Reabrir las escuelas en julio o agosto, grave riesgo. Primero es necesaria una estructura que asegure la salud de estudiantes, padres, maestros y personal escolar, afirma el sindicato de maestros

April 30, 2020 - por

Reabrir las escuelas en julio o agosto, grave riesgo. Primero es necesaria una estructura que asegure la salud de estudiantes, padres, maestros y personal escolar, afirma el sindicato de maestros

Reabrir aulas, de máxima responsabilidad en estos tiempos de contagio sin precedente.

La reapertura de las escuelas entraña un grave riesgo. Es, en más de un sentido, un asunto de vida o muerte. Primero debe garantizarse la salud de todos los que confluyen a ellas: estudiantes, maestros, personal escolar y padres de familia. Instalaciones y personas deben estar totalmente exentos de coronavirus, aseguró el vicepresidente del Sindicato de Maestros de Los Angeles, Juan Ramírez.

En una entrevista, aseguró que fue “precipitado” lo dicho por el gobernador Gavin Newsom en el sentido de que quiere reabrir las escuelas a principio de julio o agosto. Dijo que esa declaración “despertó preocupación”, porque es pronto para reanudar clases ya que primero es necesario crear una amplia estructura de seguridad para los integrantes del sector escolar y de la sociedad californiana.

Asimismo, dijo que el gobierno federal debe financiar lo relacionado con la seguridad sanitaria ya que por insensibilidad del presidente Trump reaccionó tardíamente a la amenaza del coronavirus lo que ha colocado a Estados Unidos como epicentro de la pandemia mundial.

El vicepresidente de UTLA, siglas en inglés del sindicato magisterial, reitera la necesidad de que todos los miembros del sector educativo sean objeto de una prueba médica. Lo dice con estas palabras:

“El gran problema en Estados Unidos es que se han hecho muchas, pero pocas comparado con el tamaño de la población. Nada va a garantizar regresar a un salón de clase o donde se junte muchas gente si no estamos seguros que vamos a estar seguros. Lo decimos por todos, por los estudiantes, que vienen a la escuela, conviven con 25 o 30 compañeros y no tenemos control a donde van, qué hacen los padres de familia , sus parientes. Es problema muy grande. Mientras no haya pruebas médicas donde aseguren que la gente puede reunirse, que está libre del COVID 19 sería un problema muy grande”.

LAS PRUEBAS MEDICAS

¿Cómo va a pactar el sindicato de maestros las pruebas con el distrito escolar, que pide lo mismo?, se le pregunta.

“Que bien que el distrito lo pide, es el más grande de California. Hay muchos involucrados en esto. Insistiremos que cuando el gobernador menciona que empecemos antes, está bien, si es que hay un plan, una estructura de cómo van a trabajar todo y negociar con sindicatos para que nos convenga a todos. Mientras el distrito presione, también es muy válido”.

El Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, Austin Beutner, dice que este es problema serio y se pregunta de dónde saldrá el dinero de las pruebas. ¿De donde crees que debe salir ese dinero?

“ Del gobierno federal. Es parte de lo que no ha hecho bien y tienen mucho lugar para mejorar. Esos gastos los tiene que cubrir. Si se hubiera actuado de manera diferente no tuviéramos estos problemas. Imposible decir que cada estado se encargue de esas cuentas, de esos gastos, o el distrito. LAUSD ha obrado correctamente dando comida a los que van a los centros de distribución. El gobierno federal tiene que apoyar por todos los daños de esta pandemia, que empezó cuando no actuó de manera correcta para poner las bases para solucionar el problema. Se tardaron en reaccionar un mes y eso nos lleva a la situación que tenemos. Cuantos están infectados, cuantos fallecen. Eso no se puede olvidar. Los gastos deben ser cubiertos por el gobierno federal, que  apoya a corporaciones. La economía es importante pero más importante es la gente, los ciudadanos.

Juan Ramírez, vicepresidente de UTLA, durante una concentración de maestros frente al Palacio Municipal angelino, durante la huelga de enero del 2019.

Otra pregunta: Trump dijo que el distanciamiento social va a terminarse a partir de este juevenes. ¿ Crees que esto es prematuro y dañino para la nación?

“Muy prematuro. Qué lastima que Trump no entienda la magnitud del problema. Está apostando a las compañías que empacan carne y que dará una orden ejecutiva para que se reabran y tratar de que no haya escasez de carne, pero no piensa en el trabajador. Estas compañías multimillonarias ya tenían demandas en contra ellas. Una orden ejecutiva detiene estas demandas. Qué lastima que tengamos un líder que no atiende a los ciudadanos sino al dinero, a las corporaciones. Si no decimos nada se va a hacer más grande el problema”.

Y un planteo adicional: ¿ Crees  que se puedan reanudar las clases a principio de julio o agosto como lo expresó el gobernador el pasado marte. Es fecha fecha real, conveniente, que para entonces pueda cubrirse la protección de la salud de todos los que integran el sector educativo?

“No hemos platicado con él. Si fuera en serio tienen que platicar con todos los sindicatos involucrados. Son dos o tres meses y es pronto para estar listo para reanudar. Como padre pensaría que no enviaría a mi hijo a una escuela por más que considere que le está haciendo falta porque no lo voy a poner en riesgo. Esto llevará tiempo y por etapas y hay que tener estructuras establecidas para regresar con confianza a escuelas y centros comerciales”.

¿ Han negociado con el distrito escolar la reanudación de clases?

“Nadie ha sabido esto. La declaración del gobernador despertó preocupación. No creímos algo así. No hay plan para platicar con el distrito. Estamos tratando de mejorar el sistema que tenemos porque falta mucho por hacer. Para hacer un cambio de esos habría que estar de acuerdo con los sindicatos para mover el calendario escolar”.

Entonces, ¿fue precipitado lo que dijo el gobernador?

“Sí. Sabemos que hay ciudades y condados que están abriendo las playas y hay presión para el gobernador. Pero debe tener estructura de seguridad para todas las personas en California”.

¿Qué mensaje le envías a las madres y padres para que tengan claro el panorama?

“No es lo mismo estar en salón de clase y en el internet. Entiendo la preocupación del gobernador y de los padres pero lo más importante es pensar que esto es algo de vida o muerte. Imagínense que nuestros hijos se enfermen por ir a un lugar que no está preparado, libre de virus. Es algo que no podemos minimizar. No podemos decir no pasa nada. Sí pasa. Mejor ser fuertes y demandemos al gobierno  federal que así como ayuda con millones y millones a corporaciones, que  destine dinero para pruebas médicas. Mientras no haya una vacuna vivimos algo impredecible. Debemos trabajar juntos con padres. Contáctese con nosotros porque pelearemos lo que es justo para la sociedad y los alumnos”.