Priístas preparan emboscadas para perpetuarse al costo que sea

June 24, 2018 - por

Priístas preparan emboscadas para perpetuarse al costo que sea

CIUDAD DE MEXICO

El aparato corporativo del PRI-PAN-Verde-Panal-PRD-MC-etcétera, donde los poderes facticos se reparten todo el pastel, acabó siendo un Estado capitalista ñoño de corte fascista. En la próxima elección presidencial los mexicanos optaremos por retomar las raíces constitucionales que nos dieron vida, que forjaron patria.

No se puede vivir más en un territorio de caciques, divorciados de la realidad de un pueblo hambriento y reprimido, entregado a la voluntad extranjera, donde hemos llegado al límite de la corrupción, de toda abyección en favor de los poderosos. Tiene que regresar la justicia social, el mandato popular. Es un grito casi unánime.

‎Ya no tienen cabida ni la concepción totalitaria del Estado, ni el autoctonismo imperialista, ni la desaparición del estado de derecho, ni la sustitución del sistema sindical por el corporativismo, ni la libre actuación de la partidocracia como arma persuasiva sobre la población civil, para justificar todo tipo de negocios y crímenes de lesa autoridad.

Todos vamos a votar en contra del rechazo a la creencia en el desarrollo pacífico, el desprecio a los derechos individuales y sociales y la exaltación del aparato político como suprema verdad histórica, así como de la gran infraestructura de propaganda y miseria, asentada en un sistema educativo diseñado para darle la razón a quien nunca la ha tenido.

Plata o plomo, sus alternativas fatales, prebendas, cárcel o muerte para los disidentes, jamás diálogo o negociación con los adversarios o diferentes, abandonar la ley para ser aplicada por el ogro sangriento del poder. La pirámide de lo intocable, el capricho como única justificación de los actos de autoridad que debían estar fundamentados en ley previa.

Pasmarotes con teleprompter repiten consignas nazis y filofascistas

La imitación del poder despótico en manos de gobernadores raritos y sin escrúpulos ni dos dedos de frente. Obedeciendo designios y suposiciones y el terror de dejar el poder prestado por los ciudadanos.

‎Posturas políticas inauditas que han sido desechadas desde hace tiempo por las franjas pensantes de la humanidad. Respaldando organizaciones y sociedades secretas de la intolerancia y el odio que no representan sino a una cauda de fanáticos trasnochados que pronto deben recibir la lección de obedecer a la mayoría.

Pasmarotes con toga y teleprompter que repiten en la ignorancia las consignas de ocurrencias nazis y filofascistas diseñadas para otros países, en otras circunstancias de fuerza y de ventaja. Huevos de la serpiente que ya no podrán ser empollados, porque los mexicanos hemos tomado conciencia.

Hoy se preparan emboscadas para perpetuarse fraudulentamente, al costo de sangre y dinero que sea, aunque sólo cuenten con un puñado de votos ratoneros. Por la mañana repartiendo maletas de dinero en las calles urbanas y rurales, por la tarde provocando y golpeando a los que se atreven a llamar al voto contra sus atropellos.

Esto ya no puede seguir así. El pueblo con su voto debe emitir el veredicto necesario, aquél que se requiere en toda sociedad democrática para echar a la basura un sistema ñoño y criminal de inspiración despótica para cambiarlo por otro, el que tenga que reconstruirse a base de esfuerzo y de respeto.

El sistema corporativo no es la opción, sus rutas son de hace 80 años

Claro que Morena no es un partido político. Posiblemente si lo hubiera sido desde su nacimiento obedecería a unas lógicas y objetivos de los de siempre. Es un movimiento regenerador de conciencias lúcidas, empeñadas en transformar en favor de los que más lo necesitan, de quienes siempre lo han necesitado.

Hoy como nunca son indispensables los mecanismos de participación ciudadana: la acción popular, la iniciativa pública, el referéndum, el plebiscito, la revocación de mandato, para que los electos se sujeten constantemente a la voluntad de lo que ordena la mayoría. Jamás otro partido infalible.

El sistema corporativo no es la opción, porque se edificó en base a la prevalencia del capitalismo estatal y privado en la definición de las rutas de hace 80 años. ‎Hoy ese tipo de capital ya no existe: es transnacional, con testaferros locales, con caporales habilitados desde arriba del Río Bravo.

