Los Angeles Times apoya la Proposición 15 que transferiría 11 mil 500 millones de dólares anuales de empresas a gobiernos locales y escuelas

September 20, 2020 - por

Los Angeles Times apoya la Proposición 15 que transferiría 11 mil 500 millones de dólares anuales de empresas a gobiernos locales y escuelas

El diario Los Angeles Times anunció su respaldo a la Proposición 15 que transferiría hasta 11.500 millones de dólares anuales de las empresas a los gobiernos locales y las escuelas. Y llama a los electores que acudirán a las urnas el 3 de noviembre a “no tener miedo” y votar por esta medida.

“ Apoyamos la Proposición 15 porque creemos que en última instancia crearía más ganadores que perdedores. No sólo recaudaría dinero desesperadamente necesario para los servicios públicos, sino que crearía un entorno empresarial más competitivo y mantendría a California al límite innovador”, indica el rotativo en una nota publicada en su portal de Internet.

Asegura que la medida no es una solución completa, pero sí  un primer paso crucial para resarcir parte del daño causado por la Proposición 13, la iniciativa de “rebelión fiscal” de 1978,  que revirtió los impuestos sobre la propiedad en California y los limitó al 1% del precio de compra.

De hecho, agrega, gran parte de lo que aflige a California —carreteras derrumbadas, escuelas con pocos recursos y servicios sociales inadecuados— se puede rastrear a la Proposición 13 y a las medidas conexas.  Dijo que la resolución ha matado de hambre a los gobiernos locales de los ingresos que necesitan para proporcionar servicios.

“La Proposición 13 también cambió la carga fiscal local, a medida que las ciudades, condados y distritos escolares recurrieron cada vez más a otros gravámenes, como los impuestos sobre las ventas, los hoteles y los servicios públicos, para compensar la pérdida de ingresos”, indicó el rotativo.

Una vez aprobada, la Proposición 13 provocó que los pagos de impuestos sobre la propiedad cayeran alrededor del 60%. Agregó el diario que los gobiernos locales y los distritos escolares dependen de los ingresos por impuestos a la propiedad para pagar servicios como reparación de calles, aplicación de la ley e instrucción en el aula. En esas cuatro décadas han estado luchando para ponerse al día desde entonces.

“La Proposición 15, agrega, comenzaría a allanar el camino hacia un sistema tributario más justo y proporcionar los medios para comenzar a reconstruir los cimientos de un estado que alguna vez fue un gran estado cuya gloria se ha ido desvaneciendo en los últimos 42 años. En estos tiempos oscuros, es difícil imaginar que puede haber un futuro brillante por delante para California. Es posible, pero sólo si actuamos sin miedo hoy”.

LA Times señala que apoya la Proposición 15 porque “en última instancia crearía más ganadores que perdedores. No sólo recaudaría dinero desesperadamente necesario para los servicios públicos, sino que crearía un entorno empresarial más competitivo y mantendría a California al límite innovador”.

Aseguró que la Proposición 15 puede incluso conducir a más oportunidades de trabajo. Un análisis de la propuesta de impuestos encargada por la Fundación Tributaria de California estima que después de las pérdidas iniciales, puede haber ganancia neta potencial de 20.000 nuevos empleos en el sector público y privado debido al aumento del gasto público. Sin embargo, dice, el estudio se completó antes de que la pandemia forzara el cierre del negocio, por lo que pudo haber cambiado los posibles resultados.

El rotativo hace hincapié que la Proposición 15 es sin duda la medida más consecuente que enfrentan los votantes.

Apunta que hay  dos maneras de ver esta medida:

“ El primero es a través de un filtro de miedo. ¿Cómo podemos incluso contemplar la imposición de una carga fiscal más pesada a las empresas en un momento en que la pandemia COVID-19 ha obligado a algunos a cerrar y cuando los incendios, las olas de calor y la contaminación atmosférica épica han hecho que la gente se pregunte si es hora de huir de California para siempre? (Aunque, como el ex gobernador Jerry Brown bromeó recientemente, “¿A dónde vas a ir?”)

