“Quédate un mes en casa”, llamado a los mexicanos. Es la última oportunidad de reducir la transmisión del coronavirus que aumenta aceleradamente: López Gatell

March 29, 2020 - por

“Quédate un mes en casa”, llamado a los mexicanos. Es la última oportunidad de reducir la transmisión del coronavirus que aumenta aceleradamente: López Gatell

Hugo López López- Gatell, segundo de izquierda a derecha, al llamar a los mexicanos a estar en casa.

Quédate en casa un mes, es la consiga para todos. Es impostergable, la última oportunidad de reducir la velocidad de la transmisión del COVID-19, que aumenta aceleradamente, afirmó el Subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López Gatell.

Y destacó:

“Que quede muy claro, seguirán aumentando los casos y va a haber casos graves y va a haber muertes; lo que se puede lograr es que se retarde la velocidad de contagios y que entonces, cuando lleguemos a la fase de máxima transmisión, que aún no ha llegado, pero inescapablemente llegará, los hospitales tengan suficientes camas para poder atender a los casos”.

Hasta este momento, en México hay 16 fallecidos, 848 casos, 2623 sospechosos y 4,341 descartados.

El funcionario estableció que no es deseable en el manejo de una epidemia llegar situaciones extremas como ocurre en Europa, donde se declaran formalmente estados de excepción, se suspenden las garantías constitucionales y se usa la fuerza pública para reforzar las medidas de salud pública, no es deseable.

“Entonces, hacemos un llamado enérgico, enfático, inconfundible a quedarnos en casa, quedarnos en casa todas y todos, es la mejor vía que voluntariamente, conscientemente decidamos quedarnos en casa todas todos al mismo tiempo”, expresó en Palacio Nacional, al dar a conocer la noche del sábado un reporte sobre el coronavirus en México.

Dijo que en México ni en cualquier parte del mundo no es posible evitar la epidemia, que se va a tener en la fase tres que se avecina y que será la más difícil pues “conlleva el peligro grande de que se saturen los hospitales con casos graves lo que puede implicar el riesgo de que no sea posible atenderlos y tengamos muertes que de otra manera serían evitables”.

Por eso su “mensaje enfático: la única manera de reducir hoy la transmisión es quedándonos en nuestras casas en forma masiva todas y todos y durante periodo estipulado ya de un mes”.

Hizo notar, igualmente, que no se están aplicando “con el rigor necesario” las medidas de distanciamiento social denominadas Jornadas Nacional de Sana Distancia. Indicó que ha habido sólo una reducción de movilidad del 30 por ciento.

“Vemos que se necesita que todas y todos en la sociedad, el sector social, el sector privado y, desde luego, también el sector público lo hagan ya, y lo hagan de manera enérgica. Quédate en casa, es muy simple el mensaje: quédate en casa”, precisó.

Y agregó:

“En la medida en que logremos las medidas masivas de inmovilización, de reducción de la actividad laboral, escolar y la concentración de personas en el espacio público en forma masiva, tendremos un beneficio para todas y todos y el beneficio necesario imprescindible, impostergable es reducir la velocidad de transmisión de este virus”.

López Gatell dijo que ni la sociedad ni el gobierno mexicano quieren vivir la situación de otras naciones, que llegan al punto que es incontenible.

Contrastó a México con las curvas epidémicas, con los casos acumulados, la cantidad de enfermos de España, Italia, Francia, Alemania y Estados Unidos y destacó que el país tiene una “situación de oportunidad”

Dijo:

“Día con día vemos cómo desde la segunda semana de marzo existe un crecimiento acelerado de la cantidad de casos diarios. Hasta hoy no hemos rebasado los mil casos registrados. Aunque el crecimiento es muy acelerado, todavía tenemos la oportunidad de frenar, más no de eliminar, pero sí de frenar la transmisión de este virus”.

Aseguró que el gobierno ya está haciendo su parte al suspender todas las actividades, reservando exclusivamente aquellas que son indispensables para que pueda existir la vida en sociedad: el abastecimiento de alimentos, el abastecimiento de agua, la energía, producción y comercialización de energía, el servicio de limpia. “Actividades realmente indispensables”.

Expuso que nadie debe confundirse sobrevalorando la importancia de su actividad o sintiendo que se desprecia lo que hace.

“Lo importante es quedarnos en casa, lo importante es reducir los contagios”, insistió.

Manifestó que la medida masiva de distanciamiento social que se puede resumir con: “quédate en casa, quédate en casa” tiene vigencia del  23 marzo al 19 de abril, sin embargo, puede estar sujeta a revisión para su ampliación, pero de momento no se ha tomado esa decisión, de momento está sujeta a una deliberación muy próxima del Consejo de Salubridad General.