ONU-DH y Amnistía Internacional lamentan impunidad en masacre de Tlatelolco

October 2, 2018 - por

ONU-DH y Amnistía Internacional lamentan impunidad en masacre de Tlatelolco

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y Amnistía Internacional lamentaron que a 50 años de la masacre de Tlatelolco, persista la impunidad, la falta de acceso a la verdad y reparación del daño hacia las víctimas.

En un comunicado, la ONU-DH señaló que mantiene una consternación profunda por lo sucedido y lamentó la ausencia de una adecuada investigación, así como de sanción a los responsables de las graves violaciones de derechos humanos cometidas en el contexto del movimiento estudiantil de 1968.

En este contexto, reiteró el firme llamado al Estado mexicano, ya realizado por otros mecanismos internacionales de derechos humanos, a garantizar los derechos a la justicia, la verdad y la reparación integral.

Asimismo, la ONU-DH reconoció el despertar cívico que, encabezado por la juventud estudiantil, denunció la arbitrariedad gubernamental, apeló a la rendición de cuentas y luchó por construir un país democrático basado en un régimen de libertades a través de la acción pacífica y la reivindicación del diálogo.

“La causa de los derechos humanos en México no se puede explicar sin el amanecer de indignación y creatividad de hace cinco décadas. En una parte considerable, los ámbitos de libertad que hoy se respiran en el país son legatarios del movimiento estudiantil de 1968″, dijo Jan Jarab, representante de la organización. 

En ese sentido, alentó a la sociedad mexicana a mantener viva la memoria acerca de lo sucedido en 1968, reconocer en la gesta estudiantil un motivo permanente de inspiración para la causa de los derechos humanos y extraer las lecciones conducentes para evitar que nunca más vuelvan a repetirse hechos tan trágicos como los que sacudieron a México.

Además respaldó las acciones desplegadas por las personas sobrevivientes, académicos, artistas y medios de comunicación tendientes a difundir lo ocurrido, profundizar en la indagación de los hechos y combatir el olvido.

Por su parte, Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México afirmó que “el hecho de que el gobierno mexicano no haya esclarecido lo sucedido la noche del 2 de octubre de 1968 ha dejado una profunda herida en la sociedad mexicana, y representa la larga sombra de impunidad que empaña el sistema de justicia, en el que las graves violaciones a los derechos humanos son olvidadas y no se asegura a las víctimas el acceso a la verdad y reparación”.

“La profunda cicatriz de este episodio en la historia de México debe ser un recordatorio constante de la búsqueda de justicia, y también del dolor que marcó a una generación. Las voces de los estudiantes siguen hoy más vivas que nunca“, agregó.

Reneaum Panszi consideró que la reciente apertura de los archivos del Movimiento 68 por la UNAM contribuye a la construcción de la memoria colectiva, pero no será suficiente.

“El caso no debe cerrarse hasta que se divulgue toda la información, se lleve a los responsables ante la justicia pero sobre todo, se establezcan mecanismos para garantizar la no repetición de estos hechos“, apuntó.