La prueba de certificación Praxis, creciente problema para maestros

November 26, 2019 - por

La prueba de certificación Praxis, creciente problema para maestros

Maestros afroamericanos, de los más afectados.

La prueba de certificación Praxis se ha convertido en un problema para los maestros, que, de no aprobarla pueden perder el empleo, aunque ya tengan una dilatada trayectoria en el magisterio.

Praxis debe requerirse para los nuevos maestros que ingresan a las aulas por primera vez, pero no para todos.

Debido a ello, la Federación Americana de Maestros (AFT, siglas en inglés) la está combatiendo por ser un obstáculo notorio para los educadores, tanto que algunas jurisdicciones han renunciado al requisito, como los distritos escolares de Prince George y Montgomery, en Washington DC, que no requieren que los maestros practicantes la aprueben.

Incluso,  algunos maestros amenazados con la pérdida de empleos han optado por trabajos con un pago de menor.

La AFT está abordando este problema en dos frentes: ayudando a los docentes a superar la prueba y trabajando en colaboración con autoridades para profundizar en el por qué el Praxis se ha convertido en un impedimento para crecer y mantener una fuerza laboral docente fuerte y diversa.

Una queja común es que los que toman exámenes deben aprobar exámenes en áreas temáticas que no tienen nada que ver con su trabajo asignado: Por ejemplo, los educadores de la primera infancia y los maestros de artes del idioma inglés deben aprobar exámenes de matemáticas de nivel avanzado.

Otro problema es la profunda disparidad racial en las tasas de éxito/fracaso de Praxis. Según las estadísticas del ETS, el 92 por ciento de los anglos que toman el examen blanco pasan la parte de lectura de la prueba, en comparación con el 68 por ciento de los afroamericanos. El 77% de los  blancos pasan la de escritura, en comparación con el 42 por ciento de los morenos y el 72 por ciento de los que blancos pasan la parte matemática, en comparación con el 36 por ciento de los afroamericanos.

Los latinos pasaron en un  80 por ciento, 58 por ciento y 56 por ciento en lectura, escritura y matemáticas, respectivamente. Los tomadores de pruebas asiáticos y nativos americanos también cayeron en relación con los anglos.

¿Realmente la prueba mide las habilidades que un maestro necesita para tener éxito?, se preguntaron en un seminario para analizar el problema. Varios participantes dijeron que no. “No mide si eres un buen maestro”, dijo uno. “Puedes pasar todas las pruebas de Praxis y todavía no eres un buen maestro”.

“Soy una maestra excepcional”, dijo Doris Washington, quien tiene una maestría y ha estado trabajando en escuelas públicas de D.C. durante al menos 13 años. “Soy altamente eficaz, tengo longevidad, mi manejo en el aula es fuerte. Pero [sin pasar Praxis] no me consideran altamente calificada”, dijo.

Mientras tanto, los educadores no sólo están preocupados por sus trabajos, sino por sus estudiantes, que confían en ellos. Los niños de color en particular se benefician de tener modelos a seguir que se parecen a ellos, que comparten sus antecedentes culturales, para ayudarles a conectarse y comprometerse con su trabajo académico. S

Si el Praxis sigue siendo un problema a estos maestros, todos pierden, dijo AFT.