“Permanezca en México”, el plan de Trump para los miles de migrantes que buscan asilo

November 22, 2018 - por

“Permanezca en México”, el plan de Trump para los miles de migrantes que buscan asilo

Foto/AFP

Washington

“Permanezca en México”. Con este título tan sugestivo el presidente, Donald Trump, planea convertir a México en antesala indefinida de la causa desesperada que hoy aqueja a miles de migrantes de Centroamérica que huyen de la violencia y la miseria.

El programa, revelado por el diario The Washington Post, podría darse a conocer este viernes para establecer que los inmigrantes centroamericanos que soliciten asilo en un punto de cruce en la frontera sur de Estados Unidos, tendrán que esperar en algunos casos en México mientras se procesan sus solicitudes.

El plan de Donald Trump ha sido revelado justo en el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos. Toda una ironía del destino si tomamos en cuenta que esta fecha fue establecida para rendir homenaje a quienes fueron los primeros habitantes del Continente Americano.

Para agradecer a esas tribus nativas que, en contra de lo que ocurre hoy, fueron capaces de socorrer a quienes huían de la persecución política y religiosa en Inglaterra para enfrentar la hambruna o sucumbir ante males y enfermedades en medio de uno de los inviernos más crudos.

De acuerdo al plan de la administración Trump, funcionarios citados por el diario The Washington post indicaron que aquellos solicitantes de asilo que no pueda establecer un miedo razonable de persecución, no se les permitirá entrar a Estados Unidos y serán rechazados en la frontera.

“El plan, llamado ‘Permanezca en México’, representa un rompimiento mayor con los procedimientos de inspección vigentes, que generalmente permiten permanecer en Estados Unidos y evitar la deportación a aquellos que establecen un miedo de regresar a sus países de origen”, consideró el diario.

Hasta el momento los solicitantes de asilo podían permanecer en Estados Unidos hasta que se realice una audiencia con un juez migratorio. El sistema actual, bautizado con el nombre de “Detención y Liberación”, ha sido criticado de manera regular por el presidente Trump. La existencia del plan fue revelada en respuesta a las caravanas de migrantes centroamericanos que empezaron a llegar a la frontera entre Estados Unidos y México.

La confección de este polémico plan, que busca convertir a México en un centro de refugiados permanente a la espera de conseguir asilo en EU, se ha desarrollado de forma paralela a las negociaciones infructuosas que la Casa Blanca ha mantenido con el gobierno de Enrique Peña Nieto para convertir a la República mexicana en un “tercer país seguro” o en un filtro de las peticiones de asilo de quienes migran desde países como El Salvador, Guatemala y Honduras.

La negativa de México, a una propuesta que lo desbordaría y convertiría a sus fronteras norte y sur en campamentos permanentes de refugiados, ha impulsado a crear este programa alterno bajo el sugestivo nombre de “Permanezca en México”. Al frente de este programa, se encuentra el polémico asesor presidencial, Stephen Miller, quien no pocas veces ha criticado a la actual Secretaria de Seguridad Interna (DHS), Kirstjen Nielsen, por su incapacidad a la hora de convencer a México sobre la necesidad de aceptar el estatus de “tercer país seguro”.

A su vez, el gobierno mexicano ha insistido en su negativa ante la falta de capacidades para hacer frente a una avalancha que sigue empujando desde Centroamérica. Según ha advertido la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), México no cuenta con la capacidad humana, ni técnica, ni financiera para asumir esa responsabilidad.

El número de personas que solicita asilo en México aumentó más de 10 veces entre 2013 y 2017, al pasar de mil 296 a 14 mil 596, de acuerdo con estadística oficial, documentada por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados.

En medio de esta crisis humanitaria, Donald Trump planea descargar la responsabilidad de gestionar la desesperación de miles de refugiados a México. De acuerdo con los planes de “Permanezca en México”, si un migrante no teme persecución en ese país, deberán permanecer en ese territorio con carácter indefinido.

“Si se determina que tienes un miedo razonable de permanecer en México, se te permitirá permanecer en Estados Unidos mientras esperas tu audiencia ante un juez migratorio”, indica uno de los documentos.

La decisión de trasladar a México la gestión de una crisis migratoria, enfrentará a las autoridades federales y a los gobiernos fronterizos como el de Baja California y Tijuana en particular a un ambiente de constante tensión entre la población local y los miles de migrantes que hoy desbordan los refugios improvisados.

Con información de Notimex