Por crisis de financiamiento escolar a nivel nacional

August 2, 2018 - por

Por crisis de financiamiento escolar a nivel nacional

Más recortes presupuestales a la educación y menos impuestos a corporaciones y multimillonarios.

Reducen semana escolar a cuatro días en múltiples planteles, han desaparecido importantes materias, hay instalaciones muy deterioradas y libros en desuso.

___________________________________________________________________

La crisis de financiamiento escolar se agudiza a nivel nacional. Hace tres años, 29 estados proporcionaron menos fondos escolares que en el 2008. Esta situación desencadenó la “primavera educativa” y mantiene en pie de lucha a los maestros.

En Colorado, más de la mitad de los distritos escolares han cambiado a semanas de cuatro días de clase para ahorrar costos de transporte.

En diversos estados, las clases de arte, música, educación física, idiomas del mundo, periodismo de preparatoria y más están en peligro de desaparecer o ya están extintas.

También hay  48 estudiantes en aulas y un consejero de la escuela primaria cuida a 1,430 niños.

La situación se agrava.

Ahora, los maestros centran también su atención en las elecciones de noviembre. Apoyarán a los candidatos comprometidos con mejores propuestas para aumentar el financiamiento a los estudiantes.

MAESTROS ANGELINOS ACENTUAN MOVILIZACIONES

En Los Angeles, los 33 mil mentores están dispuestos a acentuar sus protestas para llegar – en caso necesario- a un paro, en caso de que el distrito escolar siga soslayando sus principales exigencias en favor de los educandos.

El pasado fin de semana, unos 800 líderes magisteriales se reunieron durante tres días para recibir información sobre la estrategia de protesta para que al retorno a clases la hagan saber a los maestros y padres.

Incluso, líderes de maestros de Arizona y Puerto Rico hicieron saber a sus colegas angelinos su organización y movilización que culminó en exitosas huelgas.

Primeramente, el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés)  quiere agotar las instancias para lograr un acuerdo sobre el contrato colectivo de trabajo con el distrito escolar  y en caso de no lograrlo acudirán a una huelga.

‘’TENEMOS QUE ESTAR EN LAS CALLES’’

Ante esto, Lily Eskelsen García, lideresa de la más importante organización de maestros – la Asociación Nacional de Educadores (NEA, siglas en inglés), con más de tres millones de afiliados, reflexiona:

“Hablar con los legisladores no está funcionando. Es como hablar con una pared. Tenemos que llamar la atención del público. Tenemos que unirnos. Tenemos que estar en las calles”.

Afirma que al haber menos recursos para la educación se multiplican los recortes de programas y aumenta el tamaño de clases. Los más afectados – dice- son las comunidades de bajos ingresos y el rendimiento estudiantil.

Y recordó las concentraciones y huelgas en Oklahoma, Colorado, Kentucky, Carolina del Norte, Arizona y Virginia Occidental.

”Este es un movimiento absoluto…y no sólo es un estado”, dice Eskelsen.

Indicó que en Arizona, Idaho, Kansas, Michigan, Mississippi, Carolina del Norte y Oklahoma, los legisladores estatales han optado por decretar recortes de impuestos que cuestan decenas o cientos de millones de dólares anuales.

Este dinero, agregó, podría haber pagado clases de menor tamaño, tecnología y libros de texto, o incluso un quinto día de clases en los cientos de distritos que se han visto obligados a reducir sus operaciones a cuatro días a la semana.

Fuente: NEA.

BAJOS SUELDOS DE MAESTROS

La dirigente expuso que las últimas tendencias en la financiación estatal explican por qué los educadores y aliados han salido a las calles a exigir más para las escuelas.

En esos estados, el pago no es el problema que ha llevado a los educadores al punto de ruptura, pero es un hecho que su sueldo es abismal. En Oklahoma, por ejemplo, hay un maestro que vende su sangre para ayudar a mantener a su familia.

En todas partes, los maestros trabajan hasta altas horas de la noche como conductores de Uber o servidores de restaurantes.

