La policía escolar no es necesaria y por eso debe ser abolida, exige una amplia coalición de padres, alumnos, maestros y la comunidad a la Junta Educativa de LAUSD

June 22, 2020 - por

La policía escolar no es necesaria y por eso debe ser abolida, exige una amplia coalición de padres, alumnos, maestros y la comunidad a la Junta Educativa de LAUSD

No hay más que estudiar ni discutir: urge desfinanciar al cuerpo de policía del distrito escolar de Los Angeles. No es necesario porque causa daño.

Estas son las tesis centrales de los sectores que piden la eliminación de esa corporación de casi 400 elementos que -según el Superintendente Austin Beutner- representa un gasto del 1% del presupuesto del distrito.

Hizo saber que este martes, la Junta Educativa  considerará tres resoluciones: para reexaminar, reformar o desmantelar el departamento policiaco.

Esta mañana, Beutner anunció que “un grupo de miembros de la comunidad” ya se aboca a evaluar la capacitación, prácticas, políticas y presupuesto de dicha policía para que con base en sus conclusiones se haga “un cambio de fondo, real”.

Pero miles de demandantes de la abolición de la policía escolar rechazaron dicho análisis. “Un grupo de trabajo o de estudio de LAUSD -siglas en inglés del distrito escolar- no es respuesta”, plantearon.

El Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés) ha manifestado su apoyo para desfinanciar el departamento de policía e instó a apoyar la resolución de Mónica García, miembro de la Junta de Educación,  que llama a agotar el presupuesto de la policía escolar en un 90% durante tres años, diciendo que las reformas pasadas no han abordado adecuadamente las disparidades raciales en la disciplina. Los fondos conservados deben ser redistribuidos “a las escuelas de mayor necesidad en apoyo de los estudiantes afroamericanos”, escribe la moción.

El tema fue abordado por Beutner -más consecuente con la permanencia de la policía, aunque con procedimientos menos agresivos como el uso del gas pimienta y la retención de carótidas- y por maestros, estudiantes, padres y miembros de la comunidad, en conferencias, una marcha  de LA Students Deserve y Black Lives Matter Los Angeles y un mitin frente a las oficinas del distrito escolar.

Entre esos asistentes se encontraba la vicepresidenta y presidenta electa de UTLA, Cecily Myart-Cruz, quien refrendó su exigencia para desfinanciar a la policía escolar y ese dinero canalizarlo a la salud mental que los estudiantes necesitan, entre otros servicios.

A quienes quieren abolir la policía escolar, Beutner les demanda “una respuesta razonada” de cómo se manejarán en las escuelas las amenazas de violencia masiva y as incidencias de delitos graves.

Tienen que explicar – agregó a aquellos que están a favor de la policía escolar por qué los campus estarán más seguros sin la presencia de los uniformados.

La respuesta provino de una coalición de organizaciones comunitarias, maestros, padres y estudiantes, inmersos también en las protestas relacionadas con los asesinatos de los afroamericanos Ggeorge Floyd, Breona Taylor, Tony McDade y otros. Parten de la premisa de que los estudiantes negros son desproporcionadamente arrestados y víctimas de uso de la fuerza por parte uniformados de los planteles.

La coalición hizo saber el resultado de una encuesta hecha entre 5 mil 500 personas que – dijeron- confirma el sentimiento público: la policía no es necesaria en las escuelas públicas.

El sondeo es el basamento de la resolución “Reimaginig School Safety and Investing in our Highest Need Students”, que pugna porque los recursos que se destinan a la policía escolar sean canalizados a impulsar a los  estudiantes para que tengan éxito.

Consideran que la desaparición de la policía debió haber sido ya desde hace varios años.

