Radares alertan por masa de arena y polvo rojizo que llegará a Nuevo León y a Coahuila desde el Sahara

June 22, 2019 - por

Radares alertan por masa de arena y polvo rojizo que llegará a Nuevo León y a Coahuila desde el Sahara

Saltillo,

Si bien la llegada de una masa de arena y polvo rojizoproveniente del Sahara sería casi imperceptible para el hombre, los radares de la Universidad Agraria Antonio Narro sí detectaron una masa roja que se mueve hacia las costas mexicanas, lo que podría alcanzar a Monterrey e ingresar a la Región Sureste en forma de tolvaneras.

Según datos de la meteoróloga Juana María Mendoza, el pronóstico prevé un incremento de al menos 5 puntos Imecas, es decir de 25 a 30 microgramos de partículas entre las PM2.5 y PM10, por lo que la afectación será en la calidad del aire de toda la ciudad durante el fin de semana y el inicio de la próxima.

“Siempre se da esa masa de polvo que viene del Sahara, pero la diferencia es que en esta ocasión es más visible, y esto se debe a que ha sido un año de mucho calor, entonces las tolvaneras son arrastradas por los vientos”, explicó la experta.

En este sentido, Juana María Mendoza detalló que será una condición normal durante el fin de semana la presencia de tolvaneras, sin embargo, en contraste el pronostico de lluvia para Saltillo evitará que las condiciones sean completamente negativas.

EL SAHARA SE EXPANDE 10 POR CIENTO MÁS

Durante el 2018 salió a la luz un estudio que responsabilizaba al cambio climático por el sorprendente aumento en el tamaño del desierto del Sahara en los últimos cien años. Según la investigación, el desierto más grande del mundo se ha expandido en un 10 por ciento desde 1920.

Los investigadores de la Universidad de Maryland (EU) estudiaron los datos de las precipitaciones de la región para medir los cambios en los límites del desierto y descubrieron que las temperaturas más altas en el verano, junto con los inviernos secos, aumentaron la aridez general del suelo.

Los expertos encontraron que el Sahara experimenta su expansión más significativa durante el verano, aumentando en un asombroso 16 por ciento antes de encogerse durante los meses de invierno. Los científicos creen que la responsabilidad de este fenómeno se divide entre los factores relacionados con el cambio climático y los ciclos climáticos naturales.