Reabre el museo suizo Tinguely con muestra del mexicano Pedro Reyes

July 3, 2020 - por

Reabre el museo suizo Tinguely con muestra del mexicano Pedro Reyes

Reyes transformó partes de armas de fuego para hacer cajas de música que reproducen fragmentos de melodías de los países donde se fabricaron los artefactos; por ejemplo, en la imagen de la derecha, una caja que interpreta a Vivaldi y en la que se emplearon Berettas. Foto cortesía del artista

CIUDAD DE MEXICO
El Museo Tinguely, en Basel, Suiza, reabrió sus puertas con la muestra Return to Sender (Devolver al remitente), del artista visual Pedro Reyes (CiUdad de México, 1972). La exhibición estuvo programada originalmente para abril pasado, sin embargo, debido a la pandemia por el Covid-19, se pospuso al 24 de junio pasado.

Para su nueva producción, llamada Disarm Music Box (2020), Reyes convirtió partes de armas de fuego para hacer cajas de música que reproducen fragmentos de melodías de los países donde se produjeron los artefactos. El expositor se preocupa por transformar un instrumento de la muerte en uno musical, que represente el diálogo y el intercambio. En un principio se pensó que el público operaría las manivelas de las cajas para reproducir la música; sin embargo, por la contingencia del nuevo coronavirus lo hará un empleado del museo.

La nueva producción se presenta por primera vez junto con su obra Disarm (Mechanized) II, 2014. La exhibición Pedro Reyes; Return to Sender es la quinta de una serie en la que se establece una conversación con la pieza Mengele-Dance of Death (1986).

La invitación que el Museo Tinguely hizo a Reyes da continuidad a un trabajo anterior de 2012. Para la obra grupal Disarm, pudo utilizar 6 mil 700 armas de fuego confiscadas durante la guerra mexicana contra el narcotráfico, y transformarlas en instrumentos musicales. En una primera versión de Disarm, Reyes creó instrumentos que podrían ser tocados en vivo por músicos amigos suyos. Siguió la concepción de un arma-instrumento de múltiples partes, Disarm (Mechinized) I, 2012-13, que toca piezas de percusión de manera mecanizada y automática. El segundo de las dos versiones existentes de Disarm (Mechanized) II, 2014, entrará en diálogo con Mengele-Dance of Death.

En la interacción entre ambas obras, presentadas en dos salas adyacentes, se percibe la crítica de Tinguely al totalitarismo y el examen analítico de Reyes de la sociedad en cuanto a sus procesos de intercambio en la destrucción de drogas y armas, que se encuentran en una horrenda danza de muerte. A Reyes le interesa abordar los problemas sistemáticos de la industria bélica dentro de un marco pacifista.

Promotor del poder colectivo

De acuerdo con el Museo Tinguely, Reyes llamó la atención a escala internacional en 2007 con su proyecto Palas por pistolas, en el que trabajó con las autoridades de Culiacán, Sinaloa, a fin de intercambiar armas de fuego pertenecientes a la población local por cupones para comprar aparatos electrónicos, así como derretir las armas y fundirlas para convertirlas en mil 527 palas que fueron usadas para plantar árboles.

Desde entonces esas acciones han continuado tanto en el medio local como con instituciones culturales internacionales. En paralelo con Return to Sender, dicho proyecto continuará con la plantación de un árbol castaño frente a la entrada del museo en noviembre de 2020.

Ambos proyectos, Palas por pistolas Disarm surgieron de una situación específica, la guerra mexicana contra las drogas. Sin embargo, la comercialización y proliferación de las armas es un problema mundial al que Reyes se dirige con su nuevo cuerpo de obra Disarm Music Box (2020). Con estas piezas critica la creciente acumulación de armas en el mundo desde la perspectiva pacifista. En estas obras, las armas son adquiridas de fabricantes específicos (se pueden encontrar en casi cualquier país del mundo) y luego destruidas a fin de crear cuerpos resonantes a partir de sus barriles, que son empleados en cajas musicales de nueva creación.

.