Las principales conclusiones del sondeo son:

*Los jóvenes negros son menos del 9 por ciento de la población del Distrito, pero representaron el 25 por ciento de todas las detenciones. (Proyecto de Capuchas de Millones de Dólares en UCLA, 2018)

*LAUSD ha aumentado su gasto en aplicación de la ley en un 48% desde el año escolar 2005-2006, a pesar de ver una disminución en la población estudiantil (UCLA Black Male Institute, próximamente)

*El 86% de los estudiantes  (de un total de5.433) pidieron la desfinanciación de la policía en LAUSD. La misma demanda hicieron el 88% de los estudiantes negros.

  • Más del 43 por ciento de los jóvenes encuestados (de 1,840 estudiantes del Distrito y 3,378 del Condado de L.A.) han experimentado detenciones e interacciones policiales aleatorias en sus escuelas.

NO HAY RESPUESTAS SIMPLES: BEUTNER

En su mensaje de los lunes, el Superintendente dijo que no se puede ignorar la preocupación y críticas legítimas de estudiantes y miembros de la comunidad escolar sobre las formas de aplicación de la ley, incluyendo la policía escolar.

“Ninguna persona debe sentir la presencia de un oficial de seguridad en un campus como acusación de ellos o de su carácter. Los estudiantes merecen ser escuchados sobre este tema y sus puntos de vista tomados en cuenta”, dijo.

Aseguró, asimismo, que LAUSD ha sido durante mucho tiempo líder en la cultura escolar. Hizo saber que durante la última década, el número de dís escolares que los estudiantes han perdido debido a suspensiones se ha reducido de 60 mil a menos de tres mil. Las detenciones de alumnos bajoó a más del 90%.

Aseguró que es hora de mirar diferentes enfoques. En ese sentido, pedirá al Grupo de Tareas que adiciones a consejeros comunitarios a los campus para ayudar a los mentores y estudiantes e influya en la reducción de incidentes.

Dijo que ese enfoque ha sido eficaz en otras áreas de la aplicación de la ley. Beutner dijo que podría desplazar el 10% del presupuesto de la policía escolar par aprobar esta iniciativa.

Luego destacó que si el verdadero objetivo es mirar el sesgo sistémico y el racismo institucional en las escuelas, hay que tener una perspectiva más amplia. La policía escolar representa menos del 1% del presupuesto del distrito escolar, que cuenta con 75 mil empleados que atienden a 700 mil estudiantes en 1,386 escuelas repartidas en 710 millas cuadradas.

Habló de la disparidad de recursos en distritos que sirven predominantemente a personas de color.

Aseguro también que sólo hay 85 afroamericanos con credenciales para enseñar en LAUSD, en unestado con casi 900 mil afroamericanos menores de 25 años.

Hay también tesis, como la del primer presidente de la Universidad de Stanford, destacado defensor de la eugenesia, que se basa en la noción de que los anglosajones son genéticamente superiores a negros y judíos.

Y por eso postuló el “cambio de fondo, real”. “Este momento no puede ser  de más palabras y falsas promesas. Tiene que ser sobre un cambio real asado en la lógica, la razón, el análisis reflesivo y compromiso genuino con todas las partes”.

LA SUERTE ESTA ECHADA PARA LA POLICIA ESCOLAR

Este martes, ya miles de alumnos, maestros y padres dijeron que estarán presentes en el edificio de LAUSD para exigir la desaparición de los policías escolares.

Allí se tratará una resolución de la miembro de la junta Jackie Goldberg pide que los oficiales lleven ropa de civil y estén estacionados en los perímetros del campus en lugar de dentro, así como una congelación de contratación del departamento.

George McKenna también escribió una resolución recomendando la formación de un grupo de trabajo de seguridad escolar para aconsejar medidas de prevención o capacitación adicional

En esa audiencia se puede escribir en más de un sentido, el futuro de la corporación policiaca. La demanda es que le ocurra lo mismo que a sus colegas de los distritos escolares de Minneapolis, Chicago y Portland que han cortado los lazos policiales en las últimas semanas.

Demandas estudiantiles en la marcha de este lunes.