EU anuncia drásticos cambios para conceder asilo a inmigrantes víctimas de violencia doméstica o de pandillas

June 11, 2018 - por

EU anuncia drásticos cambios para conceder asilo a inmigrantes víctimas de violencia doméstica o de pandillas

Jeff Sessions. Foto/AP

Washington

En una decisión que marcará un antes y un después en la aplicación del derecho de asilo en EU, el Fiscal General de Estados Unidos, Jeff Sessions, determinó hoy que la exposición a la violencia doméstica o de pandillas no debe ser considerada para el otorgamiento del derecho de asilo.

En un claro intento por cortar de tajo la oleada de demandas, Sessions confirmó el endurecimiento de las políticas que regulan en derecho de asilo, particularmente en el caso de mujeres inmigrantes que han sido víctima de la violencia doméstica, de los traficantes de personas o de las pandillas:

“Una persona puede sufrir amenazas y violencia en un país extranjero por muchas razones relacionadas con las circunstancias sociales, económicas y familiares. Pero el estatuto de asilo no proporciona una solución a esa mala fortuna”, señaló el funcionario.

Con esta decisión, que tendrá un gran impacto en los tribunales que deciden la suerte de decenas de miles de inmigrantes, Sessions cumple su amenaza de “restablecer los principios” que regulan el derecho de asilo en EU.

“El sistema de asilo está siendo abusado en detrimento del Estado de derecho, las políticas públicas sensatas y la seguridad pública, y en detrimento de la gente con reclamaciones justas”, aseguró poco antes Sessions durante un acto ante jueces especializados en asuntos migratorios en Washington.

Con esta decisión, Sessions decidió revocar el fallo de un tribunal de apelaciones de inmigración del Departamento de Justicia que había otorgado asilo a una mujer de El Salvador que había sido violada y abusada por su esposo.

La decisión del tribunal de apelación había anulado órdenes anteriores en casos similares.

“Una persona puede sufrir amenazas y violencia en un país extranjero por muchas razones relacionadas con las circunstancias sociales, económicas y familiares. Pero el estatuto de asilo no proporciona una solución a esa mala fortuna”, señaló el máximo responsable del Departamento de Justicia.

Nada más trascender el anuncio de Jeff Sessions, organizaciones como el Consejo de Inmigración Americano (AIC), condenaron esta medida por considerar que “el dar la espalda a las víctimas de la violencia, y deportarlas hacia un peligro seguro, no debería ser la obra o el legado de ninguna administración estadounidense”.

“Desde sus inicios, Estados Unidos ha abierto sus puertas a personas que huyen de la opresión y la persecución. La decisión de hoy del Fiscal General es otro intento de cerrar nuestras puertas”, consideró la directora ejecutiva del AIC, Beth Werlin.

Sessions, quien ha hecho alarde de un talante radical frente al fenómeno de la inmigración indocumentada, con el fin de mantener contento al presidente Trump y evitar así que le corte cabeza por el escándalo del “Rusia Gate”, explicó que los procedimientos iniciados para confirmar las peticiones de asilo en base a “miedo creíble” o persecución en sus países de origen se han disparado desde 5,000 en 2009 a 94,000 en 2016.