los Angeles, que tiene un millón de miembros, María Elena Durazo, ha propuesto una iniciativa – la SB 756- a fin de que haya una moratoria de cinco años de las chárter a fin de ajustarlas y sanear las finanzas de los distritos escolares.

En Los Angeles, el alcalde Eric Garcetti, ha propuesto un impuesto -la Medida EE- para destinar la recaudación -estimada en 500 millones de dólares- al distrito escolar angelino.

Esta medida enfrenta la oposición de empresarios, quienes consideran que “financiar escuelas es un desperidicio de dinero”.

UTLA, siglas del sindicato magisterial angelino, ha agradecido a Garcetti que haya dado a conocer ese gravamen en ocasión de su discurso sobre el estado de la ciudad, el pasado miércoles.

La institución de docentes angelina ordenó un estudio sobre el impacto financiero de las chárter, que concluyó que esos planteles representan a la ciudad un gasto de 590 millones de dólares.

O sea, 90 millones más que el impuesto propuesto por Garcetti, que será votado en las elecciones del próximo 4 de junio.

Garcetti dijo que la Medida EE permitiría al Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles reducir el tamaño de las clases, mantener abiertas las bibliotecas escolares y los campus con enfermeras y consejeros.

Y advirtió que la carencia de fondos en el distrito escolar podría ocasionar el despido de maestros y personal de apoyo escolar en los próximos dos años.

“Siempre habrá quienes afirmen que financiar nuestras escuelas es un desperdicio de dinero. Pero nuestros hijos no son un desperdicio de dinero “, dijo Garcetti en la audiencia en la Escuela Secundaria Lincoln en Lincoln Heights.

Como candidato a la alcaldía, Garcetti acudió al programa de radio de esta casa editorial en la emisora 690 AM y ante el vicepresidente de UTLA, Juan Ramírez, declaró que es partidario de la educación pública.

En enero pasado participó en la solución de la huelga de seis días de maestros de Los Angeles. Sus oficinas del palacio municipal fueron sede de las últimas negociaciones, incluso durante dos madrugadas.

Garcetti definió esa huelga de maestros como una encarnación de la lucha por la justicia y la equidad en los últimos días.

Y señaló que el 28% de los niños en el condado de Los Ángeles viven en la pobreza.

Ante el alcalde, los negociadores de los maestros insistieron en la necesidad de fortalecer las finanzas del distrito escolar, en buena medida mermadas por la succión de las chárter.

Y ahora, el edil propone la Medida EE que resultaría en un adicional de  160 dólares por año en impuestos para el propietario de una casa de 1,000 pies cuadrados.

La medida, sin embargo, recaería fundamentalmente en negocios y propietarios de grandes complejos de apartamentos, ya que se basa en la superficie cuadrada del espacio cerrado. Un hospital privado, por ejemplo, pagaría impuestos por cada pie cuadrado de cada piso.

MORATORIA DE 5 AÑOS

Senadora María Elena Durazo.

En tanto, en Sacramento, toma fuerza la iniciativa de la senadora Durazo, SB 756, que exige una moratoria de cinco años a las chárter.

Durante ese tiempo, explicó la legisladora, se harían ajustes necesarios para garantizar que todos los estudiantes, independientemente del código postal donde vivan, reciban las herramientas, los recursos y la educación que merecen.

“El sistema de educación pública de California depende de las escuelas locales, maestros, padres, alumnos y comunidades que trabajan en colaboración”, dijo Durazo.

Agregó que es necesario corregir fallas de la ley de las chárter , lo cual resulta muy “ importante para nuestras comunidades y para nuestro futuro “.

Muchos de los cambios tan necesarios que requiere la SB 756 para 2020 son abordados en los proyectos AB 1505 (O’Donnell y Bonta), AB 1506 (McCarty) y AB 1507 (Smith), aprobados por el Comité de Educación de la Asamblea.

Esto, pese a las presiones del poderoso sector de los planteles autónomos.

La 1505 dice que si un distrito escolar aprueba o niega el establecimiento de una chárter, será la ultima palabra la del distrito. Ya no habría que ir al condado o al estado a apelar.

La 1506 establece límites a las chárter. Esto es: para abrirse un, no deberá afectar a planteles públicos aledaños y tener una razón de ser.

Ramírez puso como ejemplo que en Boyle Heights hay seis escuelas públicas y a pesar de ello quieren abrir una chárter.

La 1507 precisa que cuando un distrito escolar apruebe la operación de una chárter deberá hacerlo dentro de esa misma jurisdicción y no en otro sitio, como ha venido ocurriendo.

El vicepresidente de UTLA ponderó la decisión de los integrantes de ese organismo cameral – presidido por el demócrata de Long Beach, el maestro Patrick O’Donnell- ya que considera que esos planteles deben operar bajo reglas estrictas como ocurre con los públicos.

La ausencia de esa normatividad – agregó- ha propiciado que en los últimos 15 años se han hecho mal uso de dos mil 500 millones de dólares, en detrimento de las educación pública. Se trata, indicó de dinero público manejado por particulares.

Y consideró que la decisión de los asambleístas es también producto de mayor grado de concientización que se ha generado en amplias capas del sector educativo y de la sociedad californiana a partir de la huelga de maestros angelinos, que duró seis días y concluyó a finales de enero pasado.

Precisamente, una de las condiciones del magisterio angelino para levantar el paro fue que las autoridades educativas regularan a las chárter y que decretaran una moratoria de esos planteles.

ESTUDIAN IMPACTO DE LAS CHARTER

Ante ello, el gobernador californiano, Gavin Newsom, consideró la necesidad de atender esos reclamos de los docentes y debido a ello dispuso un estudio del impacto que las chárter tienen en las escuelas públicas.

En este momento, un grupo de expertos, guiados por el Superintendente de Instrucción Pública del Estado, Tony Thurmond, están dedicados a esa tarea ya que deberán presentar sus conclusiones al mandatario estatal el próximo 1 de mayo.

En California y Los Angeles se registra el mayor crecimiento nacional de ese tipo de centros educativos, que tienen una población de 600,000 niños en más de 1,300 escuelas.

California se encuentra en el lugar número 43 del país en cuanto a inversión por estudiante: poco más de 10 mil dólares, mientras que a cada reo destina más de 70 mil. La situación, precisa UTLA, es inadmisible si se considera que el estado constituye la quinta economía mundial.

De ahí la exigencia para que haya más recursos para la educación publica, que atiende a más de sies millones de estudiantes en California.

Alcalde angelino, Eric Garcetti: empresarios en contra.