Encuestas indican que AMLO tiene más apoyo popular a medida que sus opositores lo atacan, como nunca antes había ocurrido con presidente alguno

August 31, 2019 - por

Encuestas indican que AMLO tiene más apoyo popular a medida que sus opositores lo atacan, como nunca antes había ocurrido con presidente alguno

En el hospital rural de Chignahuapan, Puebla. Foto: presidencia.

A medida que el presidente Andrés Manuel López Obrador es atacado en los medios y en redes sociales, logra más apoyo popular.

Y es que, como no había ocurrido en tiempos modernos, el Jefe de Estado había sido tan cuestionado como ahora. Durante los más de 80 años del PRI, la prensa, la radio y televisión – salvo excepciones- no criticaban al titular del Ejecutivo. Con los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón se presentaron más cuestionamientos, pero no sistemáticos.

Y ahora con AMLO, que se propone desmantelar el modelo neoliberal – que desde principio de los 90,  con Salinas de Gortari, prohijó la concentración de la riqueza, la corrupción y el entrelanzamiento entre el poder politico y poder económico-  la mayor parte de los medios han arremetido con rigor contra el mandatario.

López Obrador afirma que esto se debe a que está afectando intereses de empresarios nacionales, extranjeros, de grupos politicos y de organizaciones de la sociedad civil.

Además, el gobierno ha quitado la publicidad oficial a los medios, que era su principal fuente de  ingresos.

Igualmente, ha dado a conocer una lista de periodistas que recibían “publicidad” oficial o como se denomina en el argot periodístico “chayote”, que era una manera de cooptarlos. Joaquín López Doriga encabeza esa lista.

De esta manera, con grupos de interés y medios periodísticos afectados, la respuesta es un sistemático ataque cotidiano al régimen lopezobradorista.

Enconos y antagonismos de esta naturaleza entre el gobierno y empresarios se dieron en el pasado de manera esporádica, sobre todo con los gobiernos de Luis Echeverría y José López Portillo, quien se vio obligado a nacioanalizar la banca y ante la salida de capitales y especulación financiera, dijo en un evento en Guadalajara que “defendería el peso como un perro”.

Pero no hay antecedentes entre una tirante situación entre el gobierno federal y buena parte de los medios de comunicación.

Por eso algunos analistas cuestionan la legitimidad de la información y comentarios contra López Obrador ya que más que responder a la objetividad, a la veracidad, están motivados por el resentimiento por las perdidas de sus ingresos y prebendas y porque se hacen eco de dictados de los sectores politico-económicos afectados por el gobierno morenista, con quienes tienen afinidad.

Bajo este escenario, la pregunta que se hacen analistas es: ¿Hasta qué punto de vista esos sectores de los medios son creíbles?

Sin duda, un escenario atípico en el marco de la llamada Cuarta Transformación.

‘VIVIMOS TIEMPOS INTERESANTES”

En la conferencia mañanera del jueves pasado, López Obrador apuntó al respecto:

“No es para presumir, pero la mayoría de la gente está respaldando al gobierno, la mayoría, porque la gente estaba harta de la corrupción, de la prepotencia, del doble discurso, de la hipocresía, del control casi absoluto de los medios de información”.

Y agregó:

“Ahora, imagínense, es un timbre de orgullo saber que se desató como nunca la crítica en los medios, es algo excepcional lo que estamos viviendo, nunca se había cuestionado tanto al gobierno y también nunca se había tenido tanta defensa de los ciudadanos en redes sociales, en todos lados”.

López Obrador dijo que “es interesante, estamos viviendo tiempos interesantes”.

“Dicen que los asiáticos, cuando nacen los niños, así como nosotros decimos: ‘Que lo bendiga el creador’, ellos dicen: ‘Que vivan tiempos interesantes’. Nosotros estamos viviendo -no nos podemos quejar- un tiempo muy interesante”.

López Obrador condena cotidianamente a los neoliberales por su grado de corrupción que ha dañado tanto a la nación mexicana. Ese sector no deja de atacarlo, ya sea con amparos para detener sus obras, con mensajes en medios o el grupo de periodistas en su contra.

Dice:

“Su propósito es que fracasemos, que nos vaya mal, están obnubilados, fuera de quicio y no se dan cuenta que con esa actitud afectan el desarrollo del país; pero, además, al final de cuentas no van a lograr su propósito, porque nosotros vamos a seguir defendiendo todo lo que consideremos bueno para el desarrollo de México y somos perseverantes, no vamos a hacernos a un lado, no vamos a dar ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso.

“Además, hasta nos estimula cuando hay estos actos irracionales. Como decía Ponciano Arriaga: ‘Entre más me golpean, más digno me siento’; es decir, vamos a seguir adelante”.

Afirma, asimismo, que “los conservadores además de corruptos son muy –con todo respeto- torpes”, Y recalca que no caerá en porovocaciones ni se enfrentará a otros poderes.  ‘Ya ven, ahí está el autoritarismo’, resalta.

“Nosotros llegamos aquí para construir una auténtica democracia, no una dictadura, no tenemos nosotros afanes autoritarios. Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho. Y es muy fuerte el uso de la razón, es un arma muy poderosa, muy poderosa, es lo que he dicho en otras ocasiones, como la fuerza de la opinión pública, o sea, no se avanza si no se tiene razón, si no hay argumentos. Si lo que quieren es continuar con el régimen de corrupción, de injusticias, de privilegios, pues la gente no apoya eso, les va mal”.

En efecto, en columnas políticas, en informaciones, en programas de radio y television, se difunde una negativa campaña diaria contra AMLO y – a juzgar por esos juicios- el país está peor por el fracaso del gobierno federal. Las burlas, los memes hacen escarnio del mandatario.

Sin embargo, en el ánimo colectivo hay otra percepción, contraria a esoss medios. Ayer, SinEmbargo publicó una nota de las encuestas de las más importantes firmas del género y en todas la aceptación de López Obrador es marcada. No incluyó otras de varios medios, que también coiciden con esos porcentajes.

“Cinco casas encuestadoras dicen que mexicanos dan a AMLO apoyo promedio de 68 puntos en 9 meses”, titula Sin Embargo.

Otro sondeo de El Universal indicó que el 74%  de las personas consultadas votarían porque AMLO siguiera al mando del timón nacional.

Una situación sin precedente por las diferencias entre el presidente López Obrador y sus opositores.