La inmunoterapia consigue por primera vez eliminar un cáncer de mama

June 9, 2018 - por

La inmunoterapia consigue por primera vez eliminar un cáncer de mama

Judy Perkins, supera el cáncer.

Médicos estadounidenses han conseguido eliminar por completo las células cancerígenas de una paciente con cáncer de mama. El tratamiento consistió en aislar y reactivar células T, que eliminaron todas las lesiones producidas por la metástasis.

A Judy Perkins le habían dado tres meses de vida a causa del cáncer de mama terminal que padecía. Dos años más tarde ya no hay rastro de la enfermedad en su organismo.

Se sometió a un tratamiento experimental desarrollado por investigadores del Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos cuando tenía 49 años, el cual implicó una inyección de 90 000 millones de células inmunes que “matan” el cáncer en su cuerpo.

Perkins fue diagnosticada con cáncer de mama avanzado, el cual se había esparcido por su cuerpo y no podría tratarse con terapia convencional.

“Me convertí en un paciente con cáncer metastásico”, dijo Perkins. “Eso fue difícil.”

La mujer de Florida se sometió a sesiones de quimioterapia, una tras otra. Tenía tumores del tamaño de una pelota de tenis en su hígado.

Luego se enteró del tratamiento experimental en el Instituto, que está diseñado para combatir algunos de los cánceres más comunes, incluido el de mama, y publicado por la revista Nature Medicine. 

“Estamos buscando un tratamiento, una inmunoterapia, que se pueda usar ampliamente en pacientes con cánceres comunes”, dice el doctor Steven Rosenberg, oncólogo e inmunólogo del Instituto Nacional del Cáncer, que ha trabajado en el desarrollo.

El equipo de Rosenberg analiza el tumor del paciente a través de su ADN para identificar los cambios que hacen que el cáncer sea visible para el sistema inmunitario.

Después, los científicos examinan los glóbulos blancos en busca de células del sistema inmunitario, conocidas como células T, que son capaces de atacar al cáncer.

Alrededor de 90 000 millones son inyectadas al paciente, junto con medicamentos para quitar los frenos al sistema inmune.

“Las mismas mutaciones que causan el cáncer resultan ser su talón de Aquiles”, señaló el doctor Rosemberg.

Sin embargo, advierte que el tratamiento no funciona para todos, falló en otras dos personas que tenían cáncer de mama. Tendrán que ser tratados muchos más pacientes para poder evaluar por completo la efectividad del tratamiento, ha dicho Rosemberg a NPR.

(Con información de NPR y BBC)