En Arizona, la huelga de una semana terminó a principios de mayo después de que el gobernador republicano Doug Ducey firmara un proyecto de ley que según él daría a los maestros un aumento salarial del 20 por ciento.

(Los cálculos de la Asociación de Educadores de Arizona  dicen que el dinero representa menos del 10 por ciento de aumento, y los líderes sindicales señalan que no proporciona un centavo para el personal de apoyo).

Los educadores de Arizona no están satisfechos. El motivo central de su protesta es el financiamiento de estudiantes. Están comprometidos a luchar por más dinero en sus aulas -para sus alumnos- y están preparados para establecer su próxima batalla en las urnas.

Ningún estado en el país recortó los fondos K-12 más que en Arizona, donde los legisladores disminuyeron el apoyo escolar en un 36.6 por ciento entre 2008 y 2015, según el Centro no partidista de Presupuesto y Prioridades de Políticas (CBPP).

Este año, el financiamiento escolar es 13.6 menos que en 2008. Incluso cuando la economía del estado se recuperó de la Gran Recesión, los legisladores de Arizona optaron por recortes de impuestos corporativos en lugar de inversiones en educación pública. Ahora los estudiantes de Arizona están pagando el precio.

Fuente: NEA.

LOGROS INSUFICIENTES EN OKLAHOMA

En Oklahoma, los educadores finalizaron su huelga de una semana a mediados de abril cuando los legisladores votaron para anular el veto del gobernador republicano Mary Fallin al presupuesto y las cuentas de impuestos, que se combinan para alimentar modestamente un aumento en la inversión estatal K-12.

A través de su persistente presencia en Oklahoma City, los miembros de la Asociación de Educación de Oklahoma (OEA) ganaron un aumento de sueldo para los maestros y profesionales de apoyo. Aún más importante, ganaron el primer aumento de impuestos estatales en los últimos 28 años. Se trata de ingresos nuevos y recurrentes para las aulas de Oklahoma, señala la presidenta de la OEA, Alicia Priest, y los miles de miembros de la OEA y padres que trabajaron para ella “deberían sentirse abrumados por el orgullo”.

Pero, ¿es suficiente? No. “Dicen que los estudiantes de Oklahoma no necesitan más fondos, y están equivocados”, dice Priest. Los miembros de la OEA ahora dirigen su atención a las elecciones estatales en noviembre. “El estado no se encontró en una crisis financiera de la noche a la mañana. Llegamos aquí al elegir a las personas equivocadas para la oficina. “No más”, promete.

Los educadores demandan a los líderes electos de su estado que:

1.-Dejen de subsidiar corporaciones

2.- Pidan a las compañías que paguen su parte justa en impuestos

3.- Aumenten las tasas de impuestos a los ingresos para los que más ganan

  1. –Eliminen todos los esquemas de cupones.

Fuente: NEA.

ESCUELAS DETERIORADAS

NEA aludió al deterioro de escuelas por falta de recursos.

En Arizona debido a plomería anticuada se  inunda un pasillo de la escuela también conocido como “poo pod”, hay libros de texto de décadas que pasan por alto los últimos 10 elementos agregados a la tabla periódica o llaman a Ronald Reagan nuestro actual presidente.

Esto, precisa, es solo parte de la evidencia de cómo los legisladores de Arizona han descuidado sus escuelas públicas.

Maestros y profesionales de apoyo a la educación han divulgado en redes sociales  fotos que muestran pésimas condiciones de aulas.

En Oklahoma, donde los legisladores recortaron los fondos K-12 en más del 15 por ciento entre 2008 y 2015, las páginas de los libros de texto de los 90 se mantienen juntas con cinta adhesiva. Las sillas y los escritorios del aula están rotos. Los tamaños de clase son muy  grandes.

En Arizona,  algunas escuelas restringen el uso de acondicionadores de aire a 10 a.m. a 2 p.m., y las temperaturas diurnas pueden superar los 110 grados. Esto obligó a una maestra a realizar su propio acondicionador de aire casero con un enfriador de hielo de espuma de poliestireno y un ventilador eléctrico.

Los bibliotecarios escolares no han tenido dinero para comprar libros nuevos desde 2008.