México caerá en recesión. La duda es, ¿de cuánto será la caída?

March 20, 2020 - por

México caerá en recesión. La duda es, ¿de cuánto será la caída?

____________________________________________________________________________

Los economistas coinciden en que México será una de las naciones que más sufrirán por el coronavirus, debido a que es una economía abierta a un comercio internacional que ahora se está congelando.

_______________________________________________________________________________

El impacto del coronavirus en la economía global será de tal magnitud que México no escapará y enfrentará un segundo año consecutivo de contracción, aunque lo que queda por verse es la magnitud de la caída.

“El escenario es una recesión en México, será difícil que la economía mexicana tenga crecimiento positivo; sería un milagro”, dijo Raúl Aníbal Feliz, quien es maestro en Economía por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

PUBLICIDAD

Algunos bancos han hecho estimaciones de una contracción de hasta 4.5% en el país argumentando que el Covid-19 golpea a una región que depende en gran medida del petróleo y de otras materias primas, así como del turismo y las remesas.

Para el experto del CIDE, el PIB de México podría caer entre -1% y -1.3% y consideró que un -4% está cargado al “pesimismo”. Mientras que César Salazar, investigador del Instituto de Investigaciones económicas de la UNAM, considera que aún es temprano para hacer un estimado.

México no la tiene fácil: el hecho de que Estados Unidos enfrente una posible desaceleración por esta enfermedad da un fuerte coletazo al país.

“Que EU caiga va a impactar negativamente en las exportaciones de manufacturas, las exportaciones de servicios turísticos, en las remesas y el coronavirus va a impactar la demanda doméstica porque va a haber una reducción del gasto privado y todos esos choques negativos vienen en un contexto donde la economía no creció”, dijo Feliz.

El economista del CIDE añadió que en el corto plazo, los sectores que más van a resentir la crisis serán el turismo, hotelería, y transitoriamente, el sector automotriz debido a una débil demanda que se sumará un colapso de autos para exportación.

De hecho, el presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur), Jorge Hernández Delgado, ha expuesto que el sector podría perder entre 15% y 40% de turistas solo en esta Semana Santa, una cifra que tiene poca posibilidad de recuperarse.

Para José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), las industrias más afectadas serán las de equipo eléctrico y electrónico, de cómputo, de telefonía, textil, la industria farmacéutica y productos metálicos.

Si comparamos a México con otros países de Latinoamérica en el tema del coronavirus, México será el que más sufra debido a que es una economía abierta, dijo Feliz.

¿Hay una solución?

Los expertos señalan que con la recesión habrá desempleo, lo cual podría elevar el subempleo (es decir, empleos de pocas horas como jardineros). José Luis de la Cruz dijo que si no se toman las medidas adecuadas va a acabar generando una situación más delicada en el mercado laboral.

“Si se quiere evitar el desempleo se tiene que asegurar que las empresas funcionen”, dijo. “Generar una estrategia heterodoxa: una combinación de medidas fiscales de medidas monetarias que tiene que ir acompañadas con el sector privado porque ahí es donde está el 90% del PIB y el 90% del empleo”, comentó.

De la Cruz agregó que en el corto plazo lo que debe hacer el gobierno es un acuerdo con el sector privado para reactivar la construcción, principalmente.

“Se tiene que pensar en lo inmediato y obras que se necesitan, que se han descuidado y para las que se tienen que dar recursos. Si se destinan 150,000 millones de pesos para ello, el efecto multiplicador es de otros 150,000 millones de pesos y con eso la economía mexicana alcanza a crecer o le aporta 1.5% del PIB y contrarresta la caída”, dijo.

Para Carlos Salazar, una opción en el corto plazo es evitar una incapacidad del gobierno para atender a posibles enfermos.

“Creo que es mejor el que se detenga la actividad, que se pongan filtros: que se cierren fronteras, cancelen vuelos y que el Estado se olvide de mantener superávit primario objetivo y que aunque tenga que ver un endeudamiento”, comentó.

Además, dijo que el gobierno debe ser un promotor del crecimiento económico sobre todo en los meses de abril, mayo y junio con paquetes de estímulo después del paro con ayuda de la banca de desarrollo.

Otra de las posibles medidas para mitigar esta contingencia, dijo el experto de la UNAM, es que se trabaje en una reforma fiscal. “La idea es ampliar la base de tributación para elevar los ingresos provenientes del ISR”.

Para José Luis de la Cruz, una reforma fiscal no sería viable de momento debido a que tendría un impacto hasta 2021, aunque no ve mal una reforma hacendaria.

“No le vería sentido porque la reforma fiscal lo que busca es darle dinero al gobierno, se aprobaría -en el mejor de los casos- en 2021 y quiere decir que este año no se va a hacer nada y lo que necesitamos son medidas urgentes”, dijo. “Yo diría una reforma hacendaria para así darle recursos al gobierno pero también para garantizar que los va a gastar bien”.