Victoria agridulce del PSOE en las elecciones españolas y europeas

May 26, 2019 - por

Victoria agridulce del PSOE en las elecciones españolas y europeas

Pedro Sánchez, presidente del gobierno de España en una conferencia de prensa en la sede del PSOE, tras la jornada electoral. Foto Afp

Madrid. 

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y su líder y presidente del gobierno, Pedro Sánchez, lograron un respaldo masivo en las elecciones municipales, autonómicas y europeas, en las que se confirmó la férrea disputada entre los dos bloques de la izquierda y la derecha. Los resultados confirmaron el ciclo y otorgaron mucho más poder territorial y municipal a los socialistas, sin embargo la izquierda perdió varios importantes feudos locales, como Madrid y Zaragoza. Además en la Comunidad de Madrid no se logró el vuelco electoral que preveían para desalojar a la derecha del gobierno después de 24 años.

En los comicios en los que se decidió el gobierno de más de ocho ayuntamientos, de doce de las 17 comunidades autónomas que forman en Estado y de los representantes en el Parlamento europeo, se confirmó la hegemonía del PSOE, a sólo un mes de las elecciones generales en las que logró la reelección Pedro Sánchez. Entre los grandes logros del socialismo en estos comicios fue lograr la mayoría para gobernar en La Rioja, Aragón, Islas Baleares, Islas Canarias, Castilla La Mancha, Extremadura y Asturias. Mientras que la derecha, liderada por el PP, mantendrán el poder en la ansiada Comunidad de Madrid -que la logró mantener por sólo un diputados-, así como en Castilla y León, Murcia, Ceuta y Melilla.

El líder socialista Pedro Sánchez compareció eufórico y advirtió que “después de este ciclo electoral tan intenso es importante que todos los partidos políticos reflexionen para garantizar estabilidad de cara a proveer a los ciudadanos de justicia social y avances”.

Estos resultados, aunque positivos para el PSOE, no lo fueron tanto para el bloque de la izquierda, sobre todo por la caída en picado en prácticamente todos los municipios y autonomías de su socio preferente, Unidas Podemos (UP) y sus coaliciones regionales. De hecho en la mayoría de las llamadas “alcaldías del cambio”, que irrumpieron con fuerza hace cuatro años, la formación liderada por Pablo Iglesias perdió la plaza y sólo la logró mantener en Cadiz.

Fueron especialmente amargas las derrotas en Barcelona, donde Ada Colau dejará de gobernar en beneficio del independentista de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Ernest Maragall; y, sobre todo, en Madrid, donde la independiente Manuela Carmena no podrá revalidar su gobierno a pesar de que fue la ganadora de los comicios, pero la izquierda no sumó los escaños necesarios para la formación de gobierno. Carmena llegó al poder enarbolando un proyecto regenerador y de combate contra la corrupción y aupado por una coalición de izquierda liderada por Podemos, pero en los cuatro años de desgaste del gobierno afloraron las fracturas internas que precipitaron su caída del poder tras ser superada por lo que bloque de la derecha -integrado por el PP, Ciudadanos y la formación de extrema derecha Vox-, que sumaron 30 escaños, frente a los 27 de la izquierda.

A partir de mañana se abrirán las negociaciones a varias bandas para la formación de las mayorías en los gobiernos locales y autonómicos.