Nada de lo que sucede en México es de nosotros y para nuestro beneficio

‎La ecuación económica y financiera de los partidos oficiales, tricolores, blanquiazules, naranjas y amarillos es simple y sencillamente la misma, aunque cambien y se presten siglas y postulados, opuestos a lo que en realidad practican: poner al Estado al servicio de los verdugos. ¡No pasarán!

‎Porque nada de lo que sucede en México es de nosotros y para nuestro beneficio. Hemos llegado a ser un territorio propiedad de los logreros, de un grupito de descastados impunes. Deben revertirse las decisiones tomadas que tanto daño nos han hecho. Si no lo hacemos ahora no lo haremos nunca.

El voto popular es el origen de toda soberanía, de todo intento de desarrollo, del fortalecimiento de nuestra economía e independencia nacional. Debe ser respetado y obedecido. No hay de otra. Lo contrario es continuar la cadena de las sumisiones, del desprecio y del asesinato colectivo.

Es nuestra hora. ¡No la desperdiciemos! ¡Abajo los caciques y los vendepatrias!

Llegó el momento que siempre estuvimos esperando. La decisión por la mejor opción. Ya después dejaremos que los que tienen el poder prestado y desobedecido vayan reculando y sumándose a esta gran ola de reivindicaciones populares. No hay tiempo.

Es nuestra hora. ¡No la desperdiciemos! ¡Abajo los caciques y los vendepatrias! ¡Arriba la esperanza y el trabajo!

¡Todos a votar el primero de julio!

Índice Flamígero: De acuerdo con Tatiana Clouthier, coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, los “operativos” para perpetrar el fraude electoral en el que eran maestros sólo les dará entre 5 y 6% del total de los votos que se emitan el próximo domingo. Es un buen cálculo, porque la mayoría de los “operadores” del tricolor han desertado, llevándose incluso los “recursos” con ellos. + + + “El ratón loco; la rueda de la fortuna; urnas embarazadas, miles de difuntos aportando su voto, tarjeta electoral no marcada, coacción, acarreo, utilización de los medios de desinformación, caída del sistema, compra de votos de último momento, aparición de mesas gemelas, robo de urnas o paquetes electorales y algunos fraudes más que seguramente se les ocurrirán a los partidos tranzas que todos conocemos”, se lee en el San Lunes de hoy que publica el colega Octavio Raziel. + + + Desde Torreón, Coahuila, escribe don Miguel Ramírez: “Múltiples comentarios se pueden hacer de las campañas que han precedido a la elección presidencial que tendrá efecto en unos cuantos días más. Lo que pudo parecer parte de una estrategia para encontrar al candidato que representaría al PRIAN se convirtió en una cruenta pelea entre dos perros rabiosos, EPN y Anaya, con resultados totalmente adversos para ellos. El mutuo odio que se profesan los cegó. El principal beneficiario de este pleito ha sido Andrés Manuel López Obrador, que encabeza las preferencias electorales, distanciándose de los demás contendientes por un gran porcentaje. Quienes son críticos permanentes del tabasqueño, afirman que su éxito se debe a que ya son más de 12 años los que lleva en campaña, lo que es cierto, pero omiten decir que en este tiempo ha recibido un golpeteo constante. Morena está colocado en un lugar que pocos pudieron imaginar, dado que apenas está por cumplir cuatro años de haber conseguido su registro. Los enemigos de AMLO, que ya consideran inevitable su victoria, están pidiendo el voto diferenciado, es decir, que se puede votar por él, pero no por el resto de los candidatos de este partido para evitar darle un poder grande, lo que realmente carece de lógica, ya que quienes votaremos por él de manera consciente también procuraremos darle las armas que se necesitan para hacer que nuestro país tenga el cambio real que urgentemente requiere. Si el escenario que estamos viendo se presentara en algún otro país, la victoria del puntero ya podría considerarse segura, pero en México, en donde los priistas corruptos, perdón por el pleonasmo, cuentan con un ejército grandísimo de mapaches y hacen uso de cualquier tipo de trapacerías, es obligatorio esperar a que se termine el último round de la pelea.”