EU y su miedo a China, la lógica detrás del caso Huawei-Google

May 27, 2019 - por

EU y su miedo a China, la lógica detrás del caso Huawei-Google

El conflicto entre Huawei y Google va más allá de la industria tecnológica. Finalmente el mundo digital es una réplica del mundo real y los acuerdos o problemas que hay en él inciden directamente en el panorama económico global.

De acuerdo con varios analistas, el balance de este conflicto tiene que ver con dos cosas: ¿Cómo las restricciones a Huawei son usadas para presionar a China en temas de comercio internacional?, y dos, el temor de Estados Unidos a ya no ser el rey de la innovación y tecnología.

“Es mucho lo que está de por medio, este fabricante (Huawei) depende mucho de empresas americanas para la compra de semiconductores y la cadena de suministros de semiconductores va de Estados Unidos a China y al revés. En empresas como Apple el 20% de sus ganancias las hace en China. Si se cierra el vínculo entre estas naciones puede sobrevivir pero las acciones se derrumbarán causando muchas pérdidas”, dijo a Expansión Gabriel Pérez del Peral, profesor de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana.

No obstante, Del Peral, cree que el veto impuesto a la tecnológica China puede levantarse, “esto es la guerra fría tecnológica, se tiene que dar un respiro dada a la importancia y complejidad de las cadenas de valor de este sector económico”.

Si bien tras la orden de restricción las reacciones tanto de Google como de Intel, Qualcomm y otras fueron inmediatas, el departamento de comercio estadounidense dijo que retrasará la aplicación de la sanción contra Huawei por tres meses.

Ancla para la guerra entre naciones

Las decisiones de Trump en torno a la empresa china plantean que la utiliza como moneda de cambio en las negociaciones comerciales con dicho país.

“Si hiciéramos un trato, me imagino que se incluiría a Huawei en alguna forma, como parte de un acuerdo comercial”, dijo Trump a reporteros estadounidenses en conferencia.

De acuerdo con los analistas, el país asiático está incorporando mucho valor agregado a sus cadenas económicas, y en este capítulo de la guerra comercial, China puede reconocer el levantamiento de aranceles a Estados Unidos, lo que afectará a diversos sectores económicos chinos.

Te interesa: ¿Tienes un Huawei? Así te afectará el rompimiento con Google

“Viendo el anuncio de Trump prácticamente veo el esquema de negociación, sabemos que próximamente en el G20 abordarán temas comerciales planteando a impulsar, integrar o acelerar el acuerdo comercial con ellos. Es una presión y veo que es un tema político para avanzar en temas comerciales que le interesan a Estados Unidos y que pudieran integrar, o generar mayor apertura”, explicó a Expansión Jorge Velarde, director académico de EGADE Business School.

El tema con China empezó desde que Donald Trump tomó posesión, afirmó Velarde: “Se abalanzó con México y China con aranceles y restricciones, está entrando a un proceso de acuerdo que además está generando presión de alto impacto a nivel mundial en telecomunicaciones y empresas de mercado”, dijo.

China, el nuevo gigante tecnológico

Si bien hasta ahora Estados Unidos se ha reconocido como la cuna de la innovación, especialmente por sus empresas y desarrollos de Silicon Valley, esto podría cambiar en los próximos años.

El crecimiento de la tecnología china y sus ventas globales son una de las principales preocupaciones de Trump a largo plazo y una razón para usar a Huawei como moneda de cambio.

“El foco de atención de la tecnocracia china dispuesta a inversiones mayúsculas para apuntalar el avance tecnológico; preocupa la capacidad y número de ingenieros chinos con relación a sus pares occidentales, preocupa también la envergadura de empresas chinas, las economías de escala y de enfoque que ya pueden alcanzar estas empresas y que las hace candidatas para que desarrollen las tendencias del futuro”, explicó Luis de la Calle, analista económico y director de De la Calle, Madrazo, Mancera (CMM).

LeeGoogle pone en el limbo a Huawei y a merced de Trump

Actualmente, Huawei es el segundo fabricante de smartphones con más ventas en el mundo con 19% del mercado solo superado por la surcoreana Samsung; sin embargo, al ver la tabla de los fabricantes top cinco, tres de estos son de origen chino, según los datos de IDC.

En el mercado de 5G, Huawei, es el principal proveedor global de antenas lo que le brinda más posibilidades a la china de dictar el despliegue de esta tecnología sobre Estados Unidos. En este mercado, el país liderado por Donald Trump, no cuenta actualmente con una firma competitiva para este desarrollo.

La administración del magnate estadounidense ha presionado a sus aliados para restringir los equipos de Huawei en la construcción de sus redes 5G, citando preocupaciones de seguridad nacional. Washington teme que Beijing pueda usar los desarrollos de Huawei para espiar a otros países, pero no ha proporcionado ninguna evidencia de que tales actos hayan ocurrido.

Asimismo, el CEO adjunto de Huawei, Ken Hu, aseguró durante la Conferencia de Postdam sobre Ciberseguridad Nacional que los acontecimientos actuales ponen en evidencia un comportamiento injustificado.

“En los últimos días, se han impuesto restricciones a Huawei basadas en argumentos sin fundamento con el objetivo de interrumpir nuestras operaciones comerciales. Creemos que este comportamiento es totalmente injustificado”, dijo el ejecutivo.

Lee más: Google suspende negocios con Huawei, dice la agencia Reuters

En cuanto a los impactos directos a Huawei y sus ventas, Wee Teck Loo, jefe de investigación de Electrónica de Consumo en Euromonitor , estimó que la firma china tiene la fuerza financiera para sortear la restricción de Google.

“Huawei tiene la fuerza financiera y la fuerza para firmar acuerdos con desarrolladores de aplicaciones individuales para aumentar sus ofertas en Huawei App Gallery (su tienda de aplicaciones).La prohibición de Google estimula a la compañía china a luchar aún más fuerte y emerger aún más fuerte”, aseguró.

Las restricciones impuestas a Huawei por parte de Google podrían reducirse como parte de un acuerdo comercial más amplio con Beijing, así lo planteó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump en declaraciones recientes aunque no ha dejado de calificarlo como un actor “muy peligroso” en el punto de vista de seguridad.

¿Posible acuerdo en el G20?

A finales de junio, la Cumbre del G20, reunirá a Estados Unidos y a China en Japón para un diálogo comercial, que en opinión de analistas, podría destrabar algunas restricciones entre ambos.

“Lo que van a hacer en la reunión es sentar las bases de una negociación sobre qué limitar y qué no limitar. No creemos que sea con apertura y tendrá ciertas restricciones, limitará algunas como en porcentajes de las empresas que tienen negocios con ellos. Beneficiará de alguna manera a otras compañías pues alguien debe proveer el servicio”, dijo Jorge Velarde del EGADE.

Hasta ahora se ve un futuro poco claro para estos acuerdos, y con miras a las elecciones presidenciales estadounidenses en 2020, se estima que el escenario político-comercial entre ambas naciones y a nivel global continúe en reacomodo.

“Estamos viviendo una época en el acomodo de la reestructura comercial mundial, hay esquemas proteccionistas que empiezan a liberar, ¿pero qué va a pasar después?, depende de quién gane las elecciones ya sea el mismo partido u otro, pero la realidad es que veo que habrá ganadores y perdedores, si sigue la guerra comercial de alguna manera beneficiará a México o a otros países”, comentó en entrevista el director académico de EGADE Business School.

Te interesa: Las empresas mexicanas que ganan con el conflicto entre China y Estados Unidos