Funcionarios de salud advierten de los peligros de transmisión del COVID-19 en el Día del Trabajo

September 3, 2020 - por

Funcionarios de salud advierten de los peligros de transmisión del COVID-19 en el Día del Trabajo

El riesgo de la convivencia en grupo.

En festividades pasadas como el Día de los Caídos y las vacaciones del 4 de julio hubo aumentos significativos de contraccion del virus gracias a las reuniones.

____________________________________________________________________________________________

Las advertencias previas al Día del Trabajo sobre el peligro del coronavirus continuaron hoy, con el director médico del condado de Los Ángeles instando a los residentes a tomar precauciones de salud y pidiendo a los dueños de negocios que implementen medidas de control de infecciones para prevenir brotes en el lugar de trabajo.

Pero mientras continúan advirtiendo sobre los peligros de las fiestas en el día feriado, el Dr. Jeffrey Gunzenhauser pareció admitir que tales reuniones ocurrirán casi inevitablemente, como sucedió en el Día de los Caídos y el 4 de julio, por lo que pidió a la gente que mantuviera las reuniones pequeñas.

“Quizás en lugar de invitar a 25 personas, solo invite a 10,” dijo. “Obviamente, no recomendamos ni apoyamos ninguna reunión, pero sabemos que algunas de ellas están sucediendo. Les pedimos a todos que consideren el riesgo que presenta.”

Gunzenhauser enfatizó los peligros inherentes en cualquier reunión y dijo que los residentes deben reconocer los riesgos de transmisión del virus.

“Creo que es fundamental que, todos consideremos participar en cualquier actividad nueva durante las próximas vacaciones, o cuando algunos sitios de trabajo vuelvan a abrir en las próximas semanas. Debemos considerar y reconocer que cada nueva actividad en la que participemos presenta un riesgo de contagio,” dijo. “Por ejemplo, si tiene 10 invitados en su casa durante las vacaciones, está agregando el riesgo de que cualquiera de esos invitados pueda introducir el virus del COVID-19 en su familia.”

Gunzenhauser impulsó un mensaje de equilibrio, diciendo que a medida que las personas se involucran en un tipo de comportamiento potencialmente riesgoso, deben eliminar otra actividad que pueda ponerlas a ellas o a otras personas en riesgo.

“Si está considerando comenzar algo nuevo, una nueva actividad — volver al trabajo o salir a un lugar donde puede haber otras personas por cualquier motivo; le recomendamos que considere cambiar algo más, alguna otra actividad en su vida para compensar este mayor riesgo,” dijo.

” … A menos que todos tomemos medidas para continuar minimizando el riesgo de transmisión de este virus, aumentaremos el riesgo de que esta horrible enfermedad vuelva a surgir en los próximos meses,” dijo Gunzenhauser. “Y debemos hacer todo lo posible para evitarlo.”

Gunzenhauser presentó gráficos que rastrean el número de brotes que han ocurrido durante la pandemia, y señaló que el Día de los Caídos y las vacaciones del 4 de julio generaron aumentos significativos, gracias a las reuniones festivas y la reapertura de negocios que ocurrieron casi al mismo tiempo.

“Creemos que el aumento de las reuniones y las multitudes que se produjeron durante esos días festivos contribuyeron en gran medida a los brotes que ocurrieron en los entornos laborales en las semanas posteriores a esos días festivos,” dijo.

Es muy importante que todos reconozcan esto y consideren una vez más que tenemos otro día festivo ante nosotros. A medida que se acerca el Día del Trabajo, recordemos por qué celebramos este día festivo y tomemos las medidas adicionales necesarias para proteger la salud y la seguridad de todos nuestros trabajadores.”

El funcionario ofreció una serie de consejos para los empleadores, que incluyen:

  • permitir que los empleados se queden en casa si se sienten enfermos;
  • modificar los lugares de trabajo para asegurar el distanciamiento entre empleados y clientes;
  • proporcionar a todos los empleados cubrebocas para la cara y descansos regulares para que puedan lavarse las manos;
  • colocar carteles grandes y claramente visibles que indiquen la necesidad de medidas de control;
  • capacitar a los empleados sobre las medidas de seguridad;
  • tener cubrebocas adicionales disponibles para los clientes que no los tengan;
  • fomentar las transacciones sin contacto; y
  • notificar los brotes lo antes posible.

A media tarde, el condado aún no había publicado sus últimas cifras de coronavirus.

El miércoles, el condado anunció 51 muertes por COVID-19, mientras que los funcionarios de salud en Long Beach y Pasadena informaron de cinco cada uno. Esas nuevas muertes aumentaron el número total de muertos en el condado desde que comenzó la pandemia a 5,888.

También hubo 1,457 nuevos casos anunciados por el condado el miércoles, junto con 54 por Long Beach y 15 por Pasadena, lo que eleva la cifra acumulada a 244,004.

Según el condado, el promedio diario de siete días de casos nuevos se ha reducido a 1.300, continuando un descenso constante. Los funcionarios de salud han estado informando tendencias a la baja en nuevos casos, muertes y hospitalizaciones, con 1,048 personas hospitalizadas con el virus hasta el miércoles.