“La otra forma en que uno podría, y argumentamos que debería, ver la Proposición 15 es a través de una lente de esperanza. Por fin hay una solución tangible a la vista para uno de los problemas más difíciles de California: un sistema de impuestos sobre la propiedad muy injusto y desequilibrada que durante cuatro décadas ha matado de hambre a los gobiernos locales de los ingresos que necesitan para proporcionar servicios y que ha distorsionado el costo de comprar una casa e iniciar un negocio, en detrimento de las familias jóvenes y los empresarios”.

De ninguna manera es perfecta la Proposición 15. Tiene costes inevitables y tendrá consecuencias no deseadas. Hubiéramos preferido un paquete más completo de reformas que crearan un sistema de impuestos a la propiedad más justo para todos, no sólo para las empresas, y revisaran todo nuestro sistema, incluidos los impuestos sobre las ventas y la renta, para construir una fuente de ingresos moderna y menos volátil para los gobiernos estatales y locales. Pero la política ha estancado incluso reformas incrementales. Esta es la mejor oportunidad que hemos visto para iniciar el proceso de reforma.

LA Times resalta que sin duda, habría ganadores y perdedores bajo la Proposición 15, tal como las hay ahora bajo la Proposición 13. Y cita:

“Los perdedores serían las empresas que han disfrutado de impuestos de propiedad artificialmente bajos simplemente porque tuvieron la suerte de comprar tierras antes que sus competidores, o porque han logrado explotar lagunas que les permiten evitar pagar su parte justa. Esquemas como la estructuración de compras para dar a cada socio menos de un 49% de participación en la propiedad comprada permiten a las empresas eludir la reevaluación. La Proposición 15 eliminaría efectivamente estas lagunas.

“Los opositores a la medida, que incluyen grupos de contribuyentes y asociaciones empresariales estatales, dicen que la Proposición 15 devastaría a las empresas en California y conduciría a pérdidas masivas de empleos, restaurantes y tiendas cerrados, y precios más altos para los consumidores. Los proponentes replican que es sólo un pequeño porcentaje de los grandes propietarios de propiedades que serán golpeados con nuevas facturas de impuestos y que las protecciones incorporadas en la Proposición 15 protegerán a las pequeñas empresas de daños.

“Somos escépticos de ambos argumentos. No todas las empresas se verían afectadas, sólo aquellas que no han cambiado de manos recientemente. Al mismo tiempo, es ingenuo sugerir que los propietarios comerciales no pasarían costos a las empresas que alquilan espacio, o que eximir a la propiedad por un valor de menos de $3 millones es una concesión importante en este mercado de bienes raíces calientes.

No hay manera de evitar el hecho de que la Proposición 15 tendría costos sustanciales, probablemente en forma de pérdida de puestos de trabajo, precios más altos para los consumidores y costos mensuales más elevados para las empresas que alquilan espacio. También puede desalentar la inversión en propiedades comerciales y manufactureras que estarían sujetas a un aumento de impuestos mayor de lo que podría compensarse con la exención propuesta de 500.000 dólares para la propiedad personal de las empresas.

El periódico puntualiza que en cualquier caso, los efectos de la Proposición 15 no se sentirían de inmediato, lo que debería reducir las preocupaciones acerca de apretar a las empresas que actualmente están luchando con los cierres ordenados por el gobierno para frenar la propagación de COVID-19 (una condición que también ha producido una serie de ganadores y perdedores de negocios). Las reevaluaciones no comenzarían hasta 2022 como muy pronto, e incluso entonces probablemente se desplegarían en fases hasta 2025 para que no todas las propiedades se verían afectadas en el mismo año. Además, la medida faculta a la Legislatura para retrasar la implementación según sea necesario, y probablemente sería necesaria en el condado de Los Angeles, que tendría que contratar a 500 tasadores comerciales adicionales para emprender una nueva responsabilidad